jueves 16 septiembre, 2021

Invictos

2 views

José Manuel Velásquez marcó el gol por parte de la Vinotinto.(Foto/AFP)
José Manuel Velásquez marcó el gol por parte de la Vinotinto.(Foto/AFP)

La Vinotinto cerró con broche de oro la fase de grupos de la Copa América Centenario tras igualar a unno ante el seleccionado mexicano y de esta manera colocarse en la segunda posición del grupo C, sin conocer la derrota. Con variantes en la alineación, Venezuela saltó al campo y apenas a los 10 minutos de juego, el marcador central, José Manuel Velásquez, de chilena marcó la mágnifica anotación con la que la patria dividió honores con su rival.

Aunque México siempre fue combativo y estuvo dominando el juego -casí siempre-, Venezuela demostró que la defensa es uno de sus puntos fuertes y se valieron de la dupla conformada por Wilker Ángel y “Sema” Velásquez para evitar la caída de su pórtico, además de que en diferentes oportunidades el cancerbero Dani Hernández fue exigido y respondió a la altura de las ocasiones.

Rolf Feltscher fue determinante para el segundo tiempo y mejoró su desempeño; se adueño de la banda izquierda y repelió cualquier ataque mexicano por ese sector. Alexander González sustituyó al lesionado Roberto Rosales y también colaboró con la zaga, aunque José Manuel Corona terminó por ganarle la mayoría de los duelos.

El gol venezolano fue una obra maestra; Christián Santos asistió con la cabeza a Sema, para que de chilena empalmara y mandara a guardar el balón en el fondo de las redes contrarias; una perla que puso a soñar a los criollos con una eventual victoria.

México no se amilanó y continúo buscando el gol del empate para quedarse con la punta del grupo C, lo que les da una cómoda posición para la siguiente fase, ya que se medirán ante el segundo clasificado del cuarteto D, el cual podrían ser las selecciones de Chile o Panamá. Por su parte a Venezuela, por ser segunda, le corresponderá medirse ante el primero del D, posición que probablemente se quede en las manos de Argentina.

Ahora los bolivarianos tendrán que cambiar el chip de la fase de grupos, en la que marcaron en todos los partidos y a todos sus rivales. Tendrán que pensar en el siguiente contiendente, probablemente sea la albiceleste, un equipo hábido de títulos y que últimamente ha tenido que cargar con el estigma de ser segunda; no obstante, la Argentina partió como favorita para hacerse con el máximo honor de este certamen y fijará como punto vital sacar a cuan rival se les atraviese.

Rafael Dudamel, director técnico del cuadro nacional, aprovechó el encuentro para realizar algunas modificaciones en su 11 inicial; alinéo a los delanteros Santos y Yhonatan del Valle; repitió a Adalberto Peñaranda como creador y volvió a meter a Luís Manuel Seijas, esta vez para que trabajara en la recuperación junto a Tomás Rincón, ya que Arquímedes Figuera no pudo estar disponible tras cumplir con una fecha de suspención a raíz de haber acumulado tarjetas amarillas.

Corona entró en la segunda parte y fue un dolor de cabeza para la Vinotinto, aprovechó su hablidad y regates para constantemente ingresar al área criolla y colocarla en peligro. A  falta de 10 para el final del cotejo consiguió su recompensa, pues en previas ocasionas estuvo a punto de concretar la anotación del empate. Corona entró por todo el centro del área eludiendo rivales y quedó en mano a mano contra Hernández, a quien fusiló y vulneró su arco, salvando el honor de los mexicanos. (Favio Hernández)

- Advertisment -