Guardiola: «El Liverpool de Klopp es el rival al que más me ha costado descifrar»

viernes 31 julio 2020

Messi, Guardiola, Saúl, Ramos, Ronaldo y otros deportistas hacen importantes donaciones contra el coronavirus
Messi, Guardiola, Saúl, Ramos, Ronaldo y otros deportistas hacen importantes donaciones contra el coronavirus

112 views

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

El técnico repasa su etapa en el City, elogia a su gran rival en la Premier y analiza cómo afrontan el duelo de Champions ante el Real Madrid.

Pep Guardiola es sin duda uno de los mejores entrenadores de la historia del fútbol. El catalán lo ha ganado todo y por el camino ha revolucionado el fútbol en su paso por el Barcelona, el Bayern de Múnich y el Manchester City. A unos días de volver a intentar triunfar en la UEFA Champions League midiéndose al Real Madrid, el «game changer» de la Premier League repasa su carrera.

“No lo creo. He aprendido mucho de mis entrenadores, de mis jugadores e intento ayudarlos como hacen todos los entrenadores para ganar partidos y jugar a como a uno le gusta”.

Sí hemos comprobado que desde que llegó a la Premier ha aumentado el número de pases y que su estilo ha calado en otro entrenadores.

“Yo creo que han venido muy buenos entrenadores en los últimos dos, tres años en la Premier League. Mi pretensión cuando fui a Alemania o aquí a Inglaterra era no cambiar nada de lo que tiene este país. Este país tiene sus cosas que lo han hecho grande y su manera de jugar. Creo que juegan menos directo porque los campos están en mejores condiciones. Soy un gran fan de ver reportajes de la Premier League en los 80 y los 90 y los campos eran barro. Ya me contarás cómo ibas a jugar por el suelo en esas condiciones. Ha cambiado mucho y hay entrenadores de otras culturas e influencias. Esto ha producido que el fútbol sea tan bonito aquí en Inglaterra. La pretensión aquí, en el Barcelona nada más aterrizar o en Alemania es jugar como yo quería. Sabiendo las cualidades del equipo porque atacaba de diferente manera en Barcelona que en Múnich que teníamos muchos más rematadores de área. Yo les decía alguna vez que me merezco ser feliz y lo soy cuando los veo jugar como me gusta. Luego la calidad de los jugadores hace la diferencia”.

¿Jurgen Klopp y este Liverpool han sido el rival más duro que ha tenido?

“Sí, con diferencia. El rival más duro al que me he enfrentado en mi carrera es este Liverpool del año pasado y este. Domina todos los registros. Si te dejas dominar, te encierra en el área y no sales. Cuando tú les dominas, corren al espacio como nadie. Son muy rápidos yendo hacia atrás. Son muy fuertes en la estrategia. Los jugadores tienen una gran fuerza mental. Es el rival que más me ha hecho darle vueltas a cómo ganarle.

Siempre he dicho que el Real Madrid es un equipo fortísimo en la historia, que me ha ayudado a ser mejor entrenador con partidos y competiciones durísimas con Jose Mourinho, Pellegrini y todos los entrenadores que ha tenido. Si me cuentas cuál ha sido el rival que más me ha costado descifrarlo y tratarlo ha sido el Liverpool.

Esto no significa que ganar sea más fácil. Los primeros años del Liverpool cuando llegué a Inglaterra era un equipo un pelín más pequeño que ahora y el Real Madrid era más fuerte. Ahora, este Liverpool es el más duro que me he encontrado en mi carrera como entrenador”.

¿Cómo va a ser el fútbol después de la pandemia?

“Me adhiero a las palabras de Marcelo Bielsa. Ojalá que no nos alejamos del aficionado y vayamos sólo al business. Ahora mismo sólo se puede pensar en el business porque el aficionado no puede venir. No es un problema del fútbol, es un problema de las tiendas de moda, los restaurantes, la gente del trabajo, los musicales, las librerías… Todos los servicios se están readaptando en todo el mundo.

No estamos nosotros para quejarnos pero la situación es más visible por el espejo de las televisiones y las radios pero todo el mundo está pringando. Están cerrando muchísimas cosas y nadie sabe cómo será. El virus sigue aquí, no ha habido un rebrote es el brote que aún no se ha ido. Es verdad que volver a confinarnos sería duro para la economía y la gente tiene que seguir viviendo. Hay que esperar que la medicina encuentre la solución a todo esto y volver un poco a lo que más o menos hacíamos antes”.

¿Cómo va sustituir a Silva?

“Fichando a nadie, con su manera de jugar y sus cualidades es muy difícil de solucionar sobre todo por su competitividad, no sólo su calidad. Su calidad es única y especial, su calidad para moverse en espacios reducidos, encontraba el hueco en una cabina de teléfonos en la que no te podías mover. Lo que más me ha sorprendido conociéndole en estos cuatro años juntos es su inmensa competitividad cuando juega al fútbol”.

¿A quién admira más: a Zidane como entrenador o como jugador?

“A los dos. Como jugador fue, bua… ¡Lo que me habría gustado jugar con él! Tuve la desgracia de encontrármelo en contra en la selección francesa. Creo que hace muy bien al fútbol. Muchas veces somos como somos, unos somos expresivos y cada uno como es.

