lunes 26 octubre, 2020
Inicio Noticias LeBron James vs. Michael Jordan: ¿ha superado el Rey a Su Alteza?

LeBron James vs. Michael Jordan: ¿ha superado el Rey a Su Alteza?

388 views

Mismo dorsal, eterno debate: ¿ha superado ya LeBron James a Michael Jordan? El duelo histórico entre ’23’ vuelve a surgir después de la memorable actuación en la difícil temporada 2019/20, en la que ‘King’ ha llevado en volandas a Los Angeles Lakers a la consecución de su 17º anillo de campeones.

En cualquier deporte existen debates así: Messi y Maradona, Schumacher y Hamilton, Nadal y Federer, Rossi y Márquez… El propio Jordan ya tuvo que pasar por esta situación en su época de jugador, cuando se le comparaba con Magic Johnson.

Jordan gana en anillos… de momento

A sus 35 años y 286 días, LeBron James ha conseguido su cuarto anillo, tercero con una franquicia distinta.

Aún está a dos de los seis que logró Jordan, pero ya le ha batido en dos aspectos: mientras que el hoy propietario de Charlotte Hornets ganó sus seis títulos con un solo equipo, LeBron lo ha hecho con tres distintos. Sólo Robert Horry (Rockets, Lakers y Spurs), John Salley (Pistons, Bulls y Lakers) y su actual compañero Danny Green (Spurs, Raptors y Lakers) lo han logrado.

También Jordan puede presumir, de momento, de haberse llevado el trofeo MVP de las finales dos veces más que el hoy comandante laker. A Magic Johnson, Tim Duncan y Shaquille O’Neal se ha unido LeBron James con cuatro títulos de mejor jugador, pero aún tiene que remar un poco más.

Visto el rendimiento de James, pocos dudan de que aún le queda baloncesto en sus piernas. Físicamente es un auténtico portento, y aunque se cuida en extremo (excepto sus ya famosos ‘Taco Tuesday’, martes de tacos), roza ya los 36 años. En buena medida sus éxitos dependerán de que Anthony Davis siga en el vestuario laker, ya que es su socio imprescindible en este momento.

Como le pasó a Jordan con Scottie Pippen, o a Kobe Bryant con Pau Gasol o Shaquille O’Neal, la sociedad James-Davis es letal y en buena medida se debe a la buena amistad que les une. «Davis y yo funcionamos porque no estamos celosos el uno del otro”, explicaba LeBron. En la misma medida, aquel dúo de los históricos Bulls funcionó porque ambos compartían una buena amistad.