sábado 12 junio, 2021
InicioNoticias“Generación de oro” pierde brillo

“Generación de oro” pierde brillo

193 views

Más de 100 medallas de oro fue la diferencia entre Colombia y Venezuela en estos Juegos Bolivarianos. (Foto/AFP)

Al momento de escribir esta nota, todavía en Santa Marta estaban por disputarse 39 medallas de oro, una cifra marginal que en nada modificará el orden de los XVIII Juegos Bolivarianos que una vez más, y como sucedió en Lima en 2013, terminan con Colombia como campeón absoluto, con 198 preseas de oro, 125 de playa y 105 de bronce.
Venezuela, que en la edición 17 de la justa bolivariana perdió un reinado de 52 años desde 1961, en los que cosechó 13 títulos absolutos, quedó segunda; pero en esta ocasión con más de 100 medallas de oro menos que la delegación colombiana. La cuenta hasta el final de la tarde de este viernes iba por 87 doradas, 87 preseas de plata y 97 de bronce.
En comparación con los resultados obtenidos en Lima (161 oro, 168 plata y 128 bronce) Venezuela registra un descenso de más del 40 por ciento; mientras que Colombia, que en la pasada edición cosechó 166 medallas de oro, creció más de 16 por ciento, luego de llevar su cuenta de títulos a 198, al menos hasta el cierre de esta edición.
En los pronósticos, las opciones de Venezuela de retomar el liderato en estos Bolivarianos eran exiguas; una vez iniciada la justa y con el paso de los días los mismos se fueron confirmando, luego de que Colombia nada más al término de la primera semana de competencias lograra establecer una ventaja de 72 preseas de oro en el cuadro de medallas (120 contra 48).
Las posibilidades de superar de nuevo a Colombia eran tan remotas que hasta estaban contempladas por la dirigencia deportiva nacional, para la cual estos resultados son, lejos de alarmantes, aceptables, pues se estaría cumpliendo la expectativa, trazada en alcanzar entre 85 y 100 medallas de oro.
Juan Carlos Amarante, viceministro de Deporte de Venezuela, se mostró satisfecho con los resultados obtenidos en una entrevista concedida al diario El Espectador, en la que resaltó que los jóvenes que están compitiendo en estas justas hacen parte de una generación con un promedio de 24 años de edad. “Estos deportistas estarán presentes en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Además, muchos también están proyectados para estar en París 2024”, aseguró.
Amarante reconoce el crecimiento del deporte del vecino país. “Pero nosotros seguiremos esforzándonos mucho más para un mejor entrenamiento en cada una de nuestras disciplinas”, indicó el dirigente, al tiempo que confía en que “vamos a ser una potencia deportiva en el futuro”.
El viceministro restó importancia a la situación país, considera que nada tiene que ver con el rendimiento de los atletas, que –aseguró- recibieron mayor asistencia por parte del Ejecutivo nacional para los Juegos Bolivarianos.
En Santa Marta, Venezuela compitió con una delegación de 598 atletas en 46 disciplinas, 35 ganaron medalla, 21 sumaron de oro.
Contrastes
Las palabras de Amarante contrastan con las impresiones de algunos atletas, como la garrochista Robeilys Peinado, medalla de oro en Santa Marta, quien consultada para la misma nota del medio colombiano, expresó que “es un poco triste –la diferencia con Colombia en el medallero- porque tenemos mucho talento, pero no sé qué está pasando. Es duro ver que estemos tan lejos, mi meta era venir para ayudar a Venezuela en lo que pudiera y estoy segura de que todos los atletas estamos dando lo mejor”.
Peinado, como muchos deportistas venezolanos, ha logrado crecer en su carrera gracias a que está fuera del país. La atleta está radicada en Polonia, así como Yulimar Rojas, campeona mundial de salto largo, vive en España; y prácticamente todos los integrantes del equipo de natación, único deporte en consagrarse campeón en Santa Marta, viven en Estados Unidos.
El presente exitoso y futuro prometedor que tiene cada uno de ellos es difícil de garantizar si vivieran en la Venezuela actual, sobre todo cuando los atletas que sí hacen vida en el territorio nacional acusan deterioro de instalaciones y problemas para mantenerse, alimentarse y entrenarse, además de dificultades para acudir a competencias o concentraciones.
“La generación de oro”, como la nombra el Gobierno nacional, perdió brilló en Santa Marta y pareciera destinada a ello, muy a pesar del talento y calidad del atleta venezolano, contrarrestado por un dirigencia que lejos de estar comprometida con un proyecto deportivo, lo está con uno político.
Las disciplinas más
destacadas (oro)
Natación (15)
Levantamiento de pesas (14)
Lucha (11)
Atletismo (7)
Esgrima (6)
Judo (6)
Karate Do (5)
María José Salcedo

- Advertisment -