Kid Rodriguez al montículo con Nacionales

La Nación Deportes
El cerrador venezolano no pudo cumplir su trabajo y ha sido negociado a Nacionales. (Foto/AFP)

Francisco “Kid” Rodríguez perdió su estatus de cerrador de los Tigres de Detroit y pronto se uniformará con Nacionales de Washington, líderes en la División Este de la Liga Nacional, con ocho juegos y medio sobre Bravos de Atlanta.
Rodríguez no mostró mucho en la presente temporada, y los Tigres de Detroit marchan mal en su división, ocupando el cuarto lugar con 33 ganados y 42 perdidos, en una temporada donde los venezolanos Miguel Cabrera y Víctor Martínez no han mostrado su poder ofensivo.
A comienzos de semana, se anunció que el cerrador y Nacionales llegaron a un acuerdo de Ligas Menores y será una oportunidad para que el venezolano se mantenga activo en las mayores, en su rol de cerrador, de acuerdo a lo que muestre en las próximas semanas.
Nacionales marchan cómodos en el primer lugar, superando abiertamente a Atlanta, Marlins de Miami y Mets de Nueva York, pero de acuerdo a la nota, han confrontado algunos problemas con el pitcheo.
Rodríguez quedó en libertad el paso viernes, cuando la gerencia de los Tigres de Detroit consideró que confrontaba problemas para cumplir trabajo efectivo para el club, que pasa apuros para sumar victorias y se aleja poco a poco de las posibilidades, de luchar por lo menos en procura del comodín.
De acuerdo a los numeritos, en un total de 25.1 episodios, el “Kid” alcanzó una efectividad de 7.82, unos 8.2 abanicados por cada nueve episodios, pero negativos numeritos en boletos otorgados con 3.9.
El cambio podría beneficiar al lanzador venezolano, siempre y cuando los Nacionales de Washington lo utilicen regularmente y de acuerdo como se presente la situación en los encuentros.
El venezolano presenta un promedio vitalicio de 2.86 carreras limpias permitidas, con 437 juegos salvados, cifra que es la cuarta más alta en la historia del béisbol de las mayores.
Rodríguez tiene la oportunidad de convertirse en taponero y su experiencia puede ayudar, mientras que la gerencia del club busca otras opciones. (GC)