Inicio ganador

0
104
Víctor Córdoba ingresó desde el banco para resguardar el marcador. (Foto/Cortesía DT)
Víctor Córdoba ingresó desde el banco para resguardar el marcador. (Foto/Cortesía DT)

Las cosas salieron como se planearon, el Deportivo Táchira fue al llano venezolano y se trajo los tres puntos a casa, gracias a su victoria por la mínima diferencia ante el Portuguesa FC, empezando -de esta manera- con pie derecho su andar por el Torneo Clausura 2017; certamen que el aurinegro piensa ganar.

El juvenil y subcampeón mundial, Jan Hurtado, marcó el único tanto del encuentro entre tachirenses y portugueseños. Diana con la que el cuadro atigrado logró su conquista en condición de visitante, y con ello se trajo sus tres primeros puntos a casa.

Táchira dominó la mayoría de las acciones en el encuentro, aunque en algunos pasajes pasó apuros.

Santiago “Sachi” Escobar salió con una alineación innovadora, en la cual incluyó al lateral derecho Héctor Noguera, y a los mediocampistas Luis Vargas y Darwin Gómez. El resto ya es conocido, José Contreras en el arco, Giovanny Romero y Yuberth Mosquera como guardianes de la zaga central, y Edwin Quero por la banda izquierda.

Vargas y Ramírez coparon los espacios en la mitad de la cancha, junto al subcampeón mundial Samuel Sosa, y Gómez, mientras que del ataque se encargaron el paraguayo Víctor Aquino y el otro subcampeón vinotinto, Jan Hurtado.

Con un juego trabado y sin claridad empezó la contienda; solo faltaron 16 minutos para que el desenlace del partido se esclareciera. Hurtado aprovechó la oportunidad para encajar el esférico en las redes contrarias y con ello iniciar el camino triunfal tachirense.

Como siempre, Portuguesa fue un hueso duro de roer. Nunca bajó los brazos y siempre buscó incomodar a los visitantes, valiéndose de su condición de local, en la que la humedad y el terreno les eran favorables.

A pesar de ello, Táchira nunca se amilanó. Fue más que su rival y propuso mucho más ataque que los rojinegros. El cancerbero adversario y la zaga de Araure se dedicaron a repeler y contrarrestar las intentonas de gol aurinegras.

Un buen comienzo para el conjunto andino, el cual regresó a casa con los bolsillos llenos. Escobar movió su banquillo en los últimos minutos, para resguardar el resultado, una estrategia similar a la que Carlos Maldonado implementó durante su pasantía en la escuadra atigrada.

Ahora será hasta dentro de siete días que Táchira vuelva a los engramados nacionales. Esta vez en condición de anfitrión, recibiendo al Atlético Socopó, un plantel novato en la Primera División del Fútbol Profesional Venezolano. (Favio Hernández)