De engañar a ‘Tiger’ a recibir ayuda del servicio secreto: las trampas de Donald Trump en el golf

1
De engañar a 'Tiger' a recibir ayuda del servicio secreto: las trampas de Donald Trump en el golf

No es ningún secreto que el golf es una de las pasiones de Donald Trump. Tampoco que el presidente de Estados Unidos ha quebrantado las reglas en algunas ocasiones, lo que le ha hecho ganarse una fama de tramposo en varios círculos.

Las artimañas de Trump son “tan alevosas que casi las admiras” y han llevado al periodista Rick Reilly a recopilarlas en su libro “Commander in Cheat: How Golf Explains Trump” (Comandante tramposo: cómo el golf define a Trump). El título es un juego de palabras con el término “Commander in Chief” (comandante en jefe) con el que se define al presidente norteamericano.

Según el autor “hay decenas y decenas de personas que pueden declararle culpable de hacer trampas” y sus tretas van desde engañar a Tiger Woods y Dustin Johnson a exagerar su hándicap, pasando por recibir ayuda de agentes del servicio secreto para dar patadas a las pelotas cuando caen en sitios complicados.

Donald ‘Pelé’ Trump

En su obra, Reilly repasa numerosas anécdotas, como la que llevó a Trump a ganarse el apodo de ‘Pelé’ en el Winged Food Golf Club, el único club del que es socio sin que sea de su propiedad. Resulta que “los caddies están tan acostumbrados a que patee la pelota hacia el fairway que lo apodaron ‘Pelé’”.

Los testimonios recopilados por Reilly incluyen casos como el del exboxeador Óscar de la Hoya, quien sorprendió a Trump haciendo trampas dos veces pero no dijo nada: “Fue increíble. Pero era su campo. Supongo que esas son sus reglas”.

“El golf ayuda a definir a Trump”, opina Reilly, que se decidió a escribir el libro cansado de escuchar que el presidente había ganado 18 torneos.