Aplastante derrota de Venezuela

domingo 12 marzo 2017

Félix Hernández trabajó bien en dos y un tercio pero luego se desplomó.

454 views

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Félix Hernández trabajó bien en dos y un tercio pero luego se desplomó.
Félix Hernández trabajó bien en dos y un tercio pero luego se desplomó.

El pitcheo no funcionó. La ofensiva no fue tal y los bates durmieron en una noche que marcaba el debut como estratega de uno de los peloteros con mayor oportunidad de llegar al Salón de la Fama, Omar Vizquel.
La “ansiedad”, dijo el propio Vizquel, pudo haber causado el desastre en la Selección Venezuela, que recibió la mayor paliza en el Clásico Mundial de Béisbol, enfrentando a la representación de Puerto Rico.
Venezuela perdió sin atenuantes. Pizarra de 11×0 y nocáut, al funcionar la Regla del K.O., por permitir 10 o más carreras hasta el séptimo tramo. Y eso ocurrió con nuestra representación.
Félix Hernández abrió el compromiso. En tres episodios  y dos tercios no permitió libertades, pero faltando un out, el mundo se le vino encima y le pisaron el home en par de oportunidades.
Seth Lugo, entre tanto, se convirtió en un gigante en el morrito por Puerto Rico y su brazo dictó cátedra contra la toletería llanera. Pudo controlar a los hombres más fuertes de Venezuela y apenas toleró un infieldhit.
Vizquel decidió retirar de la lomita a Hernández, para llamar a Gregory Infante para sacar un out y conjurar el peligro de los boricuas.
Jhoulys Chacín llegó en el cuarto episodio. Todo se desarrollaba sin contratiempos, con par de carreras en contra. La ofensiva de Puerto Rico sacó todo su poder y hasta allí llegó su tranquilidad.
Trío de carreras en el cierre del sexto y seis más en el séptima liquidarían el compromiso al ponerse en vigencia la Regla del KO, cuando un equipo pierde en el episodio 7 por más de 10 carreras y Venezuela perdía por 11.
¿Qué ocurrió…? El pitcheo no cumplió su objetivo, las dos carreras que permitió Hernández en el cierre del tercer tramo y la débil respuesta de la toletería criolla hundieron el barco.
Tres aislados sencillos, inofensivos. Un infieldhit de Miguel Cabrera, uno de Odubel Herrera y el otro de Ender Inciarte, eso fue todo, mientras que los boricuas conectaron 11, entre ellos par de jonrones. Se derrumbó el sueño y Venezuela quedó muy mal ante el mundo deportivo. Una derrota que nadie se imaginó. Por blanqueo y por nocáut. No hay excusas.
No apareció en el home el poder de Cabrera, Carlos González, Vic Martínez, Sal Pérez, Martín Prado, Altuve, etc. Bates dormidos que pueden despertar para los siguientes compromisos, con la esperanza de lograr la clasificación de Venezuela. Veremos. (GC)

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on skype
Skype