jueves 16 septiembre, 2021
InicioNoticiasRebelión juvenil

Rebelión juvenil

978 views

José Luis Marrufo y Samuel Sosa fueron los héroes de Táchira en la remontada 2-1 frente a Monagas. (Foto/Cortesía GennaroPascale)
José Luis Marrufo y Samuel Sosa fueron los héroes de Táchira en la remontada 2-1 frente a Monagas. (Foto/Cortesía GennaroPascale)
Luego de arrancar perdiendo, el Deportivo Táchira vino de atrás para quedarse con el triunfo frente a Monagas 2-1, en el primer partido de los cuartos de final del Torneo Clausura, disputado la tarde de ayer en el Polideportivo de Pueblo Nuevo.
Pero la victoria de ayer fue diferente, pues no tuvo el protagonismo de los hombres de siempre en Táchira. Los Zurdo, Maldonado o Yuber abrieron paso a los “chamos”, que entraron al rescate de un partido que se perdía desde el minuto 43 y que parecía condenado a ello.
Armando Maita abrió el marcador sobre el final del primer tiempo y con la ventaja mínima parecía bastarle al conjunto de Maturín, que cerrará en su casa la llave de los cuartos de final el próximo viernes.
Sin capacidad de respuesta por parte de los hombres de experiencia y jerarquía en su plantel, Carlos Maldonado apostó por la juventud de su banquillo y fue esa la fórmula que le terminó dando el triunfo que le permite ir con algo de confianza a la vuelta de la llave.
Jan Hurtado fue el primero en hacer su ingreso, en sustitución de Sergio Herrera, que apenas y se sintió en los 56 minutos que estuvo en cancha. Fue el espigado atacante juvenil quien con sus zancadas llevó peligro real a las huestes del ‘rastafari’ Ángel Hernández, aunque con más ímpetu que sangre fría fue incapaz de definir.
Quien no se lo pensó dos veces fue Samuel Sosa, el jovencito de 16 años que relevó a Ángelo Peña y apenas segundos de haber entrado, en el primer balón que tocó, pegó una galopada para rematar desde unos 25 metros y vencer al gigante Hernández.
Su grito de gol se replicó en todo Pueblo Nuevo, las 13 mil almas presentes vibraron junto a las redes del arco sur. Sosa consiguió su primer gol con el equipo a ocho meses de su debut como profesional y de paso se consagró como una de las promesas del club.
Pero ahí no quedaba la rebelión de los jóvenes, faltaba el puntazo final. El empate dejaba a Táchira contra las cuerdas en la serie ante el peso del gol de visitante, y con esa presión en mente José Luis Marrufo, que había ingresado por Edwin Quero, no dio por perdido un balón en el vértice del área grande y desde allí sacó un zurdazo que fusiló nuevamente a Hernández.
Dos goles sublimes, memorables, decretaron el triunfo del Deportivo Táchira en Pueblo Nuevo, que ahora debe completar la tarea en el Comanche Botini de Maturín, para que las joyas convertidas no terminen reducidas a simples anécdotas.
Un empate sin goles o un triunfo son las únicas opciones para Táchira si quiere seguir su marcha en la recta final del Clausura. Para la vuelta “debemos hacer un buen trabajo táctico, inteligente”, dictó Maldonado tras el partido, pensando en el próximo viernes. (MJS)

Ficha Técnica:
Táchira (2): Contreras; Camacho, Lujano, Mosquera, Quero* (60’ Marrufo); Flores, Rojas (C), Peña (74’ Sosa), Azócar; Maldonado y Herrera (56’ Hurtado). DT: Carlos Maldonado.
Monagas (1): Hernández; Romero*, Mustafá, Trejo, Bracho; Mora (88’ López), Alemán, Rodríguez (83’ Hernández), González, Polo (64’ González) y Maita. DT: Jhonny Ferreira.

- Advertisment -