Van los que son

82

Brasil, Uruguay, Argentina y Colombia, firmaron su clasificación al Mundial de Rusia 2018 de manera directa, mientras que Perú se quedó con el medio cupo que le permite ir a buscar la otra mitad en la repesca intercontinental con Nueva Zelanda.

Salvo el conjunto amazónico, los otros tres boletos y medio se repartieron luego de 90 minutos y pico de una dramática jornada final de eliminatorias Conmebol en la que Argentina partió eliminada.

A las 7 y 30 de la noche –hora de Venezuela- el balón comenzó a rodar y la primera emoción fuerte se vivió en Quito. No se había cumplido el primer minuto de juego cuando Romario Ibarra adelantaba a Ecuador en el marcador, lanzando un baño de agua helada sobre la selección argentina y toda su hinchada esparcida en el mundo, que entró en una auténtica agonía.

El papel de verdugo de los ecuatorianos duró apenas 10 minutos, el tiempo que Lio Messi demoró en comenzar a estremecer las redes del estadio Atahualpa. Al 11, luego al 18 y por último al 50, todos de él, un hat-trick que acabó con las dudas e instaló a la Argentina en Rusia 2018, como tercera clasificada de Conmebol.

En Montevideo, Uruguay hizo de más para sellar su histórica clasificación directa a un mundial. Hizo seis en total, sólo que dos los embocó en propia puerta, uno de ellos el primer de abrir (24’), por intermedio de Gastón Silva. No tardó en recomponer. Martín Cáceres (39’), Edison Cavani (42’) y Luis Suárez, en par de ocasiones (60’ y 76’) sellaron pasaporte a Rusia, vencieron 4-2 a Bolivia, el último del altiplano fue un nuevo autogol de Diego Godín, sin mayores consecuencias.

El drama palpitó de principio a fin en Lima, Sao Paulo y Asunción. En la primera Colombia salvó su boleto a Rusia tras empatar un gol por lado ante Perú, que tiene en sus manos la posibilidad de meterse a un mundial en el repechaje ante Nueva Zelanda, sería su retorno a una copa del mundo después de ocho ediciones y 35 años.

En Sao Paulo, Chile, la bicampeona de América, vio esfumarse el sueño mundialista. Necesitaba ganar y esperaba que la cómoda Brasil le echara una mano, lejos de eso, salió goleada 3-0, se despidió de Rusia y de su técnico Juan Antonio Pizzi.

Mientras que en Asunción, Paraguay palpitó hasta el final su mínima chance de clasificar al Mundial. Tenía la plena confianza de lograrlo, pero Venezuela, como en sus últimas tres presentaciones se vendió cara, muy cara, y terminó imponiéndose por 0-1, el mismo resultado que recibió apenas en el inicio del ciclo, cuando entonces dirigía Noel Sanvicente.

Venezuela promete

Venezuela se agarró de su principal fortaleza, la defensa, con Wuilker Faríñez como gran líder, para dar cuenta de una Paraguay con más ímpetu que ideas.

La ‘experimental’ vinotinto, como muchos la han bautizado en los últimos tiempos tras el subcampeonato en el Mundial Sub 20, aguantó la presión y plantó cara a la ilusionada Paraguay, que dejó para el final lo que no pudo amarrar antes.

El único gol del encuentro disputado en el estadio Defensores del Chaco de la capital paraguaya ante unos 40.000 espectadores fue anotado por el volante Yangel Herrera a los 84 minutos. Pudieron haber sido más para Venezuela, pero el portero paraguayo, Antony Silva, tapó providencialmente dos remates mortíferos de John Murillo en sendos mano a mano.

Con el 0-1 Venezuela cierra dignamente el ciclo Rusia 2018 y se perfila como la gran promesa para las eliminatorias de Catar 2022, a donde aspiran llegar de la mano de Rafael Dudamel, ratificado en su cargo este lunes por la Federación Venezolana de Fútbol.

“No vinimos a cumplir un trámite. Fue un compromiso optimista de cara al futuro. Fue una buena manera de culminar la eliminatoria”, destacó Dudamel luego del partido.

(María José Salcedo)

 

“Teléfonos rotos, llamadas peligrosas”

(AFP) – Rafael Dudamel, dijo que hubo “teléfonos rotos, llamadas peligrosas” antes del partido contra Paraguay, este martes en la decimoctava y última fecha de la clasificatoria mundialista sudamericana, dando a entender un presunto intento de soborno.
“Hemos demostrado dignidad, lealtad, profesionalismo. Hubo muchos teléfonos rotos, llamadas peligrosas (…) No voy a especificar”, dijo Dudamel al negarse a afirmar si las llamadas provenían de la Asociación Paraguaya o de otra federación.
“No voy a dar nombres (…) Hubo muchas visitas femeninas en el hotel (…) Creo que las escogieron bien”, bromeó.
Sostuvo que sus jugadores “dieron demostración de profesionalismo, de integridad, de valores. Han jugado con una gran honestidad”, remarcó.

Compartir