Dortmund-Bayern, orígenes de un clásico muy joven

domingo 24 mayo 2020

358 views

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

“Der Klassiker” será el partido más importante que tendremos en cuarentena. Un Clásico de una liga importante como la alemana y con el título en juego: Bayern de Múnich lidera la tabla, pero a cuatro puntos está el Borussia Dortmund. Si quiere tener alguna oportunidad, debe vencer el martes (11:30 a. m.) a las bestias rojas.

Para los jóvenes y quienes se han enganchado recientemente a la Bundesliga, este pudiera estar en el imaginario como una rivalidad de décadas, de trasvases de odios desde el abuelo hasta el nieto y con familiares en el cielo, en una cancha irrenconciliable.

A diferencia de otras ligas de Europa, como España, cuyo Real Madrid-Barcelona tiene más de cien años de incordio o el Inter-Juventus en Italia, o Inter-Milán o Liverpool-Manchester United… la mayoría tiene generaciones marcadas por el rencor deportivo.

Ya puede saltar alguno a decir: “Señor redactor, pero si se están enfrentado desde 1965”. Y es cierto. En la primera Bundesliga, en 1965, Bayern recibió al Dortmund y perdió ante los de amarillo y negro 0-2. Es el primer resultado del historial, pero no el primer Clásico.

Rojos y aurinegros se enfrentaron por décadas, como rivales que se tienen que enfrentar en el calendario y ya. Bayern, aparte del 1860 Múnich, que era su vecino, no tenía un enemigo fijo durante su historia.

Desde los años 1970, los rivales principales del Bayern fueron los clubes que pugnan por quitarle su dominación nacional. Durante esta década fue el Borussia Mönchengladbach, que aparte fue finalista de Champions, de Copa UEFA y ganador de dos de estás copas y a partir de 1980 entró en esta categoría el Hamburgo, quien también fue rey continental. Tuvo un rival enconado, el Nuremberg, por ser también de la región de Baviera y por muchos años tuvo más títulos que el Bayern y era un buen clásico, pero se quedó en el tiempo y su novena y última liga fue en 1968. Hoy navega en segunda.

Mientras, desde 1925, el Dortmund disputa su Revierderby ante Schalke 04. Los azules, en los primeros 17 enfrentamientos entre ambos, ganaron 16 y empataron otro. Fue hasta 1943 cuando el de amarillo y negro por fin pudo ganar.

Este derbi se mantuvo en el tiempo por la cercanía en la región del Ruhr (el Derbi del Ruhr). Sin embargo, la gloria liguera local del Schalke se quedó atascada bien en el pasado. Entre 1934 y 1958 consiguió los títulos nacionales (7) que históricamente han sido reconocidos como ligas. No ha ganado ninguna Bundesliga como tal. Y durante la historia, de poco, Dortmund ha ido remontando y en 2012 le superó en títulos, al alcanzar 8 entorchados.

 

 

Aquellos noventas

Estaba fresca la reunificación de Alemania y había expectativas sobre si los nuevos integrantes que se incorporarían al sistema de la Bundesliga estuvieran a la altura. Hamburgo, ganador en los 80 (incluyendo una Champions), se desinfló un poco en la última década del siglo XX.

Dortmund, que incluso había descendido en los 70´s tuvo un momento trascendental. A finales de los 80, fue contratado Ottmar Hitzfeld y respondió rápido: ganó la Copa de Alemania de 1989.

Borussia Dormunt vs Bayern Munich
Borussia Dormunt vs Bayern Munich

Dortmund armó el equipo con lo que pidiera el técnico. En 1992 quedo a nada de ser campeón, título que se llevó el Stuttgart y en 1995 por fin logra titularse. Y se atrevió a hacerlo de nuevo en 1996. La Bundesliga tenía un nuevo guapo de barrio y al Bayern le incomodó esto.

 

No solo en casa brillaba el aurinegro. En 1996 llegó a cuartos de final ante Ajax, quien a la postre fue campeón y en 1997 logró ganar la “Orejona” al vencer en la final a la Juventus con goles de Karl-Heinz Riedle por partida doble y de Lars Ricken. Era un equipo que contaba con la jerarquía de Andreas Möller, Stéphane Chapuisat, Matthias Sammer y Jürgen Kohler entre otros.

