domingo 23 enero, 2022
InicioNoticiasFinal al rojo vivo

Final al rojo vivo

84 views

Marinos de Oriente forzó a regresar a Barquisimeto para jugar el sexto partido, y séptimo, si es necesario, en la final de la Liga de Baloncesto profesional ante Guaros de Lara. (Foto/Cortesía de El Impulso)
Guaros de Lara y Marinos de Oriente definirán el nuevo rey del baloncesto profesional de Venezuela en el Domo Bolivariano de Barquisimeto, el miércoles y jueves, lo que será el sexto partido, y séptimo, si es necesario.
El quinteto larense comenzó ganando la serie, doble triunfo consecutivo en su feudo de la capital “Crepuscular”, para irse arriba 2-0; y con una ventaja importante a su favor viajar a Puerto La Cruz, gimnasio cubierto “Luis Ramos” a la celebración del tercero, cuarto y quinto compromisos entre viernes y domingo.
Descontó el anfitrión el viernes para colocar la serie 2-1, no obstante el forastero conjunto larense se impuso el sábado, para ponerse arriba 3-1 e ir el domingo a rematar en el quinto compromiso, sin poder alcanzar el cometido, el anfitrión salió avante con pizarra de 91-80 y dejar el global 3-2, aún favorable a los Guaros.
Marinos tuvo en su defensa grandes aliados, su cerco reboteador funcionó, pues apenas permitieron ocho capturas ofensivas del visitante y dominaron este departamento 45-27. Aunado a ello repartieron 30 asistencias, doblando al rival.
Los cuatro tiempos fueron para el anfitrión Marinos, nunca estuvo arriba Guaros, trayendo como consecuencia el triunfo del local y por ende la alegría desbordante de los aficionados que por tercer día consecutivo dejaron un lleno a reventar en las graderías de la “Caldera del Diablo”.
Guillermo Vecchio, entrenador de Guaros, reconoció al finalizar el quinto partido del día domingo que “cometimos muchos errores. Descuidamos los rebotes, fallamos 10 de 40 tiros libres y restando apenas cuatro minutos para finalizar el partido, Marinos le sacó provecho, sus jugadores hicieron todo bien, teniendo como justo premio la victoria”.
Nada escrito en esta serie pactada a 7 juegos, independientemente los “Crepusculares” estén arriba con 3 victorias a su favor por 2 de los orientales. Hubo inspiración del conjunto de la costa Puerto La Cruz en el quinto juego del pasado domingo, de allí la ventaja de 11 puntos al término del compromiso.
Sin embargo, la serie regresa a Barquisimeto, el emblemático “Domo Bolivariano”, dos juegos decisivos el miércoles y jueves, con el local en busca de una victoria para alcanzar el primer título en su historia, lo contrario del visitante que requiere ganar los dos partidos para alzarse con su decimosegundo galardón en más de 40 años de fundado.
El mejor regalo que le podría dar el colectivo “Guaro” a su afición sería coronarse por primera vez en su fortín del “Domo Bolivariano”, un gran universo de 10 mil almas pujando por su divisa, ligando de una vez por todas que no se vaya la serie a siete juegos, y esto se evita ganando mañana, porque de salir triunfante Marinos, el jueves se iría al séptimo y definitivo encuentro, sin mañana, pues el que triunfe se quedará con la apetecida Copa de la temporada 2017.
En el papel, de acuerdo a como está la serie luego de celebrados 5 juegos, Guaros de Lara tiene dos factores a su favor; por una parte está arriba 3-2 y por la otra cierra de local, que siempre tiene su hándicap, más en una plaza basquetera como Barquisimeto.
La juventud, ímpetu y hambre de su primer título de Guaros de Lara, contra la trayectoria y palmarés de Marinos, dos grupos humanos que ahora mismo tienen dos partidos por disputar, ocho tiempos, cuatro en cada compromiso para definir quién será el nuevo rey del baloncesto rentado venezolano.
“En este equipo hay mucha experiencia, buena parte de los jugadores con varias finales en su haber, saben manejar estas situaciones. No ha sido sencilla la serie, pero estamos seguros que vamos a Barquisimeto en busca del título”, sentenció Berroterán.
La cita este miércoles, a las 7 y 30 de la noche, en el tabloncillo del “Domo Bolivariano”, y si es necesario, el día jueves en el mismo horario un séptimo juego, esto siempre y cuando Marinos gane mañana.
(Homero Duarte Corona)

- Advertisment -