martes 25 enero, 2022
InicioFútbolCristiano Ronaldo instaló una cámara de oxígeno hiperbárica en su mansión

Cristiano Ronaldo instaló una cámara de oxígeno hiperbárica en su mansión

251 views

La obsesión por la salud y el cuidado de su cuerpo no es una novedad en la vida de Cristiano Ronaldo, quien con 36 años mantiene un nivel competitivo que le permite ser una de las grandes figuras de la Premier League. El portugués sigue desde hace años un estricto régimen alimenticio que acompaña con una exigente rutina de ejercicios que lo ayudan a mantenerse vigente y a evitar lesiones. Ahora, el delantero ha sumado una nueva adquisición a su hogar para seguir cuidándose.

Según reveló en exclusiva el sitio británico The Sun, el artillero del Manchester United compró hace algunos meses una máquina de oxigenoterapia hiperbárica que instaló en la mansión que posee en Alderley Edge, Cheshire, junto a su pareja, Georgina Rodríguez y sus hijos. “Todo el mundo sabe que Cristiano es un fanático del fitness y está totalmente dedicado a estar en la mejor forma posible. Ha usado cámaras de oxígeno antes en su carrera, pero no son tan fáciles de encontrar en el Reino Unido, por lo que decidió comprar una e instalarla en su casa. Significa que si alguna vez siente una pinchadura (en un músculo), puede usarlo y obtener los beneficios. Éstas son las razones por las que se pierde tan pocos partidos debido a una lesión”, reveló una fuente anónima al portal inglés.

“Las Cámaras Hiperbáricas son dispositivos médicos creados para llevar a cabo la Terapia de Oxígeno Hiperbárico de manera no invasiva y segura”, explica la compañía especializada Biobarica en su sitio web en donde se indica que “el paciente respira altas concentraciones de oxígeno a una presión superior a la atmosférica normal”.

Este tipo de sesiones se aplican para diversas patologías, pero en lo que se refiere específicamente a lo vinculado a lo deportivo, ejerce un potente efecto analgésico, disminuye la inflamación aguda y crónica, estimula la regeneración de tejidos lesionados, alivia el dolor neuropático y ayuda a combatir infecciones. Además, en rehabilitaciones desinflama los tejidos del sistema nervioso, acelera la rehabilitación motora y mejora la función sensitiva. Por eso resulta beneficioso acortando los tiempos de recuperación.

Los deportistas de alto rendimiento suelen utilizarlo para lesiones musculares. Rafael Nadal, Sergio Agüero y LeBron James son algunos de los casos que se unen al de CR7, aunque el portugués dio un paso más al haberse comprado una para instalarla en su hogar. Incluso no hay registros oficiales de que algún deportista cuente con una en su hogar y no suelen venderse a usuarios particulares.

La efectividad de este tipo de terapias está ampliamente comprobada. Desde la década del ‘40 se han publicado más de 19.000 trabajos científicos sobre las aplicaciones y beneficios de este tratamiento en distintas patologías que van más allá de la Enfermedad Descompresiva del Buzo y de la Intoxicación por Monóxido de Carbono, para las que se indicó en sus inicios.

Existen diferentes tipos de cámaras hiperbáricas y en Europa una sola sesión puede costar alrededor de USD 100, pero, dependiendo del tratamiento, se pueden necesitar de hasta 20 sesiones por lo que no es considerada una herramienta accesible.

Esta adquisición de Cristiano Ronaldo no es la primera. Según informó el periódico The Sun en octubre, el delantero del Manchester United desembolsó una considerable cantidad de dinero para recuperar su cámara de crioterapia, un artefacto que da baños de hielo a temperaturas cercanas a los -200 °C para ayudar a tratar dolores musculares y rehabilitar el tejido humano. Está valuada en casi USD 70.000 y la hizo traer desde Turín (Italia), donde vivía anteriormente.

Este método basado en el enfriamiento del cuerpo que CR7 utiliza mayormente después de los partidos para recuperarse es bastante común en el mundo del fútbol pero pocos jugadores lo tienen en su casa, generalmente aprovechan esta tecnología en las instalaciones de sus respectivos clubes.

Por Infobae

- Advertisment -