Hace muy bien al fútbol en los buenos y malos momentos y me alegro. Aunque la gente pueda no me lo pueda creer porque es del Real Madrid, me alegro mucho que le vayan bien las cosas porque es muy bueno para el fútbol que le vayan bien las cosas a gente como él.

Si ha hecho lo que ha hecho, ganando tres Champions seguidas, quitándole dos Ligas al Barça cuando el Barça en esta década ha dominado esta competición como ningún club en el mundo, demuestra su capacidad”

¿La eliminatoria está al 50%?

“Tenemos un buen resultado del partido de ida. Si jugamos con ese resultado, tendremos muchas dificultades para poder pasar. Hemos de intentar llegar al minuto 95 diciendo que hemos sido nosotros con lo bueno y lo malo que tiene el equipo.

No hay que pensar demasiado en la ventaja que tenemos. Sabemos la ventaja que es. Si hay un equipo que pueda darle vuelta son estos grandes equipos, como también el Barcelona o el Bayern.

Conocen estas competiciones y las saben jugar. Tenemos muy cerca el partido del Arsenal, donde en estos cuatro años ha sido el momento en el que hemos estado más lejos de lo que somos como equipo, más allá de jugar bien o mal.

Ojalá nos sirva de experiencia para acabar el partido y llegar al vestuario diciendo que hemos sido nosotros, que hemos hecho lo que nos ha llevado a hacer 100 puntos que nadie lo había hecho en esta Liga, hacer 98 en la siguiente, hacer 18 victorias en la Premier League y a competir como somos incluso en los días que nos fuimos de Europa.

No vamos a hacer un cambio táctico ni nada para sorprender al Real Madrid porque nos conocen como nosotros a ellos. El único objetivo que tengo estas semanas es que los jugadores salgan ahí afuera, sin nuestra gente a jugar al fútbol. A defender cuando haya que defender, a saltar, a correr, a animarnos. Las cosas son más simples. Un equipo sólo tiene que tener esto. Es lo que quiero que tenga mi equipo”.

El escritor David Trueba cuenta que le dijo a Bielsa en una reunión de 11 horas que necesitaba la sangre que le da el fútbol a pesar de todo lo malo que lo rodea.

“David Trueba es un escritor extraordinario y un cineasta extraordinario y una de las mejores personas que tengo la suerte de conocer en mi aburrida vida. La anécdota no es así. Estuvimos 11 horas con Marcelo, no podría agradecerle más a Marcelo como nos trató porque yo no era nadie, me acababa de sacar el carné de entrenador. Fue maravilloso, el día antes estuvimos con César Luis Menotti y fue lo mismo.

Yo fui el que le dije que si tanto nos quejamos de este mundo, que no nos deja vivir, cómo es que no cogía un juvenil, en un mundo más amateur y olvidaba el mundo profesional con los medios, la crítica… Él es el que me dijo: necesito esta sangre. Todos la necesitamos o nos vamos para casa. Es una profesión muy adictiva. Te ayuda a vivir al límite de todo en lo bueno y en lo malo. Tienes que tener la habilidad para bajar en los grandes momentos de excitación y animarte en los malos. Te lleva todo al límite.

Un escritor escribe un libro y hay una crítica, sólo una. A nosotros, cada tres días, te destrozan o como te ponen como el creador que ha cambiado el fútbol inglés. No es ni una cosa ni la otra. Esto te lleva a intentar seducir a los jugadores, a que te sigan, a seguirlos tú a ellos y a aprender de ellos. Eso te hace seguir y es esa sangre que decía Marcelo.

Me gusta aclararlo porque no quiero que Marcelo pueda pensar que le robé esa frase. Necesita esa sangre y esa adrenalina. Todos los entrenadores cuando te echan dices: voy a descansar un tiempo, qué bien. A los cuatro meses estás esperando a ver quién me llama y somos como actores de cine que esperan la llamada del director para una nueva película».

¿Qué supondría ganar la Champions League con el Manchester City?

“Hay que dejar que se gane porque no sé lo que voy a sentir cuando aún no ha pasado. Lo intenté el primer año, en el segundo, en el tercero y en el cuarto y en los años que esté. Si puedo jugarla, voy a ir a ganarla. Si no la gano, habré fracasado pero lo importante es intentarlo. Lo que he ganado no me da autoridad moral para saber más de esto.

La he ganado porque he tenido clubes increíbles y jugadores increíbles y quiero seguir ganando. Lo que ayuda a ganar es tener el trabajo, El mismo derecho o ilusión que tenemos para ganar la Champions, lo tienen los otros equipos que están. No somos más especiales por ser nosotros. Nunca cuando he ganado la Champions la he ganado sin ser tú.

Después está la pizca de suerte, las decisiones y más ahora con el VAR que influye mucho. La decepción es cuando te vas fuera sin ser lo que quieres que sea tu equipo pero el deporte sigue y te da otra revancha. Si no ganas, ¿qué le vas a hacer? En el deporte se pierde más que se gana. He intentado ser tranquilo en el éxito y en el fracaso dormir mal la noche después de la derrota y luego volver a hacerlo. Es la mejor manera”.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on skype
Skype