Gerrard explica que Luis Suárez «no tenía respeto por nadie»

Gerrard explica que Luis Suárez
Gerrard explica que Luis Suárez "no tenía respeto por nadie"

La leyenda del Liverpool y excompañero Steven Gerrard lo dice «en el buen sentido» al referirse sobre Luis Suárez. «Se sabía rápidamente que sería un jugador ‘top», añade.

Luis Suárez (33 años) lleva años aterrorizando a rivales con su olfato goleador e intensidad sobre el terreno de juego.

El uruguayo no entiende de medias tintas y ello lo sufren tanto enemigos como amigos. Para muestra, las palabras de Steven Gerrard en la BBC:

«Muchos delanteros que solíamos fichar tenían respeto por jugadores como Jamie Carragher, pero él (Luis Suárez) no tenía respeto por nadie en los entrenamientos». «En el buen sentido», matiza. La ahora estrella del Barcelona llegó a Anfield con 26,5 de los millones de euros que el Chelsea había entregado por Fernando Torres. El resto se invirtió en Andy Carroll (41 millones). Huelga decir cuál fue la apuesta ganadora.

Carroll marcó 11 goles en 56 partidos con los reds antes de abandonar el barco de Merseyside en el verano de 2014 camino de Londres por 17,5 millones (West Ham). Suárez lo haría un año después rumbo Barcelona, 81 millones mediante, con 82 tantos y 47 asistencias en su haber.

El impacto del charrúa fue inmediato y a ello se refiere también el que fuera capitán del Pool en la época y ahora entrenador del Glasgow Rangers: «Sabías inmediatamente, en apenas días, que iba a ser un jugador top para el Liverpool».

Impacto inmediato

Gerrard, además, explica las razones que le llevan a decir todo esto: «Iba contra sus compañeros, forcejeaba con ellos, levantaba los codos y yo pensaba, ‘esto no es lo que se ve normalmente en un entrenamiento». «Normalmente, ves mucho respeto, pero Luis aplastaría a cualquiera y colgaría a cualquier defensa de la pared en cualquier momento».

Dato

Luis Suárez llegó en el mercado invernal de 2011 procedente del Ajax, tras hacerse un nombre entre la élite europea con sus 111 goles y 68 asistencias en Holanda. En la ciudad de los Beatles, pronto se convirtió en ídolo y llegó a ser nombrado mejor jugador de la Premier en la 2013-14, cuando el Liverpool a punto estuvo de acabar con la maldición liguera que ha durado hasta la presente temporada. Gerrard lo tiene claro: «Su llegada nos llevó al siguiente nivel. El mejor jugador libra a libra con el que he jugado».