Inicio Fútbol Una hazaña más de Marcelo Bielsa, su increíble historia con el Leeds

Una hazaña más de Marcelo Bielsa, su increíble historia con el Leeds

El “Loco” es un ejemplo de lo que es ser un auténtico artífice de milagros deportivos

El “Loco” es un ejemplo de lo que es ser un auténtico artífice de milagros deportivos

El pasado jueves el Huddersfield ganó al West Bromwich y aceleró el ascenso a la Premier League del Leeds United que entrena el argentino Marcelo Bielsa, en una historia que es una hazaña digna de alguien ‘loco’ como Bielsa.

Precisamente el ‘Loco’ Bielsa logró la hazaña en su segunda temporada con el Leeds, un club histórico que brilló en las décadas de los 60 y 70. Rival del Manchester United, llegó a jugar una final de la Copa de Europa pero descendió de la Premier en el 2004 y ahora 16 temporadas después regresa a la elite.

Pero la hazaña de Bielsa toma tintes más épicos cuando la temporada pasada a falta de un partido, el “Loco” ordenó que sus jugadores se dejarán anotar un gol ante el Aston Villa después de que el Leeds marcará cuando había un rival lesionado en el campo.

El partido terminó con un empate a un tanto, pero la decisión de Bielsa supuso que el Leeds dejara la lucha por el ascenso a la Premier League al alejarse cinco puntos del Sheffield United con un partido restante por jugar.

De hecho esta acción llevó a Marcelo Bielsa a ganar el premio al Fair Play del año que otorga la FIFA y a un año después de esa decisión parece que no le rompió el vestidor sino lo contrario ya que ahora Leed está de regreso en el máximo circuito inglés.

Esta hazaña con el Leeds se suma al magnífico palmarés del “Loco”, pero no es un palmarés de esos que se presume en las vitrinas, ya que sus títulos conseguidos sólo son tres ligas de Argentina y la medalla de Oro en los olímpicos con Argentina.

El verdadero palmarés del “Loco” se guarda en el corazón, como el artífice de milagros deportivos como anteriormente lo hizo con equipos desahuciados que logró llevar al máximo nivel de competencia como al Atlético de Bilbao, el Marsella y hasta la selección de Chile.

Fígura épica de Bielsa

Con la firma de Bielsa, el Leeds United regresará a la Premier League después de 16 años. A la zaga pasan los descalabros financieros, un angustiante recorrido por la tercera división, las burlas de rivales grandes y chicos, y un sinfín de horrores dirigenciales. Entre 2004, año del fatídico descenso, y 2018, 17 directores técnicos ocuparon el banco local del estadio Elland Road. Hasta que llegó el argentino, en una contratación sorpresiva, y revolucionó al equipo, a la ciudad y al fútbol inglés. Para devolver al Leeds, un gigante caído en desgracia, a casa.

En su primera temporada en la Championship, Bielsa fue noticia por el «spygate» -cuando envió a un colaborador a observar la práctica de un rival- y por dejarse anotar un gol contra el Aston Villa, gesto que le valió al club, largamente conocido como «Dirty Leeds» (Sucios de Leeds), el Premio Fair Play de la FIFA 2019. En su segunda, interrumpida por la pandemia de coronavirus, cumplió el objetivo. En una y otra, abrazó un estilo de fútbol audaz, de presión y movimiento permanentes, contrario al modo áspero y opaco que caracterizó a la época de gloria de «Los Blancos». En ambas, el exentrenador de la selección argentina conmovió no solo a la sufrida afición de esta ciudad, sino al ambiente del fútbol en toda Inglaterra. Tanto que el Leeds United, tal vez el conjunto más aborrecido del país, es hoy otro en los ojos de propios y extraños.

«Ha cambiado la percepción del club. Cuando el Leeds ascendió a primera división en 1990, el título del Daily Mail fue ‘La escoria de Leeds está de vuelta’. Esta vez, parecería que la Premier League quiere tener al Leeds, algo que en gran parte se debe a que quiere tener a Bielsa», señala a LA NACION el escritor Daniel Chapman, autor del libro «100 años del Leeds United, 1919-2019».

Para Chapman, coeditor de la publicación partidaria The Square Ball,la devoción de los hinchas del Leeds por Bielsa no responde únicamente a los resultados. «Los fanáticos necesitaban un manager del que pudieran estar orgullosos. Bielsa encaja en Leeds como si estuviera destinado a liderar al club». Al respecto, asegura que el mencionado «spygate» resultó un punto de inflexión en la consideración sobre el director técnico: «En Leeds nos gusta cuando el mundo está en contra nuestro, y cuando el mundo estuvo en contra de Bielsa, él resolvió el tema a lo Leeds: explicó, pero nunca se disculpó».

Para Chapman, coeditor de la publicación partidaria The Square Ball,la devoción de los hinchas del Leeds por Bielsa no responde únicamente a los resultados. «Los fanáticos necesitaban un manager del que pudieran estar orgullosos. Bielsa encaja en Leeds como si estuviera destinado a liderar al club». Al respecto, asegura que el mencionado «spygate» resultó un punto de inflexión en la consideración sobre el director técnico: «En Leeds nos gusta cuando el mundo está en contra nuestro, y cuando el mundo estuvo en contra de Bielsa, él resolvió el tema a lo Leeds: explicó, pero nunca se disculpó».

En el proceso de reconstrucción encarado por el dueño italiano Andrea Radrizzani, agrega Rich en diálogo con LA NACION, Bielsa «le dio visibilidad a Leeds, que en 2018 era la ciudad más grande de Europa en no contar con un club de fútbol en primera división». Durante dos años, pero sobre todo durante las últimas semanas, multitudes de futboleros en la Argentina, en Chile, en España, en Francia y en otros países, muchos declarados hinchas de un director técnico, estuvieron pendientes del derrotero de un equipo del segundo escalafón del fútbol inglés.

En The Quality of Madness: A Life of Marcelo Bielsa (La cualidad de la locura: una vida de Marcelo Bielsa), publicado este año, Rich describe a Bielsa como uno de los grandes enigmas del fútbol mundial. «Guardiola, Simeone y Pochettino ponderan a Bielsa como uno de los mejores entrenadores del planeta. Y, sin embargo, Bielsa no había ganado un trofeo importante desde que llevó a Argentina a la medalla de oro olímpica en Atenas en 2004», dice, antes de esclarecer: «La historia de Marcelo Bielsa es que el deporte, como el arte, no debe juzgarse únicamente por los resultados. En Sudamérica y ahora en Europa, Bielsa ha transformado la forma en que se juega al fútbol. Su influencia se puede ver en el fútbol de Guardiola y el de Jürgen Klopp». Para el periodista radicado en Manchester, «que no tenga los trofeos importa tan poco como el hecho de que Humphrey Bogart no ganara el Oscar a mejor actor por Casablanca: sigue siendo una de las grandes actuaciones del cine».

El magnetismo de Bielsa en Inglaterra trasciende camisetas y antagonismos. Marcus Hearn, nacido en Sheffield y fanático del Sheffield United -equipo rival de «Los Blancos» en uno de los derbis de Yorkshire-, vive en Leeds desde hace cuatro años y no puede evitar rendirse ante «El Loco». «El estilo de fútbol es admirable. No se me viene a la mente ningún equipo de la Championship que juegue de una forma tan intensa y fluida. Y no me imagino que cambie en la Premier League», indica a LA NACION.

Si bien la admiración por el rosarino no atenúa la antipatía que le genera el Leeds, el testimonio de Hearn, casado con una argentina, da cuenta del «efecto Bielsa» en el fútbol inglés: «Conozco a muchos, incluyéndome, que detestan al Leeds; no conocí a nadie, y yo tampoco, que no aprecie ni respete a Bielsa». Al hincha de «Los Blades», como a muchos otros, le entusiasma ver al entrenador en una liga que, según el British Council, llega a 4,7 mil millones de personas en 212 territorios.

Sin estrellas de renombre, el argentino volvió a poner a Leeds en el mapa del fútbol. Gustó, sufrió, emocionó y ganó. Ahora, 16 años después de la caída, la Premier League está lista para recibir al Leeds United. Aun más lista parece para Marcelo Bielsa.

El Leeds United, ¿el club más odiado de Inglaterra?

Al mando de Don Revie, el Leeds United vivió sus mejores años entre 1961 y 1974, cuando obtuvo dos ligas domésticas, una FA Cup y una copa de la liga, entre otros títulos. «Los Blancos», sin embargo, jamás lograron conquistar al gran público por su estilo duro y poco agraciado, sumado a acusaciones de soborno contra Revie. Fue «Súper Leeds» en la ciudad de Yorkshire y «Sucio Leeds» en Londres, Manchester y Liverpool.

Daniel Chapman cuenta que «el establishment del fútbol inglés odiaba al Leeds porque no hacía las cosas a la manera inglesa. El equipo vestía como el Real Madrid y jugaba como los italianos. Revie usaba informes de otros equipos, algo que no existía en el fútbol inglés y que, como descubrió Bielsa con el ‘spygate’, tampoco es común hoy. Otros grandes clubes de la época, como el Liverpool, el Manchester United y el Chelsea, eran reconocidos, pero el Leeds nunca fue querido».

La aversión al Leeds United se ha sostenido en el tiempo, alimentada por el popular cántico «We all hate Leeds Scum» («Todos odiamos a la escoria de Leeds»), uno de los hits de Old Trafford y de otros estadios de la Premier League. En 2015, una investigación del sitio FanChants.co.uk reveló que la letra es entonada por al menos 41 clubes de Inglaterra.

Pero los hinchas del Leeds, como Chapman, inflan el pecho. «‘Sucio Leeds’ y ‘Todos odiamos a la escoria de Leeds’ se han convertido en motivo de orgullo: ¡cantamos la segunda más fuerte que nadie! Es difícil no sentir satisfacción cuando en un partido entre el Manchester United y el Liverpool, los fanáticos cantan sobre el odio que nos tienen. Debemos ser importantes, ¿cierto?», se anima.

Salir de la versión móvil