Esa Champions, del 97 fue ganada en el Olympiastadion de Múnich, la antigua casa del Bayern. En 1996 ya hubo una refriega entre aurinegros y rojos: el capitán del Bayern, Lothar Matthäus, acusó a su compañero de equipo alemán Andreas Möller de ser un «llorón», secándose las lágrimas imaginarias de su rostro. Möller reaccionó abofeteando a Matthäus. Por este motivo, a pesar de jugarse en Alemania la final, Dortmund no fue local del todo en esa final que ganó.

Borussia Dormunt vs Bayern Munich
Borussia Dormunt vs Bayern Munich

En la Champions de 1998 se encontraron en cuartos de final en dos duelos muy tensos. La ida quedó 0-0 y la vuelta la ganó Dortmund con solitario gol de Chapuisat.
Históricamente, a fuerza de dinero, Bayern ha arrancado al Dortmund sus más preciadas piezas y pocas veces se ve al revés. Para la 1998-1999, pone el golpe en la mesa y se lleva Múnich al amado técnico Ottmar Hitzfeld.

Hitzfeld de inmediato ganó tres ligas consecutivas y la Champions de la 2000-2001, consiguiendo esa campaña el triplete (con la Intercontinental y Liga).

Pero la rivalidad seguía entre aurinegros y rojos. Fue notable en 1999 cuando el volátil arquero del Bayern Oliver Kahn intentó vez una patada voladora de karate hacia Chapuisat y luego, en el 2000 se batió un récord de tarjetas en un mismo partido en la Bundesliga: 10 amarillas y tres rojas.

El siglo XXI recibió a Alemania con dos equipos muy fuertes sobre el resto: Dortmund y Bayern. Pero el Borussia, en el 2005 una crisis existencial tocó fondo, e inclusive se pensó en declarar al club en bancarrota. Esta crisis, en la actualidad ha sido superada mediante unas reformas institucionales y económicas que tienen como principal objetivo priorizar la utilización de jugadores provenientes de la cantera y así no tener que comprar jugadores de otros clubes. Detalles de esta rivalidad: El Bayern le prestó 2 millones de euros para mantenerse a flote.

La rivalidad fue saltando a otro plano y sin perros de presa como Kahn, aunque sin bajar decibelios. Dortmund aseguró el campeonato de la liga 2011-12 en un partido en casa donde se arrojaron bananas al portero del Bayern, Manuel Neuer . Dortmund luego reclamó el primer doblete de su historia al vencer al Bayern 5–2 en la final de la Pokal 2012 con un hat-trick de Lewandowski.

La palabra “Clásico” terminó de acuñarse en el siguiente enfrenamiento entre ambos por un título. En 2012 la Champions esperaba a su campeón en Wembley y la humanidad esperaba que se enfrentaran en la final Real Madrid y Barcelona, ambos en semifinales.

Pero los finalistas fueron Bayern y Dortmund. Los irónicos titulares de la prensa con “el verdadero clásico”, “un clásico de verdad”, etc, terminaron de acuñar el término y seguir restando argumentos a los puristas que buscaban resucitar duelos más que añejos. Aquí se vengó el Bayern y con gol agónico de Arjen Robben al 89, ganó la Orejona (1-0).

Después, por el gran presente deportivo de ambos, se siguieron peleando copas y ligas (aunque las últimas las han ganado todas el Bayern). Diecisiete de los 21 posibles títulos entre la liga y Copa desde 2009 se lo han repartido ambos.

Robert Lewandowski y Mario Gotze saltaron de calle para terminar con más dinero en Bavaria. Así se promueve una rivalidad. Regularmente, se ha acusado al éxito del Bayern en gran medida, por debilitar a sus rivales de liga. Así declaró el director ejecutivo del Borussia Dortmund, Hans-Joachim Watzke, quién había acusado al Bayern en otras oportunidades de querer destruir al Borussia Dortmund.

Son 125 juegos, 59 para el Bayern, 33 empates y 33 para los de Dortmund. Una rivalidad atizada justo en la etapa de la humanidad que las comunicaciones han hecho todo más global y el mundo, por eso, lo entiende como Clásico. Un “Clásico” con pocas décadas escribiendo una historia apasionante y enconada. Con muchas páginas en blanco por escribir. Y esta semana, sin público, viene otra historia singular.

Vía Fútbol Sapiens

 

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on skype
Skype