Luka Doncic histórico: lesionado, 43 puntos y triple sobre el final para ganar a los Los Angeles Clippers

lunes 24 agosto 2020

Doncic celebra con sus compañeros su triple sobre la bocina. Kevin C. Cox AFP
Doncic celebra con sus compañeros su triple sobre la bocina. Kevin C. Cox AFP

210 views

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

El esloveno, que antes del partido hizo las paces con Harrell, jugó a pesar de su lesión en el tobillo y realizó una nueva exhibición.

Luka Doncic tiene 21 años. Conviene recordarlo después de cada una de sus sorprendentes exhibiciones. Las que hace en plenitud de condiciones físicas y las que, como esta noche ante Los Angeles Clippers, realiza medio cojo, con el tobillo en soberano sufrimiento después de lesionarse hace sólo 48 horas. Con un triple desde Eslovenia, (medio cojo, repetimos) sobre la bocina, para empatar la serie ante el último MVP de las Finales. Noches para la historia de la NBA.

El esloveno lideró a los Dallas Mavericks, que han logrado empatar la serie de primera ronda de los Playoffs en un equilibradísimo 2-2. En una eliminatoria que parecía menos competida de lo que finalmente se ha demostrado. En unos encuentros en los que Doncic se ha erigido como la superestrella que podía llegar a ser, pero que ya es. Ahora, en la burbuja de Orlando.

Empezó mal Dallas, que no pudo contar con Porzingis y que llegó a estar 20 abajo en el segundo cuarto (55-35). Pero se recuperó en un gran tercer cuarto de Doncic (13 puntos y cinco asistencias) y apretó en el inicio del último periodo, con el ex del Real Madrid en el banquillo. Ahí aparecieron los secundarios, casi tan necesarios como las estrellas: Seth Curry (15 tantos), Trey Burke (25)y Tim Hardaway (21).

Los tres aguantaron el ritmo de Kawhi (32) , Lou Williams (36) y los Clippers hasta la vuelta de Doncic, que con dos triples consecutivos amplió un poco la renta, del 105-110 al 109-116, antes de un intercambio de golpes y malos ataques que terminaron en el 121-121 tras un error de Leonard en el tiro decisivo. Prórroga obligada.

En el tiempo extra y con Doncic fatigado, el esloveno asumió las posesiones y Burke los lanzamientos. Kawhi mantenía a los Clippers en el partido y amenazaba con poner un peligroso 3-1 en la eliminatoria, pero Doncic calmó los ánimos con un genial reverso sobre Reggie Jackson para el 130-132 a falta de 19 segundos. Los Mavericks acariciaban el 2-2, pero Marcus Morris anotó un triple que heló la sangre de los texanos: 133-132. Con nueve segundos por delante, Doncic estiró la posesión hasta el final y desde más allá de siete metros encestó un triple majestuoso sobre la bocina para ganar el partido.

43 puntos, 17 rebotes y 13 asistencias , con un 58% en tiros de campo y un +11 con él en pista en los 45 minutos que disputó. Y con el tobillo lesionado, con los fisios aplicándole masajes en cada parón para ampliar su tiempo de juego.

Ya estaba disputando los Playoffs, pero hoy Luka Doncic ha escrito una de esas páginas que sólo los grandes, los más grandes de la historia de la liga, han sido capaces de protagonizar.

2-2. Dallas vive.

La paz con Harrell

Antes de desquiciar nuevamente a los Clippers, Doncic firmó las paces con Montrezl Harrell, pívot rival que en el último encuentro se había referido a él como «puto chico blanco». El interior de la franquicia angelina recibió el aviso, que no sanción, de la NBA y el consejo intenso de su entrenador, Doc Rivers, y quiso acercarse al esloveno antes del salto inicial. Charlaron con cordialidad y se dieron la mano tras una polémica que no debería salir de la cancha de baloncesto.

Reacciones en redes sociales

 

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on skype
Skype