El Barça-Nápoles se podría jugar a puerta cerrada por el coronavirus

Esta sería la razón por la que Messi no quiere más a Griezmann en el Barcelona
Esta sería la razón por la que Messi no quiere más a Griezmann en el Barcelona

No hay nada oficial, pero el FC Barcelona-SC Nápoles podría jugarse a puerta cerrada. Eso es lo que publica el diario ‘L’Esportiu’, que explica en sus páginas que la Secretaria General de L’Esport, la Conselleria de Salut i Interior y la Agència de Salud Pública se lo va a comunicar al FC Barcelona en los próximos días como medida preventiva por el coronavirus. El partido entre azulgranas y partenopeos se debería disputar el miércoles día 18, correspondiente a la vuelta de los octavos de la Champions, y ahora mismo la Generalitat de Catalunya está estudiando qué decisión tomará sobre si podrá o no acceder público al recinto deportivo culé.

La causa, una medida de prevención por el coronavirus. Según ha podido saber Goal, la decisión no es firme, ni oficial, y el club azulgrana espera que le comuniquen la decisión en próximas horas. Cabe destacar que esta medida no supondría nada extraordinario, ya que por ejemplo la Generalitat, alinéandose con los consejos de salud púlica, ya decidió aplazar la Maratón de Barcelona, que debía haberse corrido el día 15 de marzo y que finalmente se disputará el próximo 25 de octubre. Gerard Figueras, secretario general de Deportes catalán, confirmó en el programa ‘Els Matins de Catalunya Ràdio’, que el partido se podría disputar a puerta cerrada: «Es una hipótesis, no hay una decidión tomada, hay que hablarlo con el Barça», comentó.

Y es que el coronavirus sigue haciendo estragos en el mundo del deporte y más concretamente en el fútbol. Hac eunos días, UEFA hacía caso de las recomendaciones sobre que los partidos ante equipos que han estado en zona afectada por el virus se jueguen a puerta cerrada. Precisamente por ese motivo, se determinó que el Valencia-Atalanta, correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Champions League, se juegue sin público y se dispute a puerta cerrada. Así, el Getafe-Inter o el Roma-Sevilla también se disputarán a puerta cerrada. Veremos si el Barça-Nápoles acaba exactamente igual.