miércoles 14 abril, 2021
InicioNoticiasFariñez, ataja y convierte penales

Fariñez, ataja y convierte penales

232 views

Wuilker Farías, el joven arquero de la Vinotinto que ataja y anota penales, un don que pocos los tienen. (Foto/AFP)
SEÚL, Mayo 2017 (AFP).- Relegado a un segundo plano por el potencial ofensivo que ha mostrado hasta el momento la selección Sub-20 de Venezuela en el Mundial, el arquero de la ‘Mini-vinotinto’ Wuilker Faríñez, experto en atajar penales, puede presumir de haber convertido una pena máxima en la cita mundialista.
Fue en el minuto 56 del partido ante la débil selección de Vanuatu. Venezuela ganaba tres cero y ese resultado le clasificaba virtualmente para octavos. El colegiado decretó el punto fatídico, y el DT venezolano Rafael Dudamel señaló a su pupilo para que patease.
Quizá fue una forma de premiar su trabajo, a veces menos reconocido y lejano a los focos que el de sus compañeros, o de recordar sus tiempos de jugador profesional cuando Dudamel anotó varios goles a balón parado abandonando su arco.
Faríñez pateó suave y al centro de forma poco ortodoxa, pero la impericia del arquero de Vanuatu posibilitó el primer gol de la historia de los Mundiales Sub-20 anotado por un arquero.
Pero ese no es el único mérito del joven arquero del Caracas FC, que el 29 de marzo tapó un penal a Alexis Sánchez en Santiago de Chile en partido de eliminatorias para Rusia-2015.
“Era difícil pero venía preparado. En el momento estudio mucho las variables: el jugador, cómo se perfila, lo que me dijo el técnico. Aguanté hasta último momento”, recuerda sobre aquella acción que le dio a conocer al gran público.
– Un joven experimentado –
Faríñez, de 19 años, aún no ha llegado a la edad límite para disputar el Mundial Sub-20, pero atesora una experiencia difícil de encontrar en futbolistas de su edad.
Con 17 años fue convocado por el entonces seleccionador absoluto de Venezuela Noel Sanvicente para la Copa América-2015, competición en la que repitió presencia un año después.
Aunque aún suplente en la ‘Vinotinto’ absoluta, Faríñez ya se había hecho con el puesto en el Caracas, con el que ha disputado partidos de la Copa Libertadores, y con el que estableció un récord de imbatibilidad en su club de 689 minutos.
“¿Si fue todo muy rápido? Diría que sí, pero siempre me esforcé y tomé los consejos que me dieron”, manifiesta sereno y humilde.
“Pasar dos Sudamericanos te da mucha experiencia, poco a poco vas aprendiendo de esos jugadores que te van dejando su granito de arena de lo que es el fútbol y de lo que te puedes encontrar en un futuro”, añade.
– Casillas como referente –
Faríñez estuvo cerca de recalar en las categorías inferiores del Real Madrid, para las que hizo unas pruebas cuando aún era un adolescente. Aunque no fue aceptado, pudo ver de cerca el escenario donde se preparaba su ídolo Iker Casillas.
“Es un ejemplo por su experiencia y por todo lo que ha ganado”, confesó en una entrevista a la FIFA.
Faríñez destaca por su sobriedad y agilidad bajo palos. Con la ‘Mini-vinotinto’ ha cerrado la primera fecha sin tener que recoger un sólo balón de entre sus redes, y no se pone techo en la cita de Corea del Sur.
“Sueño con quedar campeón del mundo”, afirmaba hace unas semanas en la página de internet de la FIFA. “Estamos preparándonos para eso y confío plenamente en nuestro trabajo y en Dios”.
A las puertas del duelo de octavos, Faríñez y Venezuela van por el buen camino.

- Advertisment -