jueves 16 septiembre, 2021
InicioNoticias¡Hasta aquí!

¡Hasta aquí!

3 views

Luís Manuel Seijas erró un penal cuando la Vinotinto pasaba por su mejor momento. (Foto/AFP)
Luís Manuel Seijas erró un penal cuando la Vinotinto pasaba por su mejor momento. (Foto/AFP)

Con la cara en alto se marchó la Vinotinto de la Copa América Centenario, luego de que anoche cayera cuatro goles por uno ante su similar de Argentina, en la tanda de Cuartos de Final, y con esto se despidióde una competición que representó mucho para el fútbol criollo, un renacer y un cambio a los malos resultados antes obtenidos.
Un doblete del goledor de la Liga Italiana, Gonzalo Higuaín, una diana del balón de Oro, Lionel Messi, y otro tanto de Erick Lamela, sentenciaron el marcador del encuentro y dieron el paso a una albiceleste que en varias ocasiones se vio comprometida, siendo salvada por los palos, además de las oportunas paradas del guardameta Sergio Romero, quien detuvo un penal terriblemente cobrado por Luís Manuel Seijas. Por su parte el ariete criollo, Salomón Rondón, marcó de cabeza el tanto de la honra para los vinotintos.
Precisamente Seijas fue una variante que se produjo instantes antes de comenzar el partido, pues Adalberto Peñaranda –quien ya estaba anunciado entre el 11 titular- sufrió una contractura muscular durante el calentamiento previo al juego, por lo que el director técnico, Rafel Dudamel, decidió alinear a Seijas en su lugar. A los siente minutos de haber sonado el pitazo inicial la Argentina se fue arriba con una obra maestra; Messi metió un centro aéreo al área nacional a la cual ingresó “Pipita” Higuaín –arrastrando la marca de los centrales- y definió con pierna derecha al segundo palo del arco defendido por Dani Hernández. Al 27´ llegó el segundo tanto albiceleste, Pipita aprovechó un pase errado de Arquimedes Figuera y dejó en el sitio a Hernández para rematar al arco vacio.
Venezuela jamás bajó los brazos, murieron con botas puestas. Este segundo gol les impulsó y les hizo vivir el mejor momento para los patriotas en el partido. El poste derecho le negó un gol de cabeza a Rondón; Romero despejó un complicado disparo de Rolf Feltscher que se iba para adentro; y para mayor calamidad, Seijas desperdició un penal tratando de engañar al meta gaucho, buscando picarla, pero este esperó y se quedó en el medio, atajando de esta manera el manso disparo.
La segunda parte trajó esperanza para los bolivarianos; a pesar de que Messi marcó el tercero para Argentina, Alejandro Guerra –de excelente actuación- centró desde la banda izquierda hacia el área rival, encontrando la cabeza de Rondón, la cual envió el balón hacia el poste izquierdo de Romero, pero terminó entrando, colocando más que el tres a uno en el pizarrón del Gillete Stadium, generó la ilusión a un país que se unió por el balompié. No obstante la respuesta sureña no se hizo esperar y Lamela anotó el cuarto y lapidario gol del cotejo.
Sin duda algua Argentina fue superior, dominó el encuentro y propuso mayor peligro, sin embargo Venezuela dejó el alma en el terreno, peleó hasta la última pelota y lo intentó hasta el último minuto pero la fatíga y las pierns ya no respondieron. Con las botas puestas se marchó la Vinotinto de este certamen norteamericano, dejando un buen sabor de boca que llenó de esperanza hacia un nuevo horinzonte en el seleccionado criollo; cosas muy importantes arrojó esta Copa América Centenaria para Venezuela. Con esta victoría Argentina se verá la cara ante la anfitriona de la justa, Estados Unidos, duelo a escenificarse en las Semifinales de la competición. (Favio Hernández)

https://youtu.be/CyBu6PQMdhw

- Advertisment -