miércoles 8 diciembre, 2021
InicioFútbolCómo se dio el fichaje de Xavi por el Barça: 72 horas...

Cómo se dio el fichaje de Xavi por el Barça: 72 horas de locura, reuniones, lágrimas y comunicados cruzados

123 views

Xavi Hernández vuelve al Barça. Esta frase de cinco palabras ha costado mucho que fuera una realidad, tanto que incluso cuando parecía que estaba todo cerrado, nadie se atrevió a darlo por hecho ni siquiera pese al claro comunicado del Al-Sadd que asaltó la actualidad informativa del viernes por la mañana.

Y es que las horas transcurridas entre el anuncio del club catarí y la confirmación de la noticia a voces por parte del Barça es otro síntoma más del caos institucional que vive el club blaugrana. Fue el colofón a 72 horas mucho más complicadas de lo que podría parecer entre dos ‘amantes’ que llevaban esperando esta unión prácticamente desde el mismo día en el que Xavi dejó el Camp Nou para ponerse a las órdenes de los Al-Thani.

El último partido de Xavi y una cena

Que Xavi iba a acabar entrenando al Barça era por todos sabido. El exfutbolista quería, el club quería, Laporta quería… y sólo el Al-Sadd podría evitarlo.

El nuevo técnico culé dirigió su último partido ante el Al-Duhail con dos pesos pesados del Barça en unos ostentosos tronos en el palco. Mateu Alemany y Rafa Yuste, sin soltar el móvil de la mano (Joan Laporta no viajó con ellos, un gesto que no gustó nada al emir de Catar), vieron a su objeto de deseo empatar 3-3 en un encuentro en el que podía haber dejado encarrilado el título de Liga, pero que no será así.

Los abrazos de los futbolistas del Al-Sadd hablaban más que el comunicado del club en el que se cerraba en banda. Un juego de fuerza entre los dueños y el Barça, con Xavi en medio pero siendo más que elocuente: quería irse.

Pese al tenso comunicado del miércoles, los responsables del Barça fueron atendidos con todos los honores por los del Al-Sadd. Cena en un exclusivo restaurante de lujo en Doha, charlas hasta interminables horas… El objetivo de Alemany y Yuste era hacer posible el sueño de Xavi y, por supuesto, de un Laporta que lleva tentándole desde que volvió a la presidencia, pero el problema económico y el límite salarial era un serio contratiempo: pagar por Xavi elevaría la operación del cambio de entrenador a casi 30 millones, entre la indemnización de Koeman (sobre 13 millones), la cláusula de rescisión del nuevo técnico (5 millones) y el sueldo de Xavi y su cuerpo técnico.

El comunicado del Al-Sadd y las lágrimas de Xavi

Tras un jueves relativamente tranquilo, a media mañana del viernes saltaba la noticia vía tuit del Al-Sadd: “La administración del Al-Sadd ha acordado el traspaso de Xavi a Barcelona tras el pago de la cláusula de rescisión estipulada en el contrato”. Esta frase confirmaba dos cosas: que Xavi dejaba el club y que el Barça, al final, había pagado… algo que el club español negó a través de sus medios afines.

Como fuera, desde el Camp Nou querían evitar pagar inmediatamente. Bien fuera porque Xavi adelantase, al menos, 2,5 millones de esa cláusula, bien llegando a un pacto de caballeros en el que entrasen acuerdos comerciales a futuro por valor de esos 5 millones, lo cierto es que todo se acordó a última hora del viernes hasta la confirmación de este sábado.

Por el camino, el Al-Sadd mostró las imágenes de Xavi llorando en la despedida a sus jugadores, incluido Santi Cazorla, tanto con fotos como en un emotivo vídeo en el que se le ve compartiendo una última comida con su cuerpo técnico.

En la tarde del viernes, varias horas después de que el Al-Sadd ya diera por finalizada la etapa de Xavi con ellos, Alemany, Yuste y los responsables del club catarí llegaron a un acuerdo para la forma de pago de esos 5 millones. Todo cerrado, fue en la madrugada del viernes al sábado cuando se confirmó la vuelta de Xavi al equipo de su vida.

Será presentado este lunes por todo lo alto, en un acto en el que Laporta contestará (previsiblemente) a las dudas sobre cómo se ha gestado su fichaje. El estreno de Xavi en el banquillo del Barça se producirá después del parón de selecciones, que le vendrá de perlas para adaptarse a la plantilla y realizar los primeros entrenamientos. El partido será de altos vuelos: un derbi contra el Espanyol.

 

Vía  20 Minutos

- Advertisment -