sábado 17 abril, 2021
InicioNoticiasMonagas a un paso

Monagas a un paso

121 views

Con solo empatar el domingo sin goles, el Monagas S.C. habrá conseguido el primer título en su historia. (Foto/La Nación)
El Monagas S.C. ganó y fue superior que el Caracas F.C., pero de repente el resultado es corto de cara al partido de vuelta del próximo domingo en la capital del país, estadio Olímpico de la Ciudad Universitaria.
Sin embargo, jugadores, cuerpo técnico y aficionados se aferran a la tesis que con el 1-0 logrado el pasado domingo en el estadio Monumental de Maturín les alcanza para ver coronado el sueño de ser campeones por primera vez en 29 años de fundado el “Monaguitas”, pues con solo empatar sin goles en la refriega del 2 de julio a partir de la 5 de la tarde frente a los “Rojos del Ávila”, es suficiente para dar la vuelta Olímpica en el escenario capitalino.
Un universo de 31.225.000 torcedores, totalmente gratis, sin pagar entrada, se dieron cita en el partido nocturno del pasado domingo en el coso monaguense, sin llegar a ocupar el total aforo del estadio-le caben 51.796.000 espectadores-, quienes durante los 90 minutos más el agregado, no se cansaron de aupar a sus ídolos, lo que fue una gran fiesta antes, durante y después del compromiso.
Un juvenil, Samuel Barberi se encargó de llevar el éxtasis a las graderías, el esperado gol para abrir el celofán, diana que tuvo la autoría intelectual de Antonio Blondes, joven atacante de excelente labor desde que llevó a Maturín procedente del Zamora F.C., club dueño de su ficha.
Hubo que esperar hasta el minuto 46, apenas comenzando el complemento, para que el anfitrión abriera el grifo, el 1-0, que se mantuvo hasta el final, pues pese a que pudo aumentar la cuenta, claras llegadas al pórtico de mundialista Wuilker Fariñez, este de nuevo se portó como un gigante, no aceptó que le profanaran más sus redes.
Luis “Cariaco” González, la gran bujía de los “Guerreros de Guarapiche” no estuvo en su mejor noche, su endemoniado drible no funcionó a las mil maravillas como en otros partidos, en esta ocasión fue bien controlado por la defensiva roja, al extremo que se ganó una tarjeta amarilla, que lo priva de estar en el juego de vuelta y de paso fue extractado del partido restando 18 minutos para el final.
El Caracas lejos de su nivel
Muy corto este conjunto rojo de la capital, lejano del Caracas F.C. que en el otrora consiguió once títulos en el contexto del fútbol rentado nacional: corazón, ganas y enjundia es lo que tiene este grupo humano dirigido por Noel Sanvicente, que en su anterior paso por el equipo “avileño” lo llevó a conquistar cinco estrellas.
Sin importados, solo jugadores nativos, más experiencia que juventud, le fue suficiente al técnico Sanvicente para llegar a la final: Rubert Quijada (28), Edder Farias (29), Fredys Arrieta (31), Williams Díaz (32), Evelio Hernández (33), Giácomo Di Giorgio (36) y Miguel Mea Vitali (36), junto a unos muchachos encabezados por Wuiler Fariñez (20), Moisés Acuña (20), Edwin Pernía (22), Robert Hernández (23) y Robert Garcés (24).
Pero surge la gran pregunta por parte no solo de la afición que sigue al Caracas F.C., sino por la crítica especializada: ¿Le alcanzará a este grupo humano para truncar el sueño de sus colegas del Monagas S.C. y por consiguiente terminar con la sequía de títulos, ausentes de las vitrinas del conjunto caraquista desde hace siete años…?
En los hechos, en el campo de juego, son más los “Guerreros del Guarapiche” que los “Rojos del Ávila”; sin embargo, la orquesta dirigida por Sanvicente actúa en su casa, tendrá el respaldo de la afición y el campo de juego pese a que no es apto para la práctica del fútbol, se inclina un tanto más al anfitrión, que puede ser la clave para definir el campeón.
(Homero Duarte Corona)

- Advertisment -