El beisbol sigue en play

Los niños no saben de crisis económica. Ni nada por el estilo, lo suyo es jugar pelota. (Fotos/La Nación)
La Nación Deportes
Los niños no saben de crisis económica. Ni nada por el estilo, lo suyo es jugar pelota. (Fotos/La Nación)

La pelota menuda reanudará sus actividades el próximo fin de semana, cumpliendo un calendario que prepara la asociación, en su afán por alcanzar la cantidad de compromisos programados en la presente temporada.

Esa tarea que se cumplía con entusiasmo, con la movilización de equipos de un municipio a otro, viene mermando como consecuencia de la crisis que atraviesa el país, y que alcanza a la actividad deportiva.

Marilyn Pineda, presidenta de la Asociación de Beisbol, tomando en consideración esa situación, anunció una serie de cambios para poder continuar con el torneo, evento que se puso en marcha a finales del pasado año, ya con menos equipos que en ediciones anteriores.

La situación se centra en la movilización de los equipos, causada por la problemática del transporte, y sobre esta materia, trabaja la asociación, buscando una solución, y poder reanudar las acciones.

Dice la dirigente de la pelota que en acuerdo con los clubes de localidades como San Antonio, La Grita, Michelena, Colón, se realizan los encuentros internos y posteriormente, los ganadores se desplazan a San Cristóbal para realizar compromisos en los escenarios capitalinos: estadios Táchira, Metropolitano, La Marina, Andrés Miranda.

Difícil la situación. Pero la directiva de la Asociación de Beisbol no está dispuesta a pasar la temporada por bolas, sino por el contrario, unir esfuerzos y continuar la tarea que se propusieron llevar adelante desde hace muchos años.

Bolas y strikes

Marylin Pineda tiene la convicción de que la disciplina seguirá adelante. El trabajo que se emprendió una tarde de noviembre del año pasado, no debe quedar a medio camino; y con muchos padres y representantes amantes del deporte de las cuatro esquinas, el apoyo de entrenadores, se puede concluir el actual torneo.

Unos cien equipos, en las categorías semillitas, formación especial, infantil, conforman el grupo de equipos que durante todo el año se mantienen en acción, jugando el campeonato oficial entre noviembre y julio, para luego acudir a los campeonatos programados por la Federación Venezolana de Beisbol.

Hace meses atrás, la fiesta del béisbol era un verdadero atractivo, con el grupo de niños en los diamantes de todo el estado, cumpliendo responsablemente con sus obligaciones, pero poco a poco ha venido disminuyendo el ir y venir de los peloteros, con sus macundales al hombro, acudiendo a los escenarios a cumplir con los entrenamientos diarios.

Es difícil la situación, para el traslado de los equipos desde diferentes poblaciones del estado hasta los estadios de San Cristóbal, y esto obliga a reconsiderar el calendario cada fin de semana.

De acuerdo a lo señalado por dirigentes de esa disciplina, para llegar a la final de la actual temporada, programarán enfrentamientos entre los equipos más destacados de los diferentes municipios, y estos viajarán a la ciudad capital donde se disputarán los respectivos compromisos.

Para acudir a los eventos nacionales, van a necesitar el decidido apoyo del Instituto del Deporte y de la gobernadora, Laidy Gómez, quien se identifica con el deporte, para que otorguen los recursos que se requieren para asistir a los diferentes torneos.

La situación es difícil. Una crisis que no solo perjudica el deporte de las cuatro esquinas, sino al país en general, pero que estos niños superan, acudiendo a sus compromisos, que se inician desde el mismo momento en que acuden a entrenar.

Gustavo Carrillo