miércoles 21 octubre, 2020
Inicio Noticias Se viene la NBA, a pocos días de verse todo en Disney 

Se viene la NBA, a pocos días de verse todo en Disney 

175 views

Regresa la NBA y este miércoles 22 de julio se dará el primer paso dentro de la cancha en lo que ha sido un difícil y sinuoso camino hasta el retorno de la actividad. Ese día comenzarán los partidos de una veloz minipretemporada, una semana de puesta a punto que culminará el martes 28 para que, dos días después, se inicie formalmente el torneo. La liga había sido suspendida el último 11 de marzo, día en que se conoció el primer contagio en un jugador.

Es buen momento, a pocos días de que regrese la mejor liga de básquetbol del mundo, para elevar el dron sobre la burbuja confeccionada para la actividad y evaluar el panorama de cara a la competencia con cinco clásicas preguntas.

Por qué regresa aun cuando EEUU está viviendo una fuerte ola de contagios de Covid 19

En la NBA, que cuenta con oficinas en China y un importante mercado en ese país -pese al conflicto que los enfrentó a principio de año luego de que un dirigente de la liga pidiera apoyo para Hong Kong​-, tenían claro desde finales de enero que el brote de COVID-19 era cosa seria. Por eso, y a sabiendas de las potenciales consecuencias que podía llegar a tener, el comisionado Adam Silver no dudó en suspender la acción el 11 de marzo, cuando se comunicó que Rudy Gobert (de Utah) se había contagiado de coronavirus.

Hubo múltiples escenarios desde entonces, pero siempre con la idea de finalizar el campeonato. La mayor dificultad, a la vez que la mayor motivación, fue el aspecto económico. La liga, en definitiva, se rige por el dinero y la pandemia podía causar pérdidas millonarias cuyos efectos no sólo se sintieran ahora mismo sino que, peor aún, hipotecaran el futuro. Por esa razón, por ejemplo, se abrió una línea de crédito por el doble de lo habitual. Y por esa razón -más allá de que se intente maquillar con la grandeza deportiva y el dar ánimo a los millones de personas que sufren por la pandemia- es que se volverá a jugar.

El eje no se corrió y una de las primeras alternativas pensadas fue ganando terreno con el correr de las semanas. ¿Y si se creaba un espacio seguro en el que alojar a todos los planteles a la vez para reducir al mínimo el riesgo de contagios? La NBA decidió que ese era el camino. Faltaba decidir el cuándo, el dónde y el quiénes.

Quiénes jugarán

Un asunto no menor fue determinar los equipos que volverían a jugar. ¿Tenía sentido arriesgar a jugadores y staffs de franquicias que estaban eliminadas de la carrera por el título? ¿Cómo definirlo? Por supuesto, fue uno de los puntos que más llamadas, reuniones virtuales y mensajes de texto entre dueños, mánagers y directivos implicó.

Al final, se decidió que 22 equipos reanudaran el campeonato. Ellos serán los 16 que al momento de la suspensión ocupaban los puestos de playoffs más los seis que estaban a una distancia de seis victorias o menos del octavo puesto, último que clasifica a la postemporada.​

Por la conferencia Oeste, la más numerosa, jugarán ​Los Angeles Lakers, Los Angeles Clippers, Denver, Utah, Oklahoma, Houston (hasta ahí, los que ya tienen la clasificación asegurada), Dallas, Memphis, Portland, New Orleans, Sacramento, San Antonio y Phoenix.

Por la conferencia Este, en tanto, estarán Milwaukee, Toronto, Boston, Miami, Indiana, Philadelphia (los ya clasificados), Brooklyn, Orlando y Washington. En este grupo se dio una situación particular, ya que dos de las máximas figuras de los Wizards (Bradley Beal y Davis Bertans) se bajaron del retorno para privilegiar la recuperación de algunos inconvenientes físicos. Eso llevó a no pocos cuestionamientos a la franquicia, que a juzgar por esas decisiones bien podría haber descartado la participación.

Cúando y cómo

La NBA tendrá su salto inicial de retorno el 30 de julio, con New Orleans-Utah y una final del Oeste anticipada con el clásico de Los Angeles, Lakers-Clippers. A partir del día siguiente, se jugará a un ritmo de entre cuatro y siete partidos por jornada hasta el 14 de agosto. El 17 comenzará la primera ronda de los playoffs, el 31/8 las semifinales de conferencia, el 15 de septiembre las finales de conferencia y el 30 dará inicio la final del campeonato que terminará como máximo, si la definición llega a siete partidos, el 13 de octubre.

La NBA llegó a un acuerdo con Disney para llevar toda la actividad a Walt Disney World, el reconocido complejo de Orlando, Florida, lleno de parques temáticos de la compañía cuyo emblema es el ratón Mickey. Allí, además de la magia de las princesas y un sinfín de personajes, hay múltiples hoteles (la liga utilizará tres) y está el ESPN Wide World of Sports, un campus deportivo con hasta tres estadios donde se disputarán los partidos.

Englobar toda la actividad en el mismo lugar reducirá la circulación y ayudará a evitar que se disparen los contagios de COVID-19. Todos los participantes de la «burbuja» son regularmente sometidos a testeos y si hay algún positivo se lo aísla de inmediato. Incluso ha ocurrido que un jugador (Richaun Holmes, de Sacramento) debió entrar en cuarentena ​por haber salido a retirar un pedido de delivery y otro (Bruno Caboclo) que salió de la habitación a preguntar si podían darle un poco más de comida sin saber que no podía hacerlo…

Hasta ahora, desde el 11 de marzo, 40 jugadores han contraído el virus, incluso recientemente, con la reanudación de las prácticas. Por eso también existen posibilidades para contratar nuevos jugadores si alguno debe ser baja definitiva.

Para determinar a los clasificados a playoffs, habrá una minifase regular en la que cada equipo terminará jugando ocho partidos. Como no todos los equipos tenían la misma cantidad de encuentros disputados al momento de la suspensión, el ordenamiento final de las posiciones se hará por porcentaje de victorias. Esto, en realidad, es así siempre, pero cobra valor especialmente en este caso, ya que los mejores porcentajes pueden no coincidir con los que más triunfos tengan.

Habrá un apartado especial que se había planteado en su momento como una opción a incorporar en el futuro de la NBA, y que tendrá su debut en este marco extraordinario: un «play in», una suerte de repechaje o Promoción entre octavo y noveno de una conferencia si la distancia entre sí al completar la mini fase regular es menor a cuatro partidos.

En ese caso, se enfrentarán entre sí con ventaja deportiva para el mejor ubicado: si el 8° gana un partido, entrará a playoffs. Para que el 9° le robe su lugar, deberá ganarle dos veces.

En los playoffs, aunque lógicamente no existirá la ventaja de localía, se mantendrá el tradicional formato dividido por conferencias; esto en su momento fue también objeto de debate, ya que algunos habían pensado en ordenar del 1° al 16° sin distinción de zonas. Y se jugará, como es costumbre, al mejor de siete partidos, es decir que pasará a la siguiente ronda el equipo que gane cuatro juegos.

El asesinato de George Floyd, un afroamericano, por parte de un policía de Minneapolis desató una ola de protestas y un importante movimiento social. Millones de personas salieron a las calles a manifestarse en contra de una violencia racial que, en Estados Unidos particularmente, parece no tener fin.

No pocos jugadores (algunos de ellos de importantísimo nombre, como Kyrie Irving) se manifestaron en contra de la reanudación de la NBA por entender que correría el foco de los reclamos y barnizaría de frivolidad la situación.

Sin embargo, desde la propia liga instaron a que los miembros de las franquicias alzaran la voz de la manera que considerasen más apropiada. Se ha visto a jugadores usando remeras con frases alusivas a la justicia social y la NBA, en una determinación inédita, abrió la puerta a que los jugadores, en lugar de llevar su nombre impreso en la camiseta, vistieran alguna frase que representara su pensamiento y su lucha.

Vía Clarín