Enderezar la ruta

El encuentro se jugará en el estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo. (Foto/Archivo)

El encuentro se jugará en el estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo. (Foto/Archivo)
Con la misión de cambiar su destino, el Deportivo Táchira enfrentará esta tarde a las 5 al Atlético Venezuela en el estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo, en duelo correspondiente a la octava jornada del Torneo Apertura 2018 del Fútbol Profesional Venezolano.
Para nadie es un secreto que este no ha sido el mejor inicio de una temporada para la escuadra aurinegra, pues solo ha conseguido una victoria, el resto han sido empates y una derrota, la cual fue sufrida el sábado en la capital de la República, precisamente en el estadio Brígido Iriarte ante Estudiantes de Caracas, conjunto que les superó por la mínima diferencia y ahondó aún más la accidentada gestión andina del 2018.
Muchos aspectos se deben corregir para enderezar el rumbo, como la indolencia de los jugadores en la cancha, quienes con pecho frío salen al rectángulo de juego a intentar hacer algo, sin ningún fruto.
Sería más que todo un llamado a la reflexión y a su conciencia, también la del cuerpo técnico, para que sienten cabeza y se ubiquen en la responsabilidad que conllevan al representar a una de las instituciones más afamadas y populares en el balompié criollo; un gigante histórico venezolano que hoy no muestra su mejor cara y se deja pisotear por cualquier subversivo que se les plante al frente, rivales que ya le perdieron el miedo y el respeto a los colores amarillo y negro. Esa es la realidad actual de Táchira.
En cinco salidas, Táchira ocupa una deplorable casilla 12, con una victoria, tres empates y una derrota, habiendo marcado en seis ocasiones y recibido la misma cantidad; todo esto para un total de seis puntos. Mientras tanto, el Atlético Venezuela es décimo con siete partidos jugados, de los cuales dos han sido ganados, dos igualados y tres perdidos. Tienen ocho goles a favor y 11 en contra, sumando ocho unidades.
Atlético Venezuela viene de igualar a un tanto con el Zulia, en condición de local. Llegarán enfocados en sacar provecho de este mal momento aurinegro y llevarse por lo menos un punto a su casa, tal como ya lo han hecho varios equipos.
Sin embargo nunca es tarde para cambiar una mala racha y hoy es un buen día para colocar punto y final a este deplorable paisaje. Comenzar un nuevo sendero que les lleve al triunfo les hará ir escalando posiciones en la Clasificación General del campeonato y meterse en puestos que conducen hacía el Octogonal Final, y de esta manera superar lo registrado en el final del 2017, en donde quedaron marginados de esta instancia.
La justicia será impartida por una terna arbitral comandada por el árbitro merideño Hildemaro Lira, quien tendrá en sus manos la conducción de las reglas en el partido.
Francesco Stifano, director técnico atigrado, continuará echando mano de la misma convocatoria que –prácticamente por obligación- ha venido utilizando en los últimos juegos, ya que aún no se han recuperado los lesionados César Martínez, José Contreras y Duglar Angarita; hasta el momento se desconoce el regreso de Luis “Luisito” Chacón a la plantilla.
Todo el mundo merece una oportunidad más. Y este es el momento para el Deportivo Táchira, una institución que deberá contentar y reencontrarse con su desilusionada afición, enamorarla nuevamente y retomar el respeto que merece uno de los equipos con mayor trayectoria en Venezuela.
Favio Hernández