viernes 1 julio, 2022
InicioNoticiasJesús Enrique Colombo deslumbra a afición española

Jesús Enrique Colombo deslumbra a afición española

226 views

Jesús Enrique Colombo, convertido en figura en suelo español en el cierre de su campaña novilleril. (Foto/La Nación)
Por primera vez en la historia de la torería venezolana, un nativo de la patria de Bolívar, en condición de novillero, ocupa las primeras planas de los principales diarios españoles, gracias al talento, arte y ganas del joven diestro criollo delante de los astados.
Se trata del tachirense Jesús Enrique Colombo, para más señas, taribense, hijo de la “Perla del Torbes”, cuna del toreo en Venezuela, quien partió hace cinco años a la “Madre Patria”, aún siendo menor de edad, para en estos momentos encontrarse en el umbral de convertirse en matador de toros.
El ojo clínico de los Ruiz Palomares, los mismo apoderados de Enrique Ponce, para con sapiencia y paso lento llevar a Jesús Enrique a la cima, similar al orfebre que va puliendo el diamante en bruto hasta hacerlo una preciada joya, para en este instante ser una de las grandes revelaciones en el mundo de la tauromaquia.
Padre e hijo no han arado en el mar ni han edificado en el viento, conocedores de la materia hasta el tuétano, vieron en el nacido en Táriba, tan pronto lo observaron en las primeras tientas en suelo ibérico todo lo que llevaba intrínseco.
Un quinquenio después el hijo del ya retirado matador de toros, Jesús Colombo, está hecho un “huracán” de la torería mundial, en cualquier plaza que se presenta arma la grande, pone de pie al soberano, le corta la oreja y el rabo al astado que lidie.
34 orejas y 5 rabos en 19 novilladas
Se dice fácil y se escribe rápido, pero esta ha sido la labor durante el mes de agosto de Jesús Enrique, una recta final en su carrera de novillero apoteósica, sin desperdicio, al extremo que los más eruditos de la crítica especializada española se sobren en loas hacia el torero tachirense.
Una cosecha de 34 orejas y 5 rabos en menos de una veintena de novilladas no es tarea fácil para cualquier novillero, menos si es extranjero; sin embargo, el taribense lo ha conseguido, para ser en estos momentos el primero en la estadística española en el 2017.
El pasado domingo comenzó su andar del mes de septiembre, los últimos días como novillero, en la XXVII Feria del Arroz en Calasparra, alternando con Andy Jounes y Jorge Rico, lidiando reses de la ganadería Villamarta. Como premio a su labor una oreja y petición de otra.
También tiene firmadas novilladas en forma consecutiva entre el 7 y 11 de septiembre, apenas un día de descanso, el 12, para continuar los días 13, 14, 15, 16 y 17, luego actuaciones el 25, 26, 27 y 29 del mismo mes, una agenda totalmente llena.
El 1 y 9 de octubre las últimas dos novilladas en su carrera como aspirante a matador de todos, para recibir el doctorado en el arte de Cuchares, el día 11 del décimo mes del año 2017 en la Feria de Zaragoza, España, teniendo como padrino al gran maestro Enrique Ponce y como testigo a Cayetano Rivera, hijo del desaparecido Francisco Rivera “Paquirri”.
Una alternativa de lujo, orgullo para la torería del Táchira y Venezuela, con la seguridad que habrá la respuesta en el ruedo de Jesús Enrique, un chaval que en base a arte y clase, con un bagaje bien ganado, conocedor de los secretos del toro, no va a defraudar a quienes hoy en día le admiran como una figura del toreo. (Homero Duarte Corona)

- Advertisment -