CONTRARRELOJ

HACE RATO QUE Colombia no envía equipos de buena  monta a la Vuelta al Táchira en Bicicleta, y si asisten corredores con cierto nombre, vienen fuera de forma, en plan de entrenamiento, aportando muy poco para el espectáculo. APENAS LUIS Largo se había mostrado en la edición del 52 del Giro Andino 2017, para ubicarse en la tercera casilla en la clasificación general, no obstante luego de cumplida la sexta etapa desapareció de los primeros  15 puestos, para dejar huérfana a la delegación neogranadina de un representante pese a que enviaron un total de 24 ruteros pertenecientes a 4 equipos. SIN EMBARGO, sí hay un  corredor neogranadino en entre los diez primeros, Iván Ramiro Sosa, quien cierra filas en el combinado del Androni Giocattolli bajo el mando del entrenador italiano Gianni Savio. EL ENVIADO de Diario la Nación conversó el pasado miércoles con el jovencito, antes de partir la sexta en la serrana Mérida, mostrándose sencillo y amable, de buena conversa pese a su juventud-el 31 de octubre próximo cumple 20 años-. DE ENTRADA dijo que nunca ha corrido el Clásico RCN de su país, una añeja carrera por etapas en homenaje a una cadena radial colombiana, la de mayor trayectoria en la hermana nación después de la Vuelta a Colombia en Bicicleta. “EL AÑO pasado me fuí a Italia, corrí con un equipo amateur, y ahora estoy con el señor Savio en el Androni, estrenándome en la Vuelta al Táchira. MI OBJETIVO es ganar la categoría Sub 23, el renglón de los más jóvenes, pero si tengo chance de pelear el título de la carrera lo haré, creo que tengo condiciones para hacerlo”, ripostó con bastante seguridad. JAIRO ENRIQUE Rodríguez, un colega periodista colombiano quien lleva 29 años consecutivos viniendo a la Vuelta al Táchira intervino en la plática para señalar que Sosa tiene un gran futuro, es candidato firme para ganar cualquiera de las grandes pruebas de Europa, las tres de mayor poder: Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España. “ES UN jovencito con mucho porvenir, de la misma estirpe de Nairo Quintana, ahora mismo uno de los mejores  ruteros del mundo a nivel profesional, que  nunca estuvo en el Giro Andino, pero si vino a la Vuelta de la Juventud de Colón cuando apenas comenzaba  a despuntar en el ciclismo. GIANNI SAVIO, un zorro viejo en estos avatares de ciclismo, cuando le preguntamos el pasado miércoles sobre el potencial de Sosa, si era un gallo tapado dentro del grupo de corredores que trajo a la Vuelta, sonrió en forma maliciosa, no entró en detalles, pero lo cierto es que este muchacho tiene condiciones y muchas ganas de figurar, de allí que los grandes favoritos deben estar ojo avizor con él en las tres etapas de alta montaña que se disputará entre este jueves y el día sábado.

ENTRE  LOS TANTOS  personajes que andan inmiscuidos  de una u  otra forma en la caravana, que salen a recibir o despedir la Vuelta al Táchira en Bicicleta, nos encontramos con Epifanio Arcila, un corredor antioqueño que llegó a Venezuela hace 40 años, concretamente al estado Mérida, para realizar una carrera bien importante dentro del ciclismo de ruta, que lo llevó a ganar una edición del Giro Andino en 1980 y fue campeón de  la montaña en ese mismo año y en el siguiente. PRODUCTO DE una operación en el cerebro, según nos  contó, anda apoyado de un bastón, ahora mismo con 60 años a cuestas, no olvida todo el recorrido por el ciclismo, que lo llevó a regresar a Colombia a competir por una divisa de su país por seis años, de 1980 a 1986, fue tercero en un giro neogranadino en 1981. EN LA actualidad está residenciado en Mérida hace 25 años, allí tiene una escuela de ciclismo, donde forma la generación de relevo, además de una  Fundación, ente que también tiene que ver con el pedalismo, su pasión de toda la vida. OTRO DE los  invitados de todos los años al giro tachirense,  Silvino Fontes, hermano de Fernando Fontes, ya desaparecido de este mundo y quien fue bicampeón de esta carrera por etapas, nos presentó su saludo, y con la amabilidad que le  caracteriza nos dijo que cada vez que viene a la Vuelta al Táchira, así como siente mucha alegría y regocijo por todo lo que significa para él esta competencia, pues también fue parte de la caravana en condición de corredor, de igual forma lo arropa la nostalgia al traer a su memoria las grandes hazañas de Fernando, el “rubio” de Rubio como se le conoció en la época de oro  cuando corrió el giro tachirense.

EL JOVEN  PERIODISTA Freddy González, colega de las nuevas promociones de comunicadores sociales, tachirense de pura cepa pero residenciado en Mérida hace tres años-es redactor en el Diario Frontera de la capital emeritense-, mostró satisfacción por el hecho que la Vuelta al Táchira haya vuelto con mayor presencia en territorio merideño, prueba de ello el hecho que por dos días la caravana ha recorrido varios municipios, un récord, como sucedió el pasado miércoles que en el tránsito entre la ciudad capital y Tovar, pisó cinco municipios: Libertador, cuya capital es Mérida; Campos Elías (Ejido); Alberto Adriani (El Vigía); Pinto Salinas (Santa Cruz de Mora) y Tovar (Tovar). ESTE JUEVES de nuevo en suelo merideño, la séptima etapa partió de Santa Cruz de Mora, para de allí venirse a  la Victoria, Alto San Felipe, desvío a los túneles, El Vigía y luego entrar a tierra tachirense en la Tendida, ruta a La Grita donde está la meta, un poco más abajo del liceo Militar Jáuregui. EN LAS gráficas de Jorge Castellanos, varios momentos de la Vuelta en carretera, además de la las fotos de dos generaciones, Iván Ramiro Córdoba, el joven corredor que milita en el Androni Giocattolli y Epifanio Arcila, gloria del pedalismo colombiano y venezolano, ya retirado de estas lides.

(Homero Duarte Corona)