viernes 23 julio, 2021
InicioFútbolQuién es quién en la guerra mundial de la Superliga

Quién es quién en la guerra mundial de la Superliga

106 views

FLORENTINO PÉREZ Y EL PODER DEL REAL

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, se convirtió en la cabeza más visible de la Superliga e incluso en su único defensor en público cuando el plan comenzó a naufragar. Su influencia le permitió conseguir un fallo favorable de un juzgado de Madrid, que interpuso medidas cautelares contra eventuales medidas de la UEFA y la FIFA, aunque al final no le sirvió de nada. Poderoso empresario, Pérez está acostumbrado a apostar fuerte y salirse siempre con la suya. Pero esta vez se le complicó.

EL DOBLE JUEGO DE ANDREA AGNELLI

Andrea Agnelli, presidente de la Juventus, fue acusado de jugar a dos puntas. Por un lado, como titular de la Asociación de Clubes Europeos dialogaba con la UEFA para reformar la Champions League; por otro, maniobraba en secreto para crear la Superliga. Nieto del legendario patrón de la Fiat, Gianni Agnelli, Andrea es un abogado convencido de la necesidad de “globalizar” el fútbol. Con formación en marketing, es el responsable del relanzamiento de la Juve en los últimos

LA GESTIÓN DE LOS 4.000 MILLONES

Si el proyecto de la Superliga tenía prometido un préstamo multimillonario de la banca JP Morgan (se habló de 4.000 millones de euros) para comenzar a funcionar se debió en gran medida a que el CEO del Manchester United, Ed Woodward, trabajó en esa compañía antes de ser contratado por el club inglés. El JP Morgan ya había intervenido cuando la familia estadounidense Glazer compró el United en 2005. Tras el fracaso de la Superliga, Woodward presentó renuncia a su cargo.

EL CEREBRO DETRÁS DE LA SUPERLIGA

Menos conocido que los dirigentes de fútbol, el cerebro detrás de la Superliga es el banquero de origen marroquí y nacionalidad francesa Anas Laghrari, uno de los fundadores del banco Key Capital. Él estaba a cargo del desarrollo institucional y financiero de la European Super League Company, S.L., una sociedad con sede en España para gestionar la competencia, con la idea de abrirla a la participación de fondos de inversión. Además, Laghrari está vinculado por negocios con Florentino Pérez desde hace años.

EN INTER NECESITAN INVERSORES

Steven Zhang, de solo 29 años, preside el Internazionale de Milán, propiedad de su padre, el multimillonario chino Zhang Jindong, jefe del grupo Suning. El interés por la Superliga nacía de la necesidad de un relanzamiento internacional del club, que hace años no figura entre los grandes del continente, pero sobre todo por las dificultades financieras que atraviesa el consorcio industrial en China.Los empresarios están buscando inversores para el Inter y la Superliga parecía un buen gancho para atraerlos.

BARCELONA, CONDICIONADO POR LAS DEUDAS

Hasta hace pocos meses, cuando era solo candidato a la presidencia del Barcelona, Joan Laporta -el abogado que moldeó el éxito del club entre 2003 y 2010- se manifestaba contrario a la Superliga. Pero se afirma que Florentino lo convenció rápidamente para sumarse. Incluso hoy el club catalán se mantiene en el proyecto y reclama ámbitos de diálogo para mantenerlo con vida. Con una enorme deuda acumulada, el Barcelona necesita con urgencia ingresos todavía superiores a los que brinda hoy la Champions.

EN CONTRA DE LA SUPERLIGA

LA DURA POSICIÓN DE CEFERIN EN LA UEFA

“Vergonzoso”, “egoísta”, “cínico”, “un escupitajo en la cara del fútbol y de nuestra sociedad”… El presidente de la UEFA, el esloveno Aleksander Ceferin, no ahorró descalificaciones a la hora de comentar la Superliga. El dirigente acepta reformar la Champions League a gusto de los clubes grandes pero no admite que le roben la joya de su corona. Fue el primero en hablar de graves sanciones, por ejemplo dejando afuera de las selecciones nacionales a los futbolistas de los 12 clubes rebeldes.

EL OBVIO RESPALDO DE LA FIFA

La UEFA es la federación continental con más afiliados y más dinero: era lógico que la FIFA saliera a respaldarla. “En la FIFA solo podemos desaprobar enérgicamente la creación de la Superliga, que es una tienda cerrada, que es una ruptura de las instituciones actuales, de las ligas, de las federaciones, de la UEFA y de la FIFA”, declaró el presidente Gianni Infantino en el propio congreso de la UEFA. La FIFA trata de establecer un mundial de clubes atractivo, amplio y redituable.

BORIS JOHNSON Y LA OPOSICIÓN DE LOS POLÍTICOS

Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, fue el gobernante que más rápido y más fuerte habló contra la Superliga (también el presidente francés Emmanuel Macron se manifestó en contra). Esta postura fue clave para el rápido retiro de los seis clubes ingleses. Johnson salió en apoyo de la Premier, que se vería afectada por la competencia de la Superliga. Como viejo político, también comprendió que era un proyecto impopular, lo cual se reflejó en las protestas de los hinchas.

BAYERN MUNICH DEFIENDE LA BUNDESLIGA

El Bayern Munich, a través de su director general (y exfutbolista de prestigio) Karl Heinz Rumennigge, se pronunció de inmediato contra la Superliga. Para el campeón alemán, la Champions representa el torneo ideal. Además, el torneo “rebelde” afectaría la Bundesliga, un campeonato que funciona a satisfacción de todos sus miembros. Por otra parte, en Bayern como casi todos los clubes alemanes los socios tienen la decisión sobre los grandes temas y para ellos, pesa más lo deportivo que lo económico.

LOS INTERESES DEL PSG SON OTROS

El PSG rechazó sumarse a la Superliga por su proximidad con la UEFA y la FIFA, tanto política como comercial. El presidente del club, Nasser al Khelaifi, integra el comité ejecutivo de la UEFA. Y Catar, que controla el PSG a través de su fondo soberano de inversión QSI, organizará la Copa del Mundo en 2022. Los cataríes, además, poseen la cadena BelN Sports, que tiene los derechos de televisión de la Champions League. Era imposible que el club parisino apoyara a los “rebeldes”.

EL PAPEL DE LOS HINCHAS ANÓNIMOS

Los hinchas en Europa reaccionaron en forma inmediata contra la Superliga. Las expresiones más fuertes se registraron en Inglaterra y por parte de los aficionados de los clubes involucrados en el proyecto. Arsenal incluso tuvo que pedirles disculpas. En Italia y España la crítica de los hinchas fue más tibia, pero hubo expresiones claras de los seguidores de los equipos excluidos, “condenados” a vegetar en competencias menores si el proyecto de la Superliga se concretaba.

Con información de Ovación Uruguay

- Advertisment -