lunes 18 octubre, 2021
InicioNoticiasFrancia y Dinamarca en juego de bostezo

Francia y Dinamarca en juego de bostezo

102 views

Moscú, Rusia (AFP) Francia se clasificó a octavos de final como primero del Grupo C y Dinamarca como segundo, después del empate 0-0 entre ambos, este martes en el estadio Luzhniki de Moscú, en el primer compromiso sin goles del Mundial-2018.

Los franceses, que ya tenían asegurado su boleto a la segunda ronda, pudieron mantener el liderato y se medirán a Argentina el sábado a las 14H00 GMT, después de el equipo de Lionel Messi se clasificara in extremis para los octavos.

A los daneses, que jugarán contra Croacia el domingo a las 18H00 GMT, les valía con la igualdad para lograr la segunda plaza, sabiendo que en el otro duelo del grupo, Perú vencía a Australia (resultado final: 2-0), dejando sin chances a los ‘Socceroos’.

Tras dos victorias que aseguraron la clasificación, Didier Deschamps movió a su plantilla, en el día en el que igualó a Raymond Domenech como el seleccionador francés con más partidos (79).

– Griezmann, de nuevo gris y sustituido –

En ataque repitieron Antoine Griezmann y Olivier Giroud, asistidos en esta ocasión por Thomas Lemar en la izquierda y Ousmane Dembelé en la derecha.

Giroud tuvo la primera ocasión al cuarto de hora, cuando su disparo, tras una dejada de Lucas Hernandez, lo despejó Kasper Schmeichel a córner.

Fue un espejismo. Francia intentaba imponer su juego de asociaciones, pero no encontraba velocidad y la defensa danesa la sujetaba sin excesivas dificultades.

Dinamarca, con un fútbol directo, utilizaba el camino más corto para asistir a sus atacantes. Martin Braithwaite hizo ruido en los primeros minutos llegando en dos ocasiones a la línea de fondo.

– Fekir y Mbappé, revulsivos –

En la segunda parte se acentuó la tendencia. La posesión era francesa, pero sus atacantes carecían de imaginación para romper el cerrojo danés.

Como en sus dos partidos anteriores, al equipo nórdico no parecía incomodarle la situación y cuando podía sacaba las garras, como en un libre directo muy lejano de su estrella Christian Eriksen que Mandanda atajó con problemas (54).

Cinco minutos después la estrella del Tottenham tuvo otra bala, pero esta vez no encontró portería desde la frontal.

- Advertisment -