domingo 9 mayo, 2021
InicioNoticiasEmpate Prometedor

Empate Prometedor

139 views

El partido estuvo para cualquiera, cualquiera de los dos pudo y mereció haber ganado. (Foto/Jorge Castellanos)

Quién haya dicho que los empates a 0 goles son aburridos es porque no ha visto un duelo como el que Venezuela y Colombia llevaron a cabo durante la tarde-noche de ayer en el estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo, escenario que acogió la fecha número 15 de las Eliminatorias Mundialistas hacia Rusia 2018, y que concluyó con una igualdad, sin romper el celofán.
El partido estuvo para cualquiera, solo que Venezuela tuvo a Wiulker Faríñez como cancerbero de su pórtico, mientras que Colombia contó con la suerte de los postes. En líneas generales fue un cotejo de mucho roce, de entradas fuertes y en su mayoría limpias, lo que reflejan las tres tarjetas amarillas mostradas en todo el juego.
Una plaza a reventar en la cual quizás había más aficionados neogranadinos que criollos, el apoyo se dividió al igual que el dominio de las acciones del encuentro, un rato para Venezuela, un rato para Colombia.
Rafael Dudamel sorprendió con una alineación muy distinta a la que veníamos viendo continuamente. Faríñez confirmó su indudable responsabilidad de custodiar el arco nacional; Jhon Chancellor y Mikel Villanueva se estrenaron como pareja de centrales, pasando la prueba, pues anularon totalmente a Radamel Falcao. Rolf Feltscher se encargó de la banda izquierda, en donde nada más y nada menos jugó Juan Guillermo Cuadrado; Feltscher quizás fue el más deficiente del cuadro Vinotinto, no tuvo vida marcando al hombre de la Juventus. Víctor García tuvo una buena actuación por la derecha, resolvió en defensa y se sumó con peligro al ataque.
Yangel Herrera se encargó de la contención, un trabajo impecable -salvo algunas particularidades-, mientras que a Tomás Rincón lo vimos más adelantado en una labor mixta. Sergio Córdova se paró por la banda derecha con una presencia muy opaca, y por la otra banda pasó Darwin Machis, quien participó más en la ofensiva y se combinó varias veces con Josef Martínez, jugador que estuvo libre jugando por detrás de Salomón Rondón.
Un planteamiento muy equilibrado el que sentenció Dudamel en el cual incluyó a piezas sub 20, concedió oportunidades a otros jugadores, y conservó a la vieja escuela, incluso les alternó otros roles.
Los primeros minutos fueron de mucho estudio para ambas escuadras, con pocas y mansas insinuaciones en ataque. Fue hasta el 13´ cuando Martínez llevó la primera ofensiva clara del partido, gracias a un disparo de lejos que se fue por alto de la portería de David Ospina.
Al minuto 30 arrancó el show de Faríñez, quien representó la mayor ilusión del pueblo venezolano, pues con tan solo 20 años de edad se comportó como un gran portero. Sus reflejos, atajadas y voladas fueron determinantes para evitar la caída del pórtico bolivariano. Siempre estuvo bien parado y jamás perdió la atención de la pelota y su dirección. Sobre la raya le sacó un cabezazo de gol a Falcao, mostrando su gran habilidad.
No obstante, al 34´ respondió Venezuela con un balonazo que pegó en el horizontal colombiano, Josef fue el autor de esta acción que por poco pone el grito de gol en las gargantas venezolanas. Martínez siempre estuvo en la jugada, fue un revulsivo en ataque y siempre se desmarcó, transformándose en una constante opción para tocar el balón. Fue sustituido por Rómulo Otero, un cambió que causó molestias en el jugador.
A lo mejor el estratega Vinotinto buscó la ventaja con la pelota parada al ingresar a Otero, pero el mediocampista tuvo par de oportunidades que desperdició terriblemente. Jhon Murillo entró por Machis y aportó poco. Protagonizó una jugada que por poco capitalizó Salomón, pero Ospina se interpuso entre la dirección del esférico y el arco. Más adelante salió Córdova y en su lugar ingresó Arquímedes Figuera para darle mayor contención a la mitad de la cancha.
Colombia salió con todo para el complementario y apenas con 5 segundos de juego Cuadrado le quemó las manos a Faríñez, quien mandó su remate para el tiro de esquina. Los neogranadinos no bajaron su ritmo y continuaron el asedio contra los locales. Chará tuvo otra clarísima al aprovechar un error de Chancellor pero su disparo se fue por encima de la arquería.
Cualquiera de los dos pudo y mereció haber ganado. Ambos hicieron méritos con buenas jugadas. Con este empate Colombia sumó a 21 años sin derrotar a Venezuela en su casa. Por la Vinotinto fueron amonestados Córdova y Rincón, este último no podrá jugar ante Argentina el martes, pues deberá cumplir sanción; mientras tanto por los cafeteros Oscar Murillo vio la amarilla.
Con las expectativas por todo lo alto y con la alegría de haber visto a la selección nacional haberlo dado todo en la cancha, haciendo valer la localía y la camiseta, Venezuela deberá pasar la página y pensar ahora en su siguiente rival, la Argentina de Messi, a quien enfrentará este martes a las 7 de la noche en Buenos Aires.
(Favio Hernández)
 
 

- Advertisment -