El estudiantes superó al maestro

Estudiantes de Mérida puso fin a la seguidilla victoriosa que había emprendido el Deportivo Táchira puesto a que ayer en la tarde le propinó una derrota por 2 goles a 1, en el encuentro disputado por la jornada número 13 del Torneo Apertura 2018 del Fútbol Profesional Venezolano, realizado en el estadio Metropolitano de la denominada “Ciudad de los Caballeros”.

Un gol de Manuel Granados puso a soñar a la visita con los tres puntos en Mérida, pero Jesús “Pulga” Gómez se robó el protagonismo y fue profeta en su tierra para dejar el botín en su casa: marcó uno de los tantos emeritenses y colocó el segundo para que su equipo ganara.

Fue un duelo bastante parejo que se jugó bajo una fuerte lluvia. Táchira tuvo una buena primera parte que le permitió marcar e irse con una victoria provisional a los camerinos. No obstante, el complementario fue de Estudiantes, quienes salieron heridos en su orgullo propio y se comieron al cuadro aurinegro, asediándoles hasta obtener el par de anotaciones con las que dominaron el “Clásico Andino”.

Mucha igualdad hubo desde el pitazo inicial. El carrusel aurinegro fue a Mérida a proponer, visión que solo le duró 45 minutos y otros más del segundo tiempo.

Ambos porteros fueron fundamentales en el partido; los cancerberos salvaron en más de una ocasión las caídas de sus arcos, mientras que sus defensores no estuvieron a la altura de sus actuaciones, lo que reflejo debilidades en ambas zagas.

Francesco Stifano, director técnico aurinegro, alineó a José David Contreras en el arco con cuatro hombres atrás, Héctor Noguera, Daniel Benítez, Jan Carlos Vargas y Manuel Granados; en el mediocampo quiso presentarse con Luís Melo, Romeri Villamizar, Edgar Fernando Pérez Greco y José Rafael Reyes, mientras que Johan Moreno y César Martínez estuvieron en el ataque.

Táchira atacaba y atacaba pero el gol no llegaba. Eran más que los locales, que hasta el primer tiempo tenía a la Pulga como único referente y representante del peligro. Al minuto 44 Martínez sacó un potente remate a las manos del portero Alejandro Araque, quien dio el rebote hacía la derecha, lugar por donde ingresó Granados y mandó a guardar el balón, abriendo la pizarra y consiguiendo su primer gol con Táchira.

Aluvión en el complementario

Estudiantes de Mérida fue uno en el inicio y otro en el complementario. Apenas pisó terreno era otro equipo con un juego muy diferente al de los primeros 45 minutos. Asedió constantemente la valla de Contreras hasta que obtuvo el empate, gracias a un espectacular tiro libre cobrado por la Pulga Gómez, en el borde del área, cuando el reloj marcó los 60 minutos de juego.

Los aurinegros aún estaban volviendo a tomar sus posiciones en la cancha cuando llegó el segundo de Mérida, gracias a la presión colectiva que llevó a encerrarse al equipo amarillo y negro. La Pulga levantó un centro desde la izquierda que consiguió la anticipación de Carlos Espinoza, para de cabeza anotar la segunda diana al 62´.

Ambos colectivos tuvieron algunas oportunidades para marcar pero no llegaron a concretar. Estudiantes logró quedarse con el Clásico y sorprender al favorito, Táchira, quien batalló pero no pudo ante el ímpetu y garra académica.

Favio Hernández