David Beckham recibe autorización para construir su estadio en Miami

Beckham recibió autorización después de las elecciones
Beckham recibió autorización después de las elecciones

El Election Day en Estados Unidos, que determinó la partición del sistema legislativo del país para los siguientes dos años (la Cámara de Representantes, en manos demócratas; el Senado, para los republicanos) también tuvo repercusiones en el mundo del deporte.

Los votantes de Miami y San Diego, además de elegir a sus representantes en el Congreso, a sus gobernadores estatales (Florida y California), y a sus cargos públicos locales, también debieron aprobar dos iniciativas-referendos a favor de la construcción de nuevos estadios, acciones que abrirían paso a la confirmación de dos nuevos clubes profesionales de fútbol en cada ciudad.

En Miami, el equipo, propiedad del exjugador inglés David Beckham, obtuvo el beneplácito de la ciudadanía. En San Diego, el proyecto comandado por Landon Donovan, sufrió un serio revés, al no contar con el voto popular.

Después de al menos tres años de litigios y negociaciones, David Beckham logró el apoyo en votación del referendo 378, que brindaría a la administración de la ciudad facultades legales para otorgar a Miami Freedom Park LLC, una constructora privada, el permiso sin licitación de por medio para construir un nuevo estadio sobre los terrenos que actualmente ocupa el Melreese Country Club, campo de golf que tiene estatus de espacio público.

El proyecto contempla un estadio de 25,000 asistentes, oficinas, hoteles y un centro comercial. Según cifras de Miami Freedom Park, el plan tendrá una inversión de mil millones de dólares, aportará 44 millones en impuestos y generará 11,000 empleos a lo largo de nueve años.

El 60% de la votación otorgó a Beckham y a MFP la posibilidad de negociar directamente con la administración local los términos para gestionar la construcción.

Beckham se mostró exultante tras el respaldo a su proyecto, secundado por el empresario cubano-americano Jorge Mas.

En un evento privado después del cierre de la jornada electoral, el exfutbolista agradeció a la ciudadanía de Miami que votó a favor:

“Queríamos que ustedes decidieran nuestro futuro, su futuro, el futuro de sus hijos. Hoy, eso pasó, así que gracias. Muchísimas gracias, vamos a Miami”, aseguró hablando en español al cierre de su alocución en un evento privado frente a varios seguidores de la iniciativa.

“Queremos crear entretenimiento, queremos crear espacios públicos, algo que la gente pueda disfrutar. No solo fútbol, sino un lugar que puedan disfrutar antes y después de los partidos.

Un sitio donde los niños puedan inspirarse para ser el próximo Messi o Cristiano”, añadió en entrevista con la filial local de CBS después de la celebración.

En San Diego, las noticias para el grupo empresarial Soccer City San Diego, apuntalado por el célebre exfutbolista estadounidense Landon Donovan, no fueron nada halaguadoras.

Con el 18% de votos escrutados, la postura a favor de la Iniciativa E, que autorizaría a SCSD disponer de los terrenos en los que actualmente se encuentra el Qualcomm Stadium, exhogar de los San Diego Chargers de la NFL (hoy Los Angeles Chargers), ha sido rechazada por el 71.88% de los electores, una tendencia que, de acuerdo a los métodos estadísticos, será difícil de revertir. Unos festejan, otros lamentan. La democracia.

AS