sábado 27 noviembre, 2021
InicioMMALa caída a los infiernos de Conor McGregor: de campeón de UFC...

La caída a los infiernos de Conor McGregor: de campeón de UFC a las peleas y las drogas

678 views

Conor McGregor vuelve a situarse en el ojo del huracán después de protagonizar una (otra) nueva polémica. Esta vez, sin cortarse ni un pelo, en plena alfombra roja de los MTV VMAs, estuvo muy cerca de llegar a las manos con el rapero Machine Gun Kelly, al que previamente le lanzó un refresco, obligando a la seguridad del evento a separarlos.

Sin embargo, este no es el primer incidente del estilo que protagoniza el irlandés y tampoco apunta a ser el último. La locura que le ha hecho triunfar y ser uno de los mejores luchadores de la UFC le está cavando ahora su tumba, siendo cada vez más noticia por sus polémicas que por sus quehaceres en las artes marciales mixtas.

McGregor nunca le ha hecho ascos al conflicto y es conocido por su temperamento y desvergüenza, que le han jugado más de una mala pasada en los últimos años. Ya en 2018 comenzó a protagonizar más de una polémica, primero asaltando un autobús en el que se encontraban varios luchadores, llegando a tirar una carretilla contra ellos.

Todo por un ‘pique’ por el que casi termina en la cárcel en el que estaba involucrado uno de sus mayores rivales, Khabib Nurmagomedov, y fue detenido y acusado de tres cargos de agresión y un cargo de delito criminal. Meses más tarde, ambos, junto a sus séquitos, protagonizaron otro altercado en el UFC 229.

En 2019, McGregor volvió a ser arrestado por robo a un aficionado que le estaba sacando fotos con su móvil. El luchador se lo quitó, lo destrozó contra el suelo y se lo llevo, lo que le valió por varias horas en custodia policial, antes de ser liberado con una fianza de 5.000 dólares. Ese mismo año, ‘The Notorious’ se volvió a hacer notar en público.

El irlandés no dudó en pegarle un puñetazo a Desmond Keogh un bar por no querer tomar el whisky de su marca, Proper no. Twelve. El irlandés entró e invitó a todo el pub a una ronda de chupitos y el “yo no bebo de esa mierda” que le espetó la víctima fueron las palabras que encendieron al excampeón de la UFC. Esto le valió otro paso por juzgados y una multa de “solo” 1.000 dólares. Sin embargo, meses más tarde, McGregor fue más allá: compró el bar y le prohibió la entrada a Keogh al establecimiento.

Ese mismo año, llegaron las primeras investigaciones por violación tras una acusación en diciembre de 2018 en el Beacon Hotel de Dublin. Sin embargo, no se llegó a esclarecer su culpabilidad en los sucesos sobre los que la policía tenía pruebas que confirmaban la presencia de McGregor en la habitación donde se produjeron los hechos.

Ya en 2020, The Notorious volvió a verse inmerso en acusaciones “que podrían calificarse como intento de agresión sexual y exhibición sexual”, esta vez en Francia, según informó en su día AFP y fue detenido en Córcega, antes de ser puesto en libertad sin cargos… y sin que trascendieran más detalles sobre lo ocurrido.

Sin embargo, su caída en picado parece haber sido este año. Eso es lo que piensan varias caras conocidas alrededor de la UFC, en vista de sus resultados en 2021: dos derrotas en dos peleas contra Dustin Poirier. El manager de Khabib, Ali Abdelaziz, ya no le considera “un luchador de alto nivel”, dejando caer el consumo de las drogas como motivo.

“Conor ya ni siquiera es un luchador de alto nivel. Necesita trabajar en su vida, ya no necesita pelear. Le gustan las drogas de nuevo. Debe ir a rehabilitación”, asegura. Abdelaziz no es el único que ha alarmado sobre la relación de McGregor con las sustancias. Esta vez, Kevin Lee, luchador, aseguraba ver una gran frustración en el irlandés.

“Veo a un tipo que está muy frustrado y que sigue con el mismo estilo de siempre. No muestra ningún crecimiento en su juego o en lo que es como persona. Pero ha pasado a un nivel diferente. No sé. Las drogas son un infierno. Las drogas realmente te sacan de eso. No sé. Espero que pueda solucionar sus problemas”, afirmó.

Por su parte, McGregor no demuestra lo contrario, después de que haya protagonizado las dantescas imágenes en los VMAs. El pasado mes de enero, una semana antes de su vuelta a la UFC contra Poirier, una madre y su hija denunciaron al irlandés por agresión y daños, aunque las acusaciones fueron descartadas por el Tribunal Superior de Dublín.

Asher Chocron

- Advertisment -