Fundación de Fútbol Supra 50 y 60 exige respeto a la gobernadora Gómez

116

“No cumplió con lo establecido en el acuerdo de patrocinio”. Así dijo Jesús Saavedra, presidente del Comité Organizador del Torneo de la Fundación Fútbol Supra 50 y 60, refiriéndose a la escueta premiación que otorgó la gobernadora del estado, Laidy Gómez, el pasado sábado en la final del campeonato cincuentón.

El Torneo de la Fundación Fútbol Supra 50 y 60 es una de las competiciones veteranas más emblemáticas de toda Venezuela, siendo la más importante en el estado Táchira, pues todos los fines de semana activa físicamente a más de 100 hombres mayores de los 50 años de edad, en diferentes engramados de la zona metropolitana de la entidad.

Este certamen se ha mantenido en la región por un lapso aproximado de 15 años, de manera continua. Su organización se jacta de recibir elogios por la profesionalidad, rigurosidad y orden con el que dirige cada certamen, lo que le hace ser un campeonato de altura.

En sus filas han militado figuras que pisaron engramados y vistieron casacas del fútbol profesional venezolano, así como también el buen talento regional amateur; características que han servido de garantía para el buen espectáculo que brinda al colectivo tachirense jornada tras jornada.

Es por ello que el equipo directivo trabaja fuertemente en cada temporada por brindar un evento de caché y altura, para que tanto jugadores, directivos y afición queden complacidos con lo ofrecido.

Conscientes del gran gasto económico que demanda mantener a flote y en la élite un campeonato de tal envergadura, y considerando la actual situación crítica por la que atraviesa el país, la organización siempre ha buscado un padrino o madrina para que se les una y apoye con respecto a la entrega de una buena premiación, es lo poco que merecen los jugadores que dejan la piel en los terrenos por llevar a su divisa al cuadro de honor.

Para la recién culminada edición se acordó que la madrina del evento sería la gobernadora del estado, Laidy Gómez, quien desde el momento en que era aspirante para tal cargo aceptó apoderar el evento.

Así pues, tras conversar con la directiva del campeonato, acordaron -en buenos términos- que Gómez les apoyaría con una buena premiación para 12 equipos, los cuatro primeros de los tres renglones que la Fundación Fútbol Supra 50 y 60 ostenta.

No obstante, el sábado pasado se jugaron dos de las tres finales en el Campo 12 de Febrero, de Tàriba, y como es costumbre la organización invitó al patrocinante a realizar el saque inaugural, sin embargo, debido a compromisos laborales la gobernadora no pudo asistir y en su lugar envió a Ismael Carreño, director del Instituto del Deporte Tachirense.

La decepción se reflejó en los rostros de jugadores y directivos cuando vieron que Carreño llegó al césped taribero con una caja que contenía tres kilos de harina y tres kilos de arroz, además de un balón, para solventar el compromiso 300 jugadores.

De esta manera, jugadores y directivos rechazaron la acción y exigen a Gómez que cumpla con lo acordado, pues con eso “nisiquiera se puede premiar a dos jugadores”.

Rogando a que este inconveniente sea resuelto en pro de los atletas y confiando en la buena fe de la gobernadora tachirense, el Comité Organizador espera que Gómez se reivindique y aporte una premiación a la altura de lo que la Fundación de Fútbol Supra 50 y 60 requiere.

Favio Hernández