sábado 22 enero, 2022
InicioNoticias“La hora de la verdad”

“La hora de la verdad”

29 views

Santiago Escobar destacó el nivel competitivo de su equipo, a la altura de una final. (Foto/Carlos Ramírez)

Luego de sumar, restar, multiplicar y dividir, la incógnita sobre el rival que enfrentará a Deportivo Táchira en el inicio del cuadrangular final fue despejada. Aunque el equipo no ha sido notificado de manera oficial por la Federación Venezolana de Fútbol, se da por descontado que será La Guaira el equipo a enfrentar, y que la ida comenzará este sábado en la capital a las siete de la noche, donde esta noche justamente el Caracas abre la ronda frente al Anzoátegui.
“Es la hora de la verdad. Todo lo hecho, el primer lugar obtenido en la ronda previa, las dos derrotas, todo queda atrás, se olvida, se borra, porque la verdad es que comenzamos desde cero, y lo que cuenta es lo que hagamos a partir del sábado a las siete de la noche”, dijo el DT del Deportivo Táchira Santiago Escobar este jueves en rueda de prensa.
Escobar destacó que “llegar a las finales es lo más bonito de jugar al fútbol”, tanto para jugadores como para el cuerpo técnico, “tenemos un compromiso con el aficionado, con nuestras familias y con la profesión y llegamos bien para afrontarlo”, añadió el técnico colombiano.
El entrenador negó que en el seno de su equipo haya exceso de confianza, “sabemos que serán finales muy peleadas y tenemos cómo competirle a La Guaira”, afirmó Escobar.
Y es que pese a la ausencia de cinco jugadores, los que están con la Sub 20 y de los cuales tres son piezas claves en el equipo, Escobar asegura que se ha sabido cubrir las ausencias, aunque lo que sí lanzó una alarma fue respecto a la convocatoria de dos jugadores más pero a la selección de mayores: José Contreras y Pablo Camacho.
Sobre este particular dijo que se habían enviado una petición a la Federación para reconsiderar la convocatoria de estos jugadores, pues va en perjuicio de los intereses del club, que se juega la vida en series de 180 minutos.
“Control mental”
Giovanny Romero, defensor aurinegro, acompañó a Escobar en la rueda de medios y reforzó la idea del “control mental que necesitamos en unos juegos que serán a diente apretado desde el sábado”.
Y a propósito del aspecto sicológico, Escobar fue consultado sobre la situación de Víctor Aquino, quien se mostró susceptible a las provocaciones en el último partido en Pueblo Nuevo ante Mineros, que le costó la roja por doble amarilla.
“El autocontrol fue uno de los puntos que tocamos esta semana, no sólo por Víctor (Aquino), sino por todos los jugadores. Lo tratamos como un tema grupal y luego conversé de manera individual con él, sé que no va a volver a ocurrir. Entramos en una etapa en la que nos jugamos todo, necesitamos iniciar los partidos con 11 y terminarlos con 11 también”, dijo Escobar.
Táchira parte hoy a las 10 de la mañana en vuelo comercial a la capital.
Erradicar los “vendidos”
Luego de que en las últimas horas estallara un escándalo alrededor del Trujillanos FC por la supuesta vinculación de un grupo de sus jugadores a la mafia de los amaños, Santiago Escobar y Giovanny Romero fueron consultados al respecto y su posición fue contundente.
Ambos coincidieron en que a los jugadores que se les compruebe tal acusación deben ser erradicados del fútbol venezolano. “Yo no tengo pruebas, pero si eso es cierto, por el bien del fútbol venezolano, el mismo club que hoy tomó la decisión (de apartar a 10 jugadores) debe exponerlos públicamente para que no puedan ser contratados por otros equipos”.
“El que vende un partido de fútbol es capaz de vender a la mamá y eso no lo podemos permitir. No más jugadores vendidos, no más jugadores que regalan partidos, que regalan el trabajo, no podemos permitir más jugadores así”, remató Escobar.
Mientras que Romero señaló que “si en algún momento quieres algo mejor para tu familia, lo más justo es ganárselo siendo mejor en la cancha, dando lo mejor de ti, irse por el lado más fácil es injusto, pues le faltas el respeto a tus compañeros, a la institución, al hincha que va cada domingo con la ilusión de que su equipo gane”.
(María José Salcedo)

- Advertisment -