El «Messi mexicano» hizo su debut histórico en la Liga española con solo 15 años

El
El "Messi mexicano" hizo su debut histórico en la Liga española con solo 15 años

Luka Romero mejor conocido como el «Messi mexicano» debutó el miércoles 24 de junio en el partido entre Mallorca y Real Madrid por la Liga española.

El nacido en Durango, México ( 18 de noviembre de 2004) se convirtió en el jugador más joven en la historia en debutar en el balompié iberico con tan solo 15 años y 219 días.

El técnido del Mallorca, Vidente Romero, ingresó a Romero en el minuto 83′ en sustitución de Baba, para superar un récord de hace más de 80 años.

El «Messi mexicano» rompió el récord de Sansón”

Francisco Bao Rodríguez “Sansón” había sido el jugador más joven en estrenarse en la Liga en la temporada 39-40 con el Celta, a los 15 años y 255 días.

«Lo que intenta uno es tranquilizarle. Es un niño de 15 años. Lo más importante es que está ahí porque se merecía estarlo. Antes de entrar le he puesto la mano en el pecho y le iba a tres mil por hora. Lo ha hecho muy bien y ha sido muy agresivo. Si le vamos dando estímulos seguro que va a crecer”, mencionó Vicente Moreno.

El hijo del exfutbolista argentino Diego Romero casi no tuvo contacto con el balón en su primera aparición como profesional en el estadio Alfredo Di Stefano.

«Ha sido un momento inolvidable. Gracias a todo el cuerpo técnico y al Mallorca por haberme dado esta oportunidad. Nunca olvidaré este día. Fue una lástima perder, pero seguimos creyendo #HastaLaÚltimaGota», escribió en su cuenta de Twitter.

A los once años, Luka fue descubierto por Horacio Gaggioli, representante que llevó a Lionel Messi a Barcelona. Su descubridor vio en Romero condiciones similares a las del astro argentino; su estilo y habilidad con la pierna zurda le han valido los elogios de sus entrenadores.

Mientras que a nivel selección, a pesar de tener tres nacionalidades, argentina, mexicana y española, se habría decantado por la albiceleste, con quienes ya ha tenido participación en la categoría Sub-15.

El «Messi mexicano» podría ser viendo acción con Mallorca por lo que resta de temporada en la Liga española tras su debut, donde mostró su descaro, velocidad cada vez que tocó el balón y recibió una dura entrada.

Historia con muchas coincidencias a la de Messi

El mexicano de Mallorca nació un mes después de que Leo debutara. Y jugó su primer partido el día del cumpleaños de la Pulga. Más allá de eso, una persona aparece en el origen de las dos carreras.

Los caprichos del destino quisieron que Lionel Messi y Luka Romero ingresaran al minuto 82 el día que debutaron en Primera División. El crack rosarino lo hizo el 16 de octubre de 2004, en el clásico Barcelona​-Espanyol: entró por el portugués Deco. Un mes y dos días después de ese suceso histórico, en Durango, México, nacía Luka Romero, ese chico que ya dejó su huella al ser el debutante más joven de la historia de la liga de España. Lo hizo un 24 de junio, la jornada en la que Messi cumplía 33 años; lo hizo contra Real Madrid, el rival preferido del goleador del Barça.

Las coincidencias -numerológicas y de las otras- entre Messi y el que algunos llaman el Nuevo Messi pueden ser muchas. Es aventurado, odioso y hasta peligroso caer en las comparaciones, pero hacerlo resulta inevitable. Son zurdos, tienen un estilo de juego parecido y en el mismo lugar de la cancha, son argentinos que desde chicos se criaron en el exterior y etcéteras varios.

Pero existe una historia que ahora empieza a ser conocida y tiene como protagonistas a los dos futbolistas y al representante Horacio Gaggioli.

Se recuerda: Gaggioli fue quien llevó a Messi a Barcelona. Corría el año 2000 cuando, por amigos en común, el representante -especialista en talentos emergentes en Sudamérica- entabló relación con Jorge Messi y lo convenció para viajar a España. Fueron tres los meses que Lionel estuvo a prueba en el elenco culé. Pero había algo que no terminaba de convencer: su físico. La Pulga apenas medía 140 centímetros y pasaba por poco los 40 kilos.

«Que se definan porque sino nos vamos a probar a otros clubes», le dijo ya desde Rosario Jorge a Gaggioli. Y el representante reaccionó: el 14 de diciembre de 2000, en la cafetería del club Pompeia del Montjüic y en compañía de su socio Josep Maria Minguella, se puso cara a cara con su amigo Carles Rexach y le puso un ultimátum. La historia que siguió es famosa: Rexach agarró una servilleta de papel y redactó el primer contrato de Messi con Barcelona. «En Barcelona, a 14 de diciembre del 2000 y en presencia de los Sres. Minguella y Horacio Carlos Rexach Secretario Técnico del F.C.B. se compromete bajo su responsabilidad y a pesar de algunas opiniones en contra a fichar al jugador Lionel Messi siempre y cuando nos mantengamos en las cantidades acordadas», se escribió y los tres firmaron la hoja. Hoy la servilleta es propiedad de Gaggioli, que la tiene guardada en una caja fuerte de un banco de Andorra.

 

Con información de agencias y El Clarin