Ramón Contreras celebra bodas de oro como servidor deportivo

Apenas con 10 años, Ramón Contreras supo que su vocación era ser deportista. Su afición por correr lo llevó en principio a ser un exponente del atletismo y así participó en importantes carreras de la entidad, como la Media Maratón de San Sebastián, la Media Maratón de Diario La Nación y otras organizadas por la Banda Ciudadana y la Pío Gil, entre otras.
Luego incursionó en el béisbol y posteriormente en el softbol. Tras colgar los guantes como deportista activo, asumió el rol de entrenador, llegando a ser el primer técnico de la selección de fútbol sala femenino del Táchira. Luego fue director técnico de voleibol, kickingbol, softbol y béisbol.
Cumplida su tarea en los banquillos, pasó a los escritorios, comenzando de ese modo su ciclo como dirigente deportivo, que lo llevó a consagrarse en el área como un empedernido servidor del ramo.
En su desempeño como dirigente recoge grandes satisfacciones, como la consolidación de instalaciones deportivas para la comunidad de su natal municipio Guásimos, aunque también para San Cristóbal, donde fue pionero en la construcción del Parque Andrés Miranda, ubicado en la avenida Marginal del Torbes.
Por nueve años fue presidente del Instituto del Deporte de su municipio, periodo en el que logró un sustancial incremento de la práctica deportiva, del 30 al 70 por ciento; asimismo, consiguió la fundación de 18 escuelas comunitarias, lo cual le permitió consolidar a la entidad en los primeros lugares de los Judenamu y, por si fuera poco, más de 200 atletas de Guásimos alimentaron con su talento las diferentes asociaciones deportivas del estado.
Bajo su gestión, Guásimos llegó a ser nombrado como municipio deportivo piloto de Venezuela por Eduardo Álvarez, entonces máximo representante de la cartera deportiva nacional.
Eventos como la Vuelta al Táchira, Vuelta de la Juventud, Clásico de La Consolación, entre otros, han tocado al municipio Guásimos y lo han puesto en el contexto nacional gracias al empeño de dirigentes como Contreras, quien se enorgullece de sus 50 años como servidor deportivo, pues en este tiempo ha logrado satisfacciones particulares, pero también beneficios colectivos en un área de desarrollo social que le apasiona.
“Mi anhelo ha sido la masificación deportiva y estos 50 años de trabajo por el deporte es apenas el comienzo, pues aspiro a seguir aportando, contribuyendo al engrandecimiento de la actividad”, sostuvo el popular “Poncherita” Contreras. (MJS)