Seleccionado criollo sin complejos tras conocer rivales de Río 2016

El estratega del conjunto venezolano, Néstro “Ché” García, conservará la base que se adjudicó el campeonato Preolímpico, disputado en México 2015. (Foto/La Nación)
El estratega del conjunto venezolano, Néstro “Ché” García, conservará la base que se adjudicó el campeonato Preolímpico, disputado en México 2015. (Foto/La Nación)
El estratega del conjunto venezolano, Néstro “Ché” García, conservará la base que se adjudicó el campeonato Preolímpico, disputado en México 2015. (Foto/La Nación)

Una vez conocidos los primeros oponentes que el seleccionado nacional de baloncesto deberá enfrentar en los venideros Juegos Olímpicos de Río 2016, a disputarse del 5 al 21 de agosto, en Brasil, el conjunto patrio comenzó a trabajar en diseñar una preparación de cara su participación en la magna justa deportiva internacional.

Por ende, el director técnico de la “Vinotinto de las Alturas”, el argentino Néstor “Ché” García, afirmó que la preparación será intensiva para enfrentar de “tú a tú” a todos los equipos.

“Tenemos que salir a jugar. El básquet es cinco contra cinco y nosotros nos vamos a preparar para jugar de igual a igual contra esas selecciones”, indicó García. Hay que recordar que debido a su condición de campeón de América, Venezuela enfrentará a Estados Unidos, China, Australia y dos conjuntos por definir, como parte del grupo A.

Los criollos tienen pautado debutar el 6 de agosto ante uno de los equipos a dilucidar; el 8 se enfrentará a Estados Unidos, el 10 contra China, el 12 contra otro de los equipos ganadores de los torneos clasificatorios y el 14 cerrará la fase de grupos ante Australia.

“Es un grupo dificilísimo… Está el Dream Team (Estados Unidos), Australia que es una de las mejores 15 selecciones del mundo, China que tiene un equipo muy alto, y existe la posibilidad que nos toque Serbia, Francia u otro de los grandes que salga del repechaje”, señaló el entrenador Vinotinto.

Cabe destacar que en las olimpiadas pasarán los primeros cuatro equipos del Grupo A y B; deben ganar mínimo dos partidos para luego ir a una fase de nocaut estándar, que consiste en cuartos de final, semifinales, juego por la medalla de bronce y juego por la medalla de oro. “Ahora hay que jugar, son cinco contra cinco sobre la cancha, nosotros nos vamos a preparar para jugar con cualquiera, pero sabemos que es muy difícil la clasificación como lo es para todos”, declaró el “Ché”.

Ante este honor, ganado con el sudor de la frente de los atletas nacionales, fueron muchas las reacciones (todas favorables) que relucieron en el mundo del baloncesto venezolano, como es el caso del exbasquebolista Víctor David Díaz, quien dijo que “participar en este tipo de torneos es siempre una alegría muy grande, ahí está la crema de la crema y siempre hay que buscar dejar una buena imagen, es un orgullo competir en ese nivel”.

Asimismo agregó que en esta clase de torneos “no hay equipos fáciles”, alegando que todo dependerá de la preparación que el seleccionado patrio lleve a cabo para el certamen. “Siempre es bonito enfrentar al equipo de Estados Unidos, pero considero que en el momento en que nosotros los enfrentamos en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92´, era distinto, ahora pareciera que las distancias son menores”, explicó.

Por su parte, Gabriel Estaba, otra gloria del básquet criollo, sostuvo que para conseguir resultados la selección deberá mantener el “mismo nivel con el que jugaron en México”. Aclaró que el baloncesto olímpico es la competencia “más exigente del mundo”, y Venezuela tiene un grupo de jugadores bastante consolidado, “sus características son muy distintas” a las del grupo que él conformó.

“A diferencia de nosotros, este es un grupo más colectivo, si tienen que hacer un pase extra lo hacen sin ningún temor, en cambio nosotros teníamos más individualidades en las manos de Carl Herrera o Alexander Nelcha, tal vez el puesto en el que más se destacan es en el de piloto, con Heissler Guillent, Grégory Vargas o en el caso de Greivis Vásquez si es que finalmente llega a hacer el equipo”, señaló Estaba.

Solo la élite, zona en la cual se pasea el conjunto vinotinto en la actualidad, tiene el mérito y el derecho de integrar las 12 selecciones que buscarán el oro en tierras amazónicas, por eso cualquier cruce de primera ronda suponía un complicado reto para los criollos.

En ese sentido, los pilotos del equipo venezolano, Heissler Guillent y Grégory Vargas también dieron a conocer sus impresiones después del sorteo. “Como jugador, uno quiere enfrentar a los mejores, por eso me motiva estar con EEUU. Hay equipos talentosos pero nos gusta el reto”, aseguró Guillent; en cambio Vargas comentó que “Venezuela ha crecido mucho en su baloncesto. Los jugadores estamos motivados por el reto que viene y vamos a dar el todo por el todo”. (Favio Hernández)