Inicio Fútbol Escándalo en Bolivia: Sentados en la cancha y derrota por 8-0

Escándalo en Bolivia: Sentados en la cancha y derrota por 8-0

Equipo boliviano echó a su primer equipo y obligó a juveniles a afrontar duelo
Equipo boliviano echó a su primer equipo y obligó a juveniles a afrontar duelo

En el partido entre Aurora y Royal Pari por la Primera División de Bolivia sucedió un hecho escandaloso que da que hablar y se suma a una larga serie de reclamos que vienen surgiendo en el futbol de aquel país en los últimos días porque el conjunto local presentó un equipo juvenil, dejó a los titulares en la calle, hubo sentada de sus rivales en el partido y perdieron por 8-0.

El duelo que terminó 8-0 a favor del Royal Pari fue llamativo no por lo abultado del resultado sino por el antecedente que obligó al equipo cruceño a disputar el juego a pesar de que sus jugadores manifestaron el apoyo al paro y pensaban retirarse.

«Las puertas estaban cerradas no nos han permitido el ingreso», dijo resignado a los medios Iván Huayhuata del primer equipo del Aurora junto a sus compañeros fuera del estadio Félix Capriles mientras dentro hacían el calentamiento los juveniles por decisión de los dirigentes.

El Aurora juvenil esperó al Royal Pari en cancha en medio de los silbidos y protestas de los pocos presentes en el estadio por la pandemia y sabiendo que si el rival se retiraba corría el riesgo de la expulsión de la División Profesional del país, según el reglamento.

A los dirigidos por el argentino Cristhian Díaz no les quedó más que aceptar jugar, sin embargo, tras el inicio los once en cancha se sentaron en el piso por varios segundos en señal de protesta, mientras que los jugadores del Aurora se pasaban la pelota.

El árbitro advirtió eso y paró el juego por unos segundos hasta que los futbolistas del Royal Pari se pusieron de pie y afrontaron el duelo. «El compromiso que demostraron estas instituciones, para el desarrollo y crecimiento del fútbol boliviano, quedó plasmado en este gran esfuerzo que garantizó, para alegría de todos los hinchas, que el fútbol profesional se siga jugando», destacó la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) en un comunicado.