sábado 25 septiembre, 2021
InicioNoticias¡“San Rafael”, de vuelta!

¡“San Rafael”, de vuelta!

6 views

"¡San Rafael (Dudamel) de vuelta!"
Rafael Dudamel llegó a la selección nacional para convertirse en una especie de “San Rafael”, como lo hizo en Colombia cuando estuvo arquero activo por varios clubes. (Foto: AFP)

Rafael Dudamel, gracias a las grandes actuaciones, en ocasiones “salvadoras” de derrotas y en otras para obtener victorias cuando militó en el fútbol rentado colombiano en condición de arquero, cuidapalos, portero o como se le quiera llamar; bautizado por la crítica neogranadino como “San Rafel, fue traído a la selección Venezuela de mayores como una especie de apagafuegos.

Una papa caliente que muchos no quisieran tener en sus manos ni por un segundo, sin embargo el osado y joven entrenador aceptó el reto, se hizo cargo del banquillo dejado por su antecesor Noel Sanvicente, un seleccionado nacional humillado en las seis primeras fechas de la eliminatoria Sudamericana con miras al Mundial de Rusia 2018.

Hubo incredulidad, el grito al cielo de los más escépticos, todo ante la falta de madurez del joven estratega, un palmarés muy corto, sin nada que mostrar en el contexto internacional; no obstante y con la personalidad que le caracteriza, el ahora director técnico nacional le dijo a tirios y troyanos que tiene  con qué enderezar entuertos, lavar la cara al golpeado fútbol criollo, un retroceso que nadie esperaba luego de lo hecho por Richard Páez Monzón y César Farías, cada quien con actuaciones por demás importantes.

Sobre la marcha, apenas cuatro partidos amistosos en un máximo de dos semanas, sin ningún resultado positivo, tres empates: ante Galicia, Panamá y Guatemala y una derrota frente a Costa Rica, decía poco para un análisis serio al respecto; aunque con la salvedad que contra los “Ticos” y pese al revés, la Vinotinto  mostró progresos, un combinado  parecido a los que en su momento dirigieron Páez y Farías.

Con pie derecho

En el papel, y en los hechos también, por todo lo que representan a través de la historia Uruguay y México, el primero con 15 títulos en la Copa América y el segundo, el gigante de la Concacaf conjuntamente con Estados Unidos,  son los dos grandes favoritos para clasificar a la siguiente fase en el Grupo C de la justa continental de 2016 que se juega ahora en territorio estadounidense, dejando a Venezuela y Jamaica sin ninguna opción.

Sin embargo e independientemente de los progresos de los jamaiquinos, máxime cuando dieron cuenta de Chile, actual campeón de América, en el cierre del alistamiento para la justa americana que ahora está en pleno desarrollo, Venezuela estaba obligado a ganar para tener alguna luz de esperanza con miras a optar por cupo a la siguiente fase.

Triunfo de 1-0, con tanto de Joseff Martínez, justo de acuerdo a lo enseñado por el elenco patrio, pero por encima de todo dejando un buen sabor, sobre todo por la alegría y las buenas hechuras del grupo en varios pasajes del partido.

“No hemos ganado nada, se dio un paso importante, falta camino por recorrer, con mayor razón si hay que enfrentar a rivales de la talla de Uruguay y México”, sentenció Tomás Rincón al término del compromiso.

Uruguay se ha convertido en una especie de verdugo de Venezuela en eliminatorias mundialistas, la más reciente en la ruta hacia Brasil 2014, cuando los “Charrúas”, gracias al triunfo ante la Vinotinto por la mínima diferencia, aquí mismo en suelo patrio, no solo consiguió el pase a la cita universal amazónica, sino que eliminó al conjunto patrio de lo que pudo ser su primera presentación en la gran contienda universal de naciones.

Echará por tierra todos los pronósticos Rafael Dudamel y terminará clasificando a Venezuela a los octavos de final de la Copa América 2016…? Vaya uno a saber; sin embargo, y conociendo el historial del exarquero y ahora director técnico, de su carisma y todo lo que trasmite al jugador, cualquier cosa puede pasar.

El propio “San Rafael” confesó a los periodistas en cuanto a sus aspiraciones con la selección, al extremo que no tuvo empacho en señalar que “nos adentraremos hasta los cuartos de final”, emular lo hecho por César Farías en el 2011 en Chile; utopía o cosa parecida a estas alturas, pero lo cierto es que ya se dio el primer paso, se inició con pie derecho, un triunfo que reconforta y vuelve la alegría no solo a los jugadores sino a un país golpeada por una y mil penurias.

De repente la historia puede ser la misma luego de finalizado el partido del próximo jueves contra Uruguay, de nuevo vencidos por los “Charrúas”; pero también está la otra cara de la moneda, la salida avante de Rafael Dudamel y un grupo humano, mezcla de juventud y experiencia que creyó en sus postulados y contra todos los pronósticos, en base a un triunfo o un empate mantener la esperanza clasificatoria cuando se tenga al frente a la poderosa selección mexicana, una de las favoritas para pelear el título. (Homero Duarte Corona)

- Advertisment -