Inicio Noticias Pueblo Nuevo otra vez como en los viejos tiempos

Pueblo Nuevo otra vez como en los viejos tiempos

El estadio de Pueblo Nuevo recuperó la majestuosidad de hace 10 años, cuando fue epicentro de la inauguración de la Copa América 2007. (Foto/Cortesía DT)

El estadio de Pueblo Nuevo recuperó la majestuosidad de hace 10 años, cuando fue epicentro de la inauguración de la Copa América 2007. (Foto/Cortesía DT)

Como en los viejos tiempos, o mejor como hace 10 años, el estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo ha recobrado el semblante que lo llevó a ser uno de los recintos más imponentes de la Copa América 2007, en la edición que justamente fue inaugurada allí mismo.
La colocación de la cubierta sintética en el techo de la tribuna principal el pasado viernes coronó un proceso de restauración, que inició hace varios meses el Grupo JHS y que se aceleró con el anuncio oficial del retorno de la vinotinto a San Cristóbal.
Pero detrás de la majestuosidad que exhibe actualmente el estadio de Pueblo Nuevo hay incontables horas de trabajo, además de una gruesa inversión de dinero, necesarias para la recuperación de una instalación que, como el resto de las que se heredaron de la Copa América y –un poco más atrás- de los Juegos Andes 2005, sufrió un severo desgaste producto de la falta de un mantenimiento adecuado.
Y es que en una década, el estadio sufrió las consecuencias de la medida de centralización –traspaso de la administración al Mindeporte- a la que fue condenado mediante decreto a finales de 2007 y que constituyó una de las últimas acciones en materia deportiva del gobierno de Ronald Blanco Lacruz.
La reposición de la lona en la tribuna principal es el trabajo más notorio y evidente, pero de ahí para abajo hay que contar, por ejemplo y sólo en esta parte, la rehabilitación del ascensor, la limpieza y reacondicionamiento del sistema de aire integral en camerinos, palcos VIP y sala de prensa, además de la reparación de las numerosas filtraciones que habían tanto en la principal superior como inferior y que afectaban otros sectores como el estacionamiento y los propios vestidores de los jugadores.
En la tribuna popular –sur, central y norte- se conoció que fueron rehabilitados todos los módulos de comida y reacondicionados los baños públicos, que ahora tienen grifería nueva y total iluminación, como el estadio en general, cuyas torres, internas y externas fueron repotenciadas en un 100 por ciento.
La recuperación de la cancha también requirió un esfuerzo importante y hasta ahora constante, pues para lograr el saludable verde que hoy exhibe se tuvo que reparar, en principio, el sistema de drenaje, que estaba colapsado por desechos que provenían del sistema de aguas servidas de la tribuna popular; luego con la implementación de los respectivos controles fitosanitarios y el uso prudente, se ha logrado mantener.
La ampliación y acondicionamiento del estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo en ocasión de la Copa América 2007 fue de 74 millardos de bolívares, según nota de prensa publicada por la Oficina Regional de Información el cuatro de abril de 2006, más o menos el monto invertido en el reacondicionamiento 10 años después.
Visto bueno de Dudamel
Rafael Dudamel, técnico de la selección nacional, dio el visto bueno a las obras de remodelación hechas en el estadio, específicamente al camerino que ocupará la selección nacional; igualmente se ha mostrado complacido con las instalaciones de la cancha alterna, que ofrece todas las comodidades para el entrenamiento de sus jugadores.
A propósito de las instalaciones, Ruberth Quijada se refirió a estas como “bastante bonitas y cuidadas”, al tiempo que sugirió que “esto es lo que merece el fútbol venezolano para que siga creciendo, porque aquí hay jugadores con mucha calidad y talento”.
(María José Salcedo)