Gleyber Torres entró en la historia de los Yankees de Nueva York

El criollo ha venido pegando imparables en 9 juegos consecutivos. (Foto/La Nación)
El criollo ha venido pegando imparables en 9 juegos consecutivos. (Foto/La Nación)

El béisbol venezolano no se cansa de dejar su huella en cada temporada de las Grandes Ligas, pues apenas comenzando y sus peloteros están dando de qué hablar gracias a sus destacados arranques con sus respectivos equipos, tal como lo hizo Gleyber Torres en los Yankees de Nueva York, quien entró en su libro de récords y se erigió como el jugador extranjero más joven en batear ininterrumpidamente durante nueve juegos consecutivos.

Este domingo, Torres llegó a su noveno compromiso encendido con el madero, cuando con importantes imparables contribuyó para que su equipo venciera a los Atléticos de Oklahoma por 6 carreras a 2.

Con tan solo 21 años y 149 días de edad, el pelotero criollo, que actualmente se desempeña como segunda base en el line up del cuadro neoyorquino, se colocó a un paso de la hazaña lograda por Mickey Matle, quien en 1952 consiguió batear seguidamente por 10 encuentros, teniendo 20 años y 257 días.

Asimismo, Torres se convirtió en el cuarto jugador más joven en todas las Grandes Ligas en alcanzar tal suceso.

Sin duda alguna, el caraqueño está haciendo honor a su fama de prospecto para esta temporada, y desde el inicio ha venido siendo una pieza clave y fundamental para la ofensiva y defensiva de los Yankees.

Parra jonronero  

Otro venezolano que recientemente brilló en la Gran Carpa fue el zuliano Gerardo Parra, quien el lunes fue determinante para la victoria de su club, los Rockies de Colorado, quienes derrotaron 6 rayitas a 4 a los Padres de San Diego.

Parra conectó un cuadrangular con dos hombres en base para desenladrillar la paridad que hasta el momento había en el marcador, aportando las tres últimas carreras de Colorado y de esta manera dejar por sentada la victoria en sus filas.

Gerardo se fue de 4-1, con anotada y tres carreras impulsadas, mientras que por los Padres, Freddy Galvis se fue de 4-3 con par de anotadas. José Pirela no vio luz, se fue de 4-0.

Poca producción del lunes

Lastimosamente, el día lunes no representó la mejor jornada para la batería nacional, pues estuvieron apagados –en su mayoría- y no pudieron hacer mucho para que sus equipos se quedaran con el triunfo. 

En el duelo entre Bravos de Atlanta y Cachorros de Chicago (6-5), los venezolanos Ronald Acuña Jr., Énder Inciarte y Wilson Contreras, este último de Chicago, se fueron en blanco. En la victoria de Tampa Bay por 2-1 a Kansas City, Alcides Escobar se fue de 2-1, mientras que Salvador Pérez y Wilson Ramos pasaron desapercibidos.

Sandy León estuvo de 3-1 en la derrota 5×6 de los Medias Rojas ante los Atléticos. Ehire Adrianza, de 3-1, y Eduardo Escobar, de 4-0, no hicieron mucho en la caída 0x1 de Minnesota ante Seattle.

Mejor suerte tuvieron José Altuve (4-1) y Luis Valbuena (3-1 con impulsada) en el duelo en el que los Angelinos derrotaron a los Astros 2-1, y en donde Marwin González se fue en cero. Milwaukee se impuso 7×2 ante Arizona, con participación de David Peralta, mientras que en el otro lado jugaron Jesús Aguilar. Hernán Pérez, Manny Piña (4-2 con anotada) Orlando Arcia (4-1 con anotada y dos impulsadas) y Júnior Guerra.

Carrasco perdió 

La lomita tampoco destacó para la pelota criolla, pues Carlos Carrasco (5-2) cargó con la derrota en el duelo que los Indios de Cleveland perdieron ante los Tigres de Detroit, por 3 a 6. Además de eso, el serpentinero venezolano tuvo que soportar uno de los dos jonrones que Niko Goodrum conectó en el partido.