miércoles 20 octubre, 2021
InicioNoticiasPerú se despide con fiesta

Perú se despide con fiesta

841 views

Sochi, Rusia (AFP) Aunque llegaba ya eliminada a Sochi, Perú se despidió a lo grande de su regreso a un Mundial después de 36 años con su emocionante victoria ante Australia por 2-0, la primera que logra en una Copa desde 1978, en un encuentro convertido en una sentida fiesta por una hinchada que llevaba media vida esperándola.

El delirio se desató en el Estadio Olímpico de esta ciudad a orillas del Mar Negro con el lindo tanto de André Carrillo en el 18, el primero en Rusia-2018 para Perú, que se había ido en blanco de las derrotas ante Dinamarca y Francia. Ya en la segunda parte, Paolo Guerrero puso el 2-0 en el 50.

El resultado deja eliminada también a Australia, ahora última de un Grupo C en el que clasifican franceses (7 puntos) y daneses (5).

No había ganado hasta hoy su equipo, que siempre se preguntará qué hubiera pasado si hubiera entrado el penal de Christian Cueva ante Dinamarca, pero su juego valiente ha elevado el espectáculo en Rusia.

– Ambiciosa Australia –

El único problema para la comunión peruana era que enfrente tenía un equipo con la historia en la punta de las botas.

Los ‘Socceroos’ llegaban a dejarse la vida a este tercer partido en el que necesitaban vencer a Perú y que Dinamarca perdiera contra Francia para entrar en los segundos octavos de su historia.

Hasta que ocurrió lo que Perú llevaba más de tres décadas aguardando. Tras un contraataque, Guerrero levantó la cabeza desde la izquierda y vio a André Carrillo correr hacia la entrada del área. Y allí, el atacante del Watford articuló una espectacular volea que ya es historia del fútbol inca: la que comenzó a construir su primera victoria en un Mundial en 40 años.

– Hasta pronto –

Pero, sorteada la catarsis peruana a la que habían sido invitados por obligación, los australianos comenzaron a recomponerse.

A punto estuvieron de lograr el empate Tom Rogic y Mathew Leckie.

Llegó en el minuto 50 tras un carrerón de Cueva por la izquierda para que el delantero del Flamengo, de 34 años, tirara de su experiencia de viejo rockero del área para poner de remate el 2-0.

Quedaba ya muy tocada la decepcionada Australia, y no había vuelta atrás en el éxtasis peruano, con el partido convertido en una dulce despedida para los sudamericanos, de esas que no duelen tanto porque el adiós no será por mucho tiempo. Y este Perú promete volver muy pronto.

- Advertisment -