Táchira acude a Nacional de Boxeo

El boxeo, con todos los esfuerzos posibles, acude a los eventos en el calendario de la federación. (Foto/La Nación)

Con cinco gladiadores cargados de sueños, Táchira viajó a Biruaca, municipio del estado Apure, para intervenir en el Campeonato Nacional de Boxeo, categoría Cadetes, a ponerse en marcha este miércoles en horas de la tarde.

Son cinco jóvenes que se entrenaron a todo tren en diferentes escenarios, con la finalidad de tomar el ritmo y ponerse a tono para subir al ensogado del evento, donde van a encontrar rivales con una preparación superior.

Jorge Mantilla, el sempiterno entrenador de este deporte, viajó como delegado, mientras que Pedro Colegio tendrá como responsabilidad dirigir el quinteto que tratará de regresar con buenos resultados de esa cita.

Cinco ilusiones

La categoría es exigente. Se trata de jóvenes en edades entre los 14 a 16 años, apenas abriendo el camino en un exigente deporte que requiere de las máximas condiciones para triunfar.

Abordaron el colectivo que los traslada a Biruaca, en el estado Apure, Oddua Lizarazo, Yorman Mora, Jordan Escalante, Pedro Torres y Joseph Escalante.

El grupo cumplió su trabajo de preparación bajo las directrices de Colegio, entrenador que viene adquiriendo experiencia en este trabajo que se cumple con los clubes del estado Táchira.

Jorge Mantilla, el delegado de este grupo que representará los colores del estado Táchira en la competencia, considera que se trata de una prueba de fuego para los púgiles, con muchos deseos de obtener buenos dividendos.

Estiman que los representantes de otras entidades, con mayor trabajo en la disciplina por contar con los recursos necesarios y recibir la atención ideal de sus asociaciones, llegan con mayor opción.

No ocurre así en el Táchira, donde los clubes se las ingenian para poder cumplir con el diario proceso de entrenamiento sin contar con el material necesario ni las instalaciones que brinden la comodidad al atleta en formación.

Un problema al que nadie le ha puesto interés en solucionar. Los clubes se mantienen por el amor, la pasión, el orgullo de los jóvenes que sueñan con un escenario en mejores condiciones.

Y viajar no es fácil. Al confirmarse la asistencia de la delegación tachirense, se movilizaron con la finalidad de obtener, en primer lugar, la aprobación y acreditación por parte del Instituto de Deportes y conseguir los recursos para la compra de los pasajes.

Han adquirido los pasajes, estimados en 800 bs, dinero que reembolsará más adelante el Instituto del Deporte, en común acuerdo entre ambas partes, mientras que el alojamiento y alimentación corre por cuenta de quienes organizan el Campeonato Nacional.

No puede estar ausente el boxeo tachirense en esta competencia nacional, por cuanto podría recibir sanciones, algo que ocurre en estos casos, en donde al no presentar los argumentos necesarios que impidan su asistencia se incurre en una falta.

Siempre contando con el apoyo de padres y representantes, los cinco gladiadores viajaron en la tarde noche del martes para estar presentes en la competencia. Un viaje de unas cuantas horas a una ciudad distante, pero con el entusiasmo, el deseo de poner de manifiesto el poder de sus puños.

El boxeo, como otros deportes, no viven sus mejores momentos. Falta de recursos, de la verdadera atención para los atletas refleja una situación deportiva muy disminuida, sin importar el esfuerzo de los jóvenes que se esfuerzan por mantenerse activos. No cuelgan los guantes por ahora y arañando de un lado y de otro, pidiendo aquí y allá, las delegaciones pueden estar presentes en los eventos que planifican las federaciones para desarrollarse durante el calendario anual.

Gustavo Carrillo