sábado 17 abril, 2021
InicioNoticiasTalentos con calidad de exportación

Talentos con calidad de exportación

8 views

Además de Yonathan Eugenio, también figuraron jóvenes de la talla de Kemir Matheus, Yurgen Ramírez, Cristiam Laya y José Molina, entre otros. (Foto/Carlos Eduardo Ramírez)
Además de Yonathan Eugenio, también figuraron jóvenes de la talla de Kemir Matheus, Yurgen Ramírez, Cristiam Laya y José Molina, entre otros. (Foto/Carlos Eduardo Ramírez)
En 47 años de historia, muy cerca del medio siglo de creada, la Vuelta Ciclista de la Juventud se ha convertido desde su nacimiento en catapulta de los futuros ases del pedalismo de Colombia y Venezuela.
Aunque en ocasiones han venido jóvenes ruteros de otros países, en esta época y ante la falta de recursos económicos, esto trajo consigo que la organización del magno evento se privara de invitar a otras naciones del continente, incluso de Europa, que sería lo ideal para que la carrera tuviera una gran connotación en el contexto universal.
Sin embargo, y pese las limitaciones, el Giro Joven colonense hace rato se puso los “pantalones largos”, pues por esta importante justa del pedal han pasado muchachos que apenas comienzan a despuntar arriba de la bicicleta, para en pocos años pasar a ser figuras del concierto internacional.
Los ejemplos sobran; no obstante, existen dos nombres emblemáticos: un venezolano, José Rujano, de gran figuración en Europa, hizo podio, un tercer lugar en su debut en el Giro de Italia, año 2004, además de ganar el título de mejor escalador, mientras que a nivel de América tiene un titulo de Vuelta a Colombia en Bicicleta, cuatro coronas de la Vuelta al Táchira, un campeonato de la Vuelta a Venezuela y otros logros en carreteras de Europa, América y Asia.
Al nombre de José Rujano se suma el de Nairo Quintana, quien debutó en la Vuelta de la Juventud de 2008, pero sin poder cargar con el título. Ocho años después, este corredor neogranadino ya ha sumado varios títulos internacionales en su haber, destacando un Giro de Italia, además de un subcampeonato; dos segundos lugares en el Tour de Francia y el domingo pasado volvió a estar en el podio de la justa “Gala”, fue tercero, prueba fehaciente de todo el nivel con que cuenta.

Sigue el nacimiento
de nuevas figuras
No para la Vuelta de la Juventud en descubrir nuevos talentos, jóvenes con calidad de exportación, como recién ocurrió en la edición 47ª de 2016, con la presencia de futuras promesas, destacando el nombre del trujillano Yonathan Eugenio, quien se convirtió en el primer criollo en ganar un Giro Joven nacional vistiendo la casaca de un combinado extranjero, en este caso, una divisa de la hermana república.
Pero no solo Eugenio brilló con luz propia, también destacó José Molina (Amo Táchira-Concafé), que independientemente haya claudicado en la etapa al cronómetro y en la penúltima, no deja de ser un corredor con mucho futuro; al igual que el lotero Kemir Matheus, subcampeón de la carrera.
Otros jovencitos que darán de qué hablar son el barinés Cristiam Laya, hasta la última etapa líder de los esprints; Yurgen Ramírez, tercero en la clasificación final, también nativo de la capital “Marquesa”; José Díaz, muchacho integrante del club Fundación Venezuela-País de Futuro, cuarto en la tabla, y Aníbal Natera (Fundación Ángel Pulgar), quien fue quinto al final de la competencia.
No obstante, en aras de la objetividad y el análisis serio, sin duda que a estos nombres se pueden unir otros, pues por el hecho de no haber terminado ubicados entres los diez primeros de la clasificación general, no quiere decir que no tengan talento y calidad, para más adelante ser corredores de primer nivel, ejemplo vivo de ello Yonathan Eugenio, que en su tercera participación en la carrera fue cuando tuvo figuración. (Homero Duarte Corona)

- Advertisment -