Drásticas sanciones para promotores de la trifulca

598
Drásticas sanciones para promotores de la trifulca
Drásticas sanciones para promotores de la trifulca

La Liga de Béisbol Profesional aplicará sanciones ejemplares a los peloteros que provocaron la trifulca del pasado miércoles, en el quinto compromiso de la serie entre Águilas del Zulia y Caribes de Anzoátegui, 3-1 a favor de los locales.

En el estadio Alfonso “Chico” Carrasquel, de Puerto La Cruz, hasta el quinto tramo se desarrollaban las acciones sin contratiempos. Caribes, obligado a ganar los compromisos restantes si desea acceder a la siguiente fase, luchaba el compromiso ante unas Águilas menos comprometidas y sin la presión de su rival.

La trifulca que se armó entre peloteros en pleno juego entre Águilas y Caribes

Sin anotaciones trascendió el juego en tres episodios completos. Los anfitriones abrieron la pizarra en el cierre del cuarto tramo, pero en la apertura del sexto Zulia igualó las acciones, y no duró mucho el empate, porque en el cierre de ese tramo se desató la ofensiva indígena con cinco carreras para abrir la diferencia., con siete más en el séptimo, ventaja que puso de mal humor a varios peloteros aguiluchos.

En la apertura del octavo episodio, Águilas del Zulia descuenta con una carrera y en ese mismo episodio se presenta un conato de pelea, que no pasó a mayores, pero fue el pronóstico de lo que vendría después.

El juego ya decidido. En la apertura del noveno tramo se armó una de las trifulcas de mayor envergadura que se recuerden en nuestro béisbol. Un hecho que debe recibir sanciones ejemplarizantes a los implicados en la reyerta.

Alex Romero en el home. Lanzando el relevista Ángel Nesbiit, y en par de oportunidades le arrimó la pelota al bateador. En cuenta de 3-0, le pegó en la espalda, y esto fue más que suficiente para que estallara la trifulca.

Romero, molesto por la acción del lanzador, se fue con el bate contra el receptor de Caribes, Gabriel Lino, y le pegó en par de oportunidades, mientras que el receptor respondió lanzándole la careta y la mascota. Fue suficiente para que se vaciaran ambos dogouts y los videos de esta acción muestran la agresividad como se desarrolló la confrontación entre los peloteros de ambos conjuntos, en un compromiso que para esa altura del juego estaba decidido.

Al calmarse las acciones, los árbitros del compromiso, de acuerdo a lo que observaron, decidieron expulsar a Yosmany Guerra, Denis Phipps, Gabriel Lino, Ángel Nesbitt, Luis Rangel, César Varela, Williams Astudillo, Jackson Melián, mánager de Caribes, y Freddy González.

Sanciones. Lamentable, grotesca la trifulca que vio el público asistente al compromiso del miércoles en el estadio Alfonso “Chico” Carrasquel de Puerto La Cruz, y el que lo observó a través de la transmisión de la televisión. Vergonzoso para el béisbol, para el deporte, lo que ocurrió en ese compromiso.

La Liga de Béisbol Profesional debe tomar sanciones drásticas, y lamentable que no lo pueda hacer de inmediato. De acuerdo a los reglamentos, debe esperar por lo menos 10 días para recibir el informe de los árbitros, y la exposición de los peloteros implicados en la tángana, suerte de unos que les permitirá continuar en la acción.

Grave que ocurra este tipo de acciones. Se sigue manejando en los medios del béisbol esa acción de que algunos mánagers ordenan “arrimar” la pelota a tal o cual lanzador, y puede creerse de acuerdo a lo que se observa en muchos compromisos.

De igual manera, los umpires deben ser más estrictos en su trabajo, y tomar las medidas en el momento oportuno. De acuerdo a la crítica, el árbitro principal, León Nieves, ha debido expulsar al lanzador Ángel Nesbbit, al acercarle la pelota a un bateador en el episodio anterior al de la trifulca.

Ahora la Comisión de Disciplina de la Liga tiene la obligación de aplicar sanciones ejemplarizantes, que pueden llevar a la expulsión definitiva de Alex Romero por el resto de temporada, lo que podría llegar hasta sanciones penales.

Gustavo Carrillo