Victoria épica del Liverpool: Salah y la molesta reacción de tras el gol de la de Firmino 

Tras la victoria Liverpool en los últimos minutos ante PSG gracias al gol de Roberto Firmino de forma agónica, todo Anfield gritó de felicidad, menos alguien. Mohamed Salah, se le noto el disgusto en el banco de suplentes.

Tal como lo capturan las cámaras, Salah se mostró muy molesto lanzando una botella de agua contra el banquillo de suplentes. La reacción ha sorprendido a más de uno.

Y es que Salah no tuvo destacado partido, y fue reemplazado sobre el final del encuentro.

El PSG había alcanzado la paridad a 2, gracias al gol de Mbappé, pero un magistral disparo cruzado de Roberto Firmino, minutos después de haber ingresado al terreno de juego, ya que no fue inicialista por la lesión de un ojo en partido de la Premier el domingo pasado ante el Tottenham, enterró las esperanzas parisinas.

El delantero brasileño aprovechó y celebró tapándose el ojo en alusión al ojo lesionado.

El Dt del Liverpool, Kloop, manifestó “Me encantó su celebración … No soy capaz de decir todas las cosas buenas de Bobby. Salir desde el banco después de su lesión del fin de semana es realmente increíble”, añadió el técnico alemán sobre el delantero brasileño.