jueves 16 septiembre, 2021
InicioNoticiasLa Eurocopa encontrará a Francia preocupada por atentados y huelgas

La Eurocopa encontrará a Francia preocupada por atentados y huelgas

2 views

Con el partido inaugural entre la anfitriona Francia y Rumanía comenzará este viernes la Eurocopa-2016 en un país preocupado por las amenazas de atentados terroristas y medio paralizado por diferentes huelgas, principalmente en el sector del transporte, según nota de la agencia EFE.

Los llamamientos a acabar con las protestas sociales del presidente François Hollande y de su primer ministro Manuel Valls no han surtido efecto.

“Es un tema sobre el que no tenemos una posición, pero que nos inquieta”, admitió el miércoles el jefe de la organización de la Eurocopa, Jacques Lambert.

Por noveno día consecutivo, el personal de la SNCF (la compañía de ferrocarril) mantiene este jueves muy perturbado el servicio del tren.

Continúan también las negociaciones en Air France para evitar una huelga convocada del 11 al 14 de junio por cuestiones salariales.

Los sindicatos anunciaron asimismo que continúan las protestas, incluida una manifestación a nivel nacional para el 14, contra el proyecto de reforma laboral del gobierno, que en los últimos tres meses ha llevado a miles de personas a manifestarse y que ha desatado huelgas en los sectores del petróleo, la energía y los puertos, entre otros.

La imagen de París que se lleven los asistentes a la Eurocopa también puede verse aceptada por la huelga de los basureros desde hace días que ha provocado que haya basura amontonada en la capital. Y en Marsella, la segunda ciudad del país, la situación es similar.

“Todo lo que perturba la movilidad del personal de la organización, de los equipos y de los aficionados no va en el sentido que desearíamos”, declaró Lambert. Francia espera la llegada de dos millones de extranjeros con motivo de la Eurocopa.

Seguridad sin precedentes

La tensión social no es la única amenaza de la Eurocopa: Francia, que ya vivió dos atentados en enero y noviembre de 2015, teme nuevos ataques.

Hasta algunos jugadores han admitido su preocupación, como el alemán Jerome Boateng: “Mi familia y mi hijos no irán al estadio. Considero que el riesgo es, simplemente, demasiado grande”, declaró al diario Bild.

Boateng era uno de los jugadores alemanes que jugó el amistoso del pasado 13 de noviembre en el Stade de France, cuando una oleada de atentados coordinados dejó en París un balance de 130 muertos.

“Yo no aconsejaría a mis hijos ir a una ‘fan zone'”, declaró la presidenta de la región parisina, Valérie Pecresse. En París, al pie de la torre Eiffel, estará la zona de aficionados más grande del torneo, con capacidad para albergar a 92.000 personas.

“Nunca se planteó anular las ‘fans-zones'”, aseguró Lambert, precisando que estos recintos estarán “asegurados de la manera más profesional posible”.

Francia ha previsto un dispositivo de seguridad sin precedentes, con la movilización de 90.000 policías, gendarmes y agentes de seguridad privada.

El estado de la situación es tal que Hollande admitió que la posibilidad de un atentado “existe” y el gobierno francés ha lanzado una aplicación para teléfonos móviles bautizada como “alerta atentado”.

Esta aplicación, disponible en francés e inglés, permitirá a cualquiera, a través del móvil, de alertar “en caso de sospecha de atentado o de acontecimiento excepcionalmente grave”.

- Advertisment -