lunes 18 octubre, 2021
InicioNoticiasGerzon Chacón: “Estoy cumpliendo el sueño de todo niño tachirense”

Gerzon Chacón: “Estoy cumpliendo el sueño de todo niño tachirense”

987 views

En el Deportivo Táchira hay títulos, celebraciones, gestas, e inclusive momentos tristes que recordar. También existen efectivos que han dejado una huella imborrable en la historia que trascenderá durante mucho tiempo.

Gerzon Chacón es uno de ellos, el ‘Capi’ rompió otro récord vestido de Aurinegro, superando los 450 partidos defendiendo la casaca más importante de Venezuela, hecho que lo confirma como el jugador más representativo de la institución atigrada, pues es el único en lograrlo hasta ahora.

“450 juegos con esta camiseta me llena de orgullo, de satisfacción, estoy cumpliendo un sueño de todo niño tachirense” recordó, cuando asistía al estadio desde muy pequeño en compañía de sus padres, fomentando tempranamente la pasión que ha permanecido intacta hasta la fecha.

Quizás en ese momento, su pensamiento era sencillamente trabajar para debutar con la amarilla y negra, hazaña que lograba el 14 de diciembre de 1997, ante El Vigía de la mano del estratega Carlos Maldonado. Ese día no pensó que su carrera en el club sería una de las más proliferas. A la fecha suma 453 cotejos con la rayada.

Chacón ostenta en su palmarés cuatro de las ocho estrellas tachirenses (1999-2000, 2007-2008, 2010-2011, 2014-2015), esto por mencionar otro punto destacable en su trayectoria con el escudo andino.

“No pensaba llegar a hacer tanta historia, pensaba en vestirla, pero me he esforzado, he tratado de no conformarme, dar siempre lo mejor en cada partido, en el entrenamiento”, dijo sobre la premisa de trabajo para mantener intacta la ambición que, a lo largo de los años, en vez de ir desapareciendo, lo ha motivado para seguir escribiendo capítulos memorables.

A sus 36 años, Gerzon Armando es el espejo para cientos de practicantes del balompié y su receta de cómo lograrlo es “con responsabilidad y disciplina”.

“Esto no acaba aquí, quiero seguir jugando, continuar ganando títulos con el equipo”, sostuvo, al tiempo que reconoció que llegará el momento de dar un paso al costado, apuntando que por ahora no está en sus planes ese panorama, visualizando a corto plazo levantar otro trofeo nacional.

Se extiende la dinastía Chacón

El sancristobalense no auguraba un panorama tan favorable en este pasaje de su carrera, 453 partidos vienen acompañados de un presente que lo involucra aún más con el Deportivo Táchira F.C.

Detrás del eterno ‘18’ le siguen sus pasos Jeizon Ramírez Chacón, su sobrino con el que ha podido compartir terreno en la máxima categoría, situación que también se convirtió en hecho histórico por ser la primera vez en que dos familiares de distintas generaciones están simultáneamente en el campo.

Aparte de su sobrino, están  sus hijos Yerson Ronaldo y Yerson Emmanuel Chacón, el primero integrante de la Cantera Aurinegra y que a pesar de su corta edad se caracteriza por el ímpetu y la convicción heredada de su padre para afrontar los retos.

“El fútbol no me dejará a mí”

“Me siento bien, siempre he dicho que yo mismo dejaré el fútbol, el fútbol no me dejará a mí”, premisa que le ha servido para acumular 15 temporadas y un Torneo Adecuación con el Carrusel Aurinegro, en las que ha podido celebrar grandes episodios.

Además de las cuatro estrellas, son siete torneos cortos en los que ha podido levantar el trofeo (Apertura 1998, Apertura 1999, Clausura 2000, Clausura 2008, Apertura 2009, Apertura 2010 y Clausura 2015), momentos que quiere volver a repetir.

Jerarquizando lauros, también es imposible no recordar el par de tantos anotados fuera de tierras venezolanas. El más importante fue en la victoria del 10 de febrero del 2009 (1-2), ante Club Guaraní, representando el primer triunfo como visitante por Copa Libertadores, el otro frente Santos de Brasil el 20 de mayo del 2011, en el Estadio Pacaembú.

El currículo se extiende con 9 participaciones en Copa Libertadores (2005, 2006, 2007, 2009, 2010, 2011, 2012, 2015, 2016), agregándole una salida a Prelibertadores en 1999, además de presencia en la Sudamericana del 2002.

Al mencionar todas estas salidas al terreno, es notorio que se genera un desgaste físico y mental, imponerse ante este obligatorio obstáculo del futbolista es necesario para mantener el sentimiento vivo por seguir golpeando la esférica.

“Cuando van pasando los años, vamos viendo el fútbol de otra manera, cuando llegue el momento de dar el paso al costado será cuando ya no sienta ganas de entrenar, ni tenga motivación por los partidos, saber cómo me siento físicamente para responder dentro de la cancha”, manifestó con carácter, generando la sensación que queda tiempo para seguir escribiendo historia.

(Vía Deportivo Táchira)

- Advertisment -