Vinotinto de buen sabor

Vientos de cambios llegan al panorama del seleccionado nacional de fútbol, que luego de 11 meses volvió a ver acción con dos compromisos amistosos, frente a Colombia, y después, contra Panamá, rivales ante los que sacó una derrota y una victoria, respectivamente.

Pero lo más importante fue la buena impresión que dejó la Vinotinto, un elenco que alternó jugadores en este par de cotejos y que pintó un futuro esperanzador de cara a los próximos compromisos del cuadro venezolano.

El conjunto dirigido por Rafael Dudamel no jugaba un partido oficial desde el pasado 10 de septiembre, día en el que derrotó a su similar de Paraguay por la mínima diferencia en el estadio Defensores del Chaco, de Asunción, en la última fecha de las eliminatorias hacia la Copa del Mundo Rusia 2018.

Rivales mundialistas

Venezuela se midió ante dos contrincantes de talla mundial, que estuvieron presentes en Rusia 2018. Rivales ante los cuales se vio muy bien y salió bien parado; sin complejos ni miedo les enfrentó y mostró de qué estaba hecha.

Sin duda alguna, tanto Colombia como Panamá fueron un buen termómetro para el inicio de esta nueva etapa Vinotinto, una era en la que primero afrontará la Copa América Brasil 2019 y después estará inmersa en las Eliminatorias Mundialistas hacia Qatar 2022.

Mucho que rescatar ante Colombia

A pesar de que el marcador no reflejó lo que sucedió en el terreno de juego, Venezuela tuvo mucho que rescatar en el partido que perdió 2×1 ante Colombia.

Los primeros minutos fueron de dominio Vinotinto; incluso logró sorprender a los “Cafetaleros” apenas a los 4 minutos de juego con un gol de Darwin Machis, quien tras una habilitación por el costado derecho impactó con su cabeza el balón y lo mandó al segundo palo del portero David Ospina.

Dominó durante el primer tiempo. Propuso y encaró a través de Machis y Sergio Córdova. Salomón Rondón hizo lo suyo, cansando constantemente a los centrales rivales y arrastrando marca.

Rómulo Otero y Luís “Cariaco” González, quienes vinieron desde el banquillo, fueron un revulsivo para el ataque nacional.

Fue quizás la defensa el punto flaco del equipo llanero. Rolf Feltscher sufrió mucho por la banda izquierda venezolana y Jhon Cancellor tuvo varios errores en los que comprometió a Wuilker Faríñez y Wilker Ángel, mientras Alexander González pasó sin pena ni gloria.

Las dianas Cafetaleras llegaron al 55´, por intermedio de Radamel Falcao, y al 90´, por cortesía de Yimmi Chará, esté último aprovechó un error de la zaga llanera para darle el triunfo in extremis a Colombia.

“Salo” marcó doblete

Ante Panamá las cosas salieron mucho mejor. Fue un encuentro en el que Otero salió desde el comienzo y fue un constante dolor de cabeza para la zaga “Canalera”, la cual fue mucho más inquietada que la criolla.

Por cierto, Dudamel decidió alinear a Yordan Osorio en lugar de Chancellor, lo que le cambió mucho la cara a la defensiva nacional, pues el que milita en el balompié portugués se portó a la altura del partido.

También alineó a Luís Mago por Feltscher, quien aportó una muy leve mejoría pero dejó dudas por ese lateral. Rafael Romo estuvo bajo los tres palos pero no fue exigido, gracias a la buena labor defensiva Vinotinto.

Christian Santos fue titular y no hizo mucho; salió en los primeros minutos del complementario por Rondón, quien a la postre iba a marcar el doble que le dio el triunfo a Venezuela.

Al 67´ vino el primer grito para el “Gladiador”, quien a pase de Jefferson Savarino venció el pórtico centroamericano. Después, cuando Panamá estaba echado al ataque buscando el empate, protagonizó una contra con Eduard Bello, quien le habilitó solo contra el arquero para que Salo le batiera por el palo derecho.

Copa y Eliminatorias

La primera prueba de fuego será el otro año, cuando del 7 al 30 de junio se dispute la Copa América. Una vez culminado este certamen, comenzará el camino hacia Qatar 2022, en donde Venezuela espera debutar.

Favio Hernández