Inicio Fútbol Con el fenómeno Bielsa en el Leeds, celebraron su título

Con el fenómeno Bielsa en el Leeds, celebraron su título

Luego de 16 años en la segunda división de Inglaterra, Leeds United, de la mano de Marcelo Bielsa, logró lo que en algún momento parecía inalcanzable: el ascenso.

El ‘Loco’, como se le llama particularmente a Bielsa, es el nombre que se tomó la portada de los diarios en una buena parte de Europa, pues su hazaña con el equipo blanco, le dio la vuelta al mundo, y seguramente dará de que hablar en la próxima temporada de la Premier League.

En un acto sencillo, los futbolistas de Derby County reciben en su estadio a sus colegas de Leeds con el clásico pasillo de honor. Es domingo, Leeds juega de visitante con la corona recién colocada sobre su cabeza: lleva 24 horas como flamantes campeones de la Championship. De fondo retumba «Ruby, Ruby, Ruby, Ruby», la emblemática canción de Kaiser Chiefs, uno de los mejores exponentes de la música indie en el Reino Unido. Marcelo Bielsa camina hacia el banco, y su sonrisa brilla.

«Bielsa es Dios. Bielsa es un regalo para Leeds. Es un ser humano amable y considerado. Justo y honesto. Inteligente y humilde. Cada vez que habla, aprendemos algo sobre el fútbol o la vida. Aprendemos cómo jugar a este juego de la manera correcta. Cómo vivir tu vida de la manera correcta.

Él es inspiración, y espero que se quede en Leeds por algunos años más». El elogio no sale de la boca de Andrea Radrizzani, el dueño del club; tampoco de ninguno de los jugadores del plantel. Es Simon Rix, bajista, compositor y uno de los fundadores de Kaiser Chiefs, originarios de Leeds y emblemas de la ciudad. Encandilado, es sólo uno de los tantos que profesa su devoción por Bielsa.

De ser posible, Rix, de 42 años, teñiría su sangre de azul, amarillo y blanco, los colores distintivos de su club. En sus palabras se percibe la adrenalina del hombre que había visto a Leeds por última vez en la máxima categoría cuando tenía 26 años. Nadie mejor que él, compositor y uno de los simpatizantes más reconocidos de «Los Blancos», para describir el momento.

«Amo el estilo de juego de Marcelo. En Leeds hemos tenido muchos años de fútbol de muy pobre calidad. Ocasionalmente, algún entrenador llegaba e implementaba un fútbol directo: pelotazos largos desde el fondo en búsqueda del N° 9. Yo quedé obnubilado en el primer partido de Bielsa en Elland Road: la posesión, la presión, los pases y la velocidad del fútbol eran increíbles. Buscaban marcar goles con oportunidades reales, y no de manera casual. Te soy sincero: todo esto es algo que jamás había visto en Leeds antes de la llegada de Bielsa. Por eso fue una alegría enorme, y la sonrisa no se me borró jamás desde ese día» le cuenta con detalles Simon a LA NACION, que además es el presidente de Leeds United Supporters’ Trust, un grupo de hinchas que trata de darles a los simpatizantes una voz adentro del club. Es palabra autorizada.

Ahora, en general, ¿qué opinan de Bielsa en Inglaterra? ¿Cómo observan allí al hombre que aterrizó hace dos años y los conquistó? ¿A partir de qué elementos surge ese enamoramiento? La mayoría (futbolistas, entrenadores, dirigentes, simpatizantes, medios de prensa, artistas) coincide en varios aspectos: hablan de la jerarquización de la profesión, del poder de convencimiento, del rigor ético, de la capacidad para lograr que el jugador se comprometa. Con sus errores, desde ya. Pero apasionado y consecuente. Un formador de conceptos. Una persona que invita a pensar. Y sobrevuela una sensación generalizada: la de mejorar al futbolista. En Leeds no sólo valoran el título, también realzan la identificación que genera en el público y a la gratitud de sus dirigidos.

«Bielsa es Dios», insiste, convencido, uno de los líderes de Kaiser Chiefs. Ve en él una especie de redentor, el orfebre que devolvió a los primeros planos a una institución histórica, pero postergada. Algo que, de escucharlo, al propio Bielsa le generaría escalofríos. Son acciones que lo incomodan. Claro, Rix no es el primer fanático que lo piensa en el condado de Yorkshire: hace algunos días pudo verse a otro hincha en la puerta de la casa del DT expresando la misma veneración. El entrenador marcó un enfático y simpático «no» con el índice izquierdo.

Lo que dicen de Bielsa los jugadores de Leeds

Lo concreto es que Bielsa cosecha una alabanza tras otra en la tierra de los inventores del fútbol. Ellos, los ingleses, están revolucionados con sus métodos. Tal vez una de las explicaciones tenga que ver con que el DT mejora a los futbolistas. Son ellos mismos quienes lo perciben y lo afirman. Uno de los casos más notorios en el campeón es Jack Harrison, de 23 años y figura elemental en el esquema. «Yo le tengo que agradecer mucho a Marcelo por mi éxito actual en Inglaterra. Él me apoyó mientras pasé una etapa desafiante en la temporada anterior» remarca el volante a LA NACION. Es en este plantel donde el zurdo parece haber encontrado su espacio después de haber jugado en New York City FC y Middlesbrough.

A préstamo desde Manchester City -dueño de su ficha-, en la presente temporada el inglés se erigió como una pieza clave del equipo, a tal punto que es uno de los dos futbolistas que dieron el presente en los 46 partidos de Leeds (Ben White, el restante) en el camino a la conquista. «Honestamente, mi conciencia y mi focalización dentro del campo de juego ha aumentado 10 veces gracias a Marcelo. Tengo que decir que estoy muy agradecido de tenerlo como director técnico. Para mí es un verdadero privilegio», puntualiza el autor de seis goles y ocho asistencias en la Championship.

El arquero Kiko Casilla asegura que Bielsa tiene poco de loco. Que más bien es el mito. «Para entenderlo hay que trabajar con él. Es muy duro, pero en todo momento sabes que todo lo que hace es para que el equipo mejore. Y eso no es una percepción mía. Es un hecho que se ha repetido a lo largo de toda su carrera: mejora al futbolista», subraya el español en el diario El País. «Es un hombre muy inteligente. Su pasión y su vida es el fútbol. Y esas ganas de fútbol, fútbol y fútbol, al final, se las transmite al jugador», dice. Y agrega: «A mí, con 33 años, también me ha ayudado. Marcelo se la juega mucho con los arqueros. Y le gusta que seas valiente. Nunca te va a decir nada por arriesgar. Jugar con esa idea es muy divertido».

Patrick Bamford, el goleador del equipo, realizó una comparación particular: «Bielsa es como tu abuelo favorito. Él nos empujó y nos hizo trabajar duro durante toda la temporada. Sabemos profundamente que mejora a todos sus jugadores y se puede ver claramente la transformación que logró con el equipo. Marcelo fue pura determinación para poder conseguir este logro con nosotros. Es una persona muy querible y sé que todo el equipo desea seguir contando con él», lo elogia el delantero inglés de 26 años. A su vez, el mediocampista Adam Forshaw también lo halaga: «Esto no hubiera sido posible si no fuera por Marcelo y su gran trabajo».

El mediocampista Stuart Dallas resultó otro de los puntos altos de Leeds. Hace 10 años, el versátil norirlandés militaba en Crusaders, un equipo semiprofesional de su país. Hoy atraviesa su mejor momento. «Verlo emocionado a Marcelo fue increíble. Lo que ha logrado aquí es increíble, realmente Bielsa es una leyenda. Se divirtió y estoy seguro de que continuará divirtiéndose también», desliza.

El escocés Eddie Gray, de 72 años, es una de las grandes leyendas de Leeds, donde jugó entre 1966 y 1983. Su mirada apunta al camino transitado y al modelo de gestión. «Los dirigentes se merecen un crédito porque tuvieron visión y consiguieron que alguien como Bielsa viniera al club. Además, lo alentaron a quedarse después de la decepción de la temporada pasada, y eso fue un gran impulso», indica. «Por supuesto, Marcelo se merece todos los elogios que recibe», añade.

El sentido de pertenencia es otro elemento vital. «Bielsa entró en el corazón del hincha de Leeds y ellos lo tendrán como un ídolo para siempre. La gente de este gran club es muy agradecida y valoran mucho la decisión de él de haber ido a dirigir a una segunda división para tratar de llevarlos otra vez a lo más alto. Para ellos es una leyenda y no sólo por lo conseguido en la cancha, sino porque es humilde y generoso con los hinchas» explica a LA NACION Luciano Becchio, el cordobés que entre 2008 y 2013 marcó 86 goles en 219 partidos para «Los Blancos», fue protagonista del ascenso de 2010 de tercera a segunda división, y hoy es adorado en Elland Road. El argentino es uno de los futbolistas con más partidos en la historia del club. «En estos días hablé con los amigos que viven en Leeds y están como locos con Marcelo:lo llaman el ‘Rey Bielsa'».

Leer